Có­mo con­su­mir­los

Super Campo - - Fruticultura Arándanos -

Es re­co­men­da­ble co­mer un pu­ña­do de arán­da­nos en vez de pro­bar­los de a uno. Eso ha­ce que se com­bi­nen los di­fe­ren­tes sa­bo­res en la bo­ca dejando un gus­to inigua­la­ble.

Man­te­ner­los re­fri­ge­ra­dos. Al ser un pro­duc­to al­ta­men­te pe­re­ce­de­ro de es­ta for­ma es po­si­ble pro­lon­gar su vi­da útil.

Pre­fe­ren­te­men­te con­su­mir­los fres­cos: en ca­so de que se em­pie­cen a po­ner ma­du­ros, se pue­den uti­li­zar en sal­sas, mer­me­la­das, ju­gos, etc. Tam­bién se los pue­de con­ge­lar pa­ra su pos­te­rior con­su­mo.

Es un pro­duc­to muy ver­sá­til: se pue­de in­cluir en pre­pa­ra­cio­nes sa­la­das co­mo dul­ces. Tam­bién se pue­de co­mer co­mo snack pa­ra cual­quier mo­men­to del día, ideal pa­ra re­em­pla­zar tentaciones dul­ces. Muy bueno pa­ra to­da la fa­mi­lia, prin­ci­pal­men­te, pa­ra los más chi­cos.

Tips pa­ra sa­ber si es­tá lis­to pa­ra con­su­mir: dar vuel­ta la cu­be­ta y revisar que no ha­ya arán­da­nos aplas­ta­dos o en mal es­ta­do. El arán­dano tie­ne que te­ner un co­lor azu­la­do com­ple­to en to­da la ba­ya y de­be es­tar re­cu­bier­to de una ce­ra blan­que­ci­na (lla­ma­da bloom), lo cual es se­ñal de fres­cu­ra y ca­li­dad. Tam­bién se eva­lúa fir­me­za, aci­dez y dul­zor. Ade­más, que es­té en­va­sa­da sin es­tar amon­to­na­da (en ca­ji­tas per­fo­ra­das pa­ra que cir­cu­le el ai­re).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.