FER­TI­LI­ZA­CIÓN.

Los rin­des de la so­ja vie­nen a la re­tran­ca por­que no se ajus­tan las do­sis de los fer­ti­li­zan­tes. Y tam­bién por­que no se cambia el mo­do de apli­ca­ción. Re­co­men­da­cio­nes de Fer­ti­li­zar en un año en que la in­ver­sión vuel­ve con ga­nan­cias.

Super Campo - - News - Por Ga­briel Quái­zel.

Re­co­men­da­cio­nes pa­ra la nu­tri­ción del cul­ti­vo de so­ja.

LA GRUE­SA arran­có con bue­na hu­me­dad en el sue­lo –en ex­ce­so en mu­chos ca­sos- y un pro­nós­ti­co de con­ti­nui­dad de llu­vias pa­ra la primavera. Es de­cir, las con­di­cio­nes que ha­cen fal­ta pa­ra en­ca­rar la siem­bra de so­ja apun­tan­do a te­ner los ren­di­mien­tos más al­tos y las ma­yo­res ga­nan­cias, a par­tir de una in­ver­sión que se pue­de re­cu­pe­rar con cre­ces al fi­nal.

Des­de ha­ce 3 años los pre­cios de los fer­ti­li­zan­tes se man­tie­nen es­ta­bles, mien­tras me­jo­ra la re­la­ción con los pre­cios de los cul­ti­vos (re­la­ción in­su­mo pro­duc­to –IP-). En nú­me­ros de la Aso­cia­ción Ci­vil Fer­ti­li­zar, la re­la­ción IP pa­ra la apli­ca­ción de fós­fo­ro, el nu­trien­te de ma­yor res­pues­ta en rin­de, es de 2,5 (con DAP) y de azu­fre es de ca­si 1,5 (con SPS).

Pe­ro, las em­pre­sas se que­jan de que la so­ja no les mue­ve el ne­go­cio. “El pro­duc­tor es­tá en una si­tua­ción con­for­ta­ble”, di­jo el vi­ce­pre­si­den­te de Fer­ti­li­zar, Jor­ge Bas­si, quien de­fi­nió a la olea­gi­no­sa co­mo “el es­la­bón per­di­do”. ES­LA­BÓN PER­DI­DO. En so­ja, el área fer­ti­li­za­da al­can­za el 62% de la su­per­fi­cie, con do­sis de 40 a 80 kg de su­per­fos­fa­to que res­pon­den al con­cep­to de arran­ca­dor. “Es­ta­mos per­dien­do pro­teí­nas, di­ne­ro y ba­lan­ce de nu­trien­tes”, di­jo Bas­si.

Fer­ti­li­zar ma­ne­ja una am- plia red de en­sa­yos, en los cua­les con­fir­ma siem­pre el am­plio be­ne­fi­cio de co­rre­gir las do­sis que vie­nen apli­can­do los pro­duc­to­res. “Hoy, 4000 ki­los pue­de ser el rin­de pro­me­dio en to­da la re­gión agrí­co­la nú­cleo”, afir­mó Bas­si.

Dos ca­sos de la red de Fer­ti­li­zar. En Cha­bás un pro­duc­tor que ha­bía lo­gra­do 4.470 kg/ ha, el año pa­sa­do apli­có con un cos­to ex­tra de 45 dó­la­res y al­can­zó 5.144 kg/ha: tri­pli­có la in­ver­sión por­que re­ci­bió 120 dó­la­res a la co­se­cha (por la res­pues­ta de 674 kg más).

En Ve­na­do Tuer­to: a un agri­cul­tor que só­lo usa­ba fos­fa­to mo­no­amó­ni­co (MAP) a la siem­bra se le re­co­men­dó una apli­ca­ción ex­tra -con un cos­to de 40 dó­la­res-, de fós­fo­ro y azu­fre,

lo que le per­mi­tió ga­nar 500 ki­los, con lo cual pa­só de 3.450 kg/ha a 3.949 kg/ha. CON­SE­JOS. “Las fer­ti­li­za­cio­nes ba­lan­cea­das con al­tas do­sis de fós­fo­ro an­ti­ci­pa­do, azu­fre y mi­cro­nu­trien­tes son he­rra­mien­tas pro­ba­das pa­ra lo­grar ele­var los ren­di­mien­tos me­dios his­tó­ri­cos en lo­tes de pro­duc­ción”, ase­ve­ró el ase­sor téc­ni­co Andrés Gras­so. Y re­for­zó la idea ini­cial: “hay nu­me­ro­sos en­sa­yos que de­mues­tran que te­ne­mos im­por­tan­tes li­mi­tan­tes nu­tri­cio­na­les en so­ja”. Pe­ro apun­tó tam­bién a las co­rrec­cio­nes en el ma­ne­jo. “La prác­ti­ca ge­ne­ra­li­za­da del su­per­fos­fa­to co­mo arran­ca­dor tie­ne dos con­se­cuen­cias di­rec­tas so­bre el sis­te­ma so­je­ro: la pri­me­ra es que en gran par­te de la su­per­fi­cie cul­ti­va­da no se lo­gran los rin­des al­can­za­bles con la tec­no­lo­gíag ac­tual ppor unas ub nu­tri­ción, ción,cyl ase­gun­da es el em­po­bre­ci­mien­to obre ci­mien­to o de los ni­ve­les de fós­fo­ro y azu­fre del sue­lo”. e elo”.

Las re­co­menm men­da­cio­nes pa­ra araa el ma­ne­jo ded nu­trien­tes al mo­men­to dep la- pla­ni­fi­car­la fer­ti­li­za­li­za­ción son es­tas: as:

Ni­tró­ge­noo (N): En si­tua­cio­nes nor­ma­le­sor­ma­le­so la so­ja lo-logra cu­brir sus ne­ce­si­da­des de N vía fi­ja­ción bio­ló­gi­ca. "Por es­to, elP­ye­lS­sonl os nu­trien­tes que en ma­yor me­di­da li­mi­tan la pro­duc­ti­vi­dad de la so­ja”, di­jo Gras­so. Ade­más hay que re­cor­dar que la fi­ja­ción de N es ma­yor cuan­do la dis­po­ni­bi­li­dad deP­yS es ade­cua­da.

Fós­fo­ro (P): De acuer­do a en­sa­yos de 7 años desa­rro­lla­dos por Fer­ti­li­zar­las res­pues­tas a P“se in­cre­men­ta­ron en for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va” y al­can­zan a más de 1000 kg/ha, por ejem­plo en sue­los are­no­sos con ba­jos ni­ve­les de P dis­po­ni­ble (me­nos de 13 ppm).

En ge­ne­ral, “la prác­ti­ca del pro­duc­tor con do­sis de arran­ca­dor a la siem­bra de en­tre 40 a 80 kg/ha de su­per­fos­fa­to tri­ple) es efi­cien­te por­que logra un in­cre­men­to de 523 kg/ha con do­sis ba­jas de fós­fo­ro. Pe­ro es­tas do­sis no al­can­zan pa­ra lo­grar los rin­des po­ten­cia­les. En los mis­mos en­sa­yos, cuan­do se fer­ti­li­zó con do­sis ade­cua­das (100 a 150 kg/ha de su­per­fos­fa­to tri­ple) el rin­de au­men­tó a 917 kg/ha res­pec­to del tes­ti­go”. Pa­ra el es­pe­cia­lis­ta, al ele­var la do­sis es muy im­por­tan­te tam­bién cam­biar la for­ma de apli­ca­ción. “Los me­jo­res re­sul­ta­dos se lo­gra­ron con apli­ca­cio­nes di­vi­di­das: 70% apli­ca­do al vo­leo an­ti­ci­pa­do en el in­vierno y 30% co­mo arran­ca­dor a la siem­bra. Ade­más de la me­jor efi­cien­cia agro­nó­mi­ca, evi­ta­mos so­bre­car­gar la sem­bra­do­ra y te­ner pro­ble­mas de ger­mi­na­ción”.

Azu­fre (S): Su de­fi­cien­cia es­tá muy ex­ten­di­da en la Re­gión Pam­pea­na. Exis­ten nu­me­ro­sas evi­den­cias que mues­tran res­pues­taspp medias en so­ja de 348 kg de so­ja/ha. “Las do­sis ha­bi­tuha­bi­tua­les in­clui­das en la mezc mez­cla arran­ca­do­ra ge­ne­ra ge­ne­ral­men­te no su­pera pe­ran los 7 ki­los de azu azu­fre por hec­tá­rea y no re­suel­ven la dde­fi­cien­cia”. La re­co­re­co­men­da­ción es po­ne­po­ner do­sis mí­ni­mas­mas de 12 a 15 kg/ha. Co­mo en el ca­so del fós­fo­ro,fo­ro, las apli­ca­cio­ne­sa­pli­ca­ci an­ti­ci­pa­das son al­ta­men­te efi­cien­tes.

Mi­cro­nu­trien­tes: El bo­ro fue re­por­ta­do en los úl­ti­mos años co­mo un nu­trien­te con res­pues­ta fre­cuen­te en apli­ca­cio­nes fo­lia­res en­tre R1 y R3 en cul­ti­vos bien ma­ne­ja­dos con ino­cu­la­ción, fós­fo­ro y azu­fre. En la red de Fer­ti­li­zar el tra­ta­mien­to con zinc a la siem­bra ha lo­gra­do res­pues­tas interesantes en sue­los con con­te­ni­dos de Zn por de­ba­jo del um­bral de 1 ppm en cul­ti­vos bien nu­tri­dos.

kg/ha es la res­pues­ta a fer­ti­li­za­cio­nes con fós­fo­ro en en­sa­yos de más de 7 años.

En so­ja el área fer­ti­li­za­da al­can­za el 62% con do­sis de 40 a 80 kg de su­per­fos­fa­to co­mo arran­ca­dor.

Se­gún los es­pe­cia­lis­tas de Fer­ti­li­zar, en gran par­te de los lo­tes de la Pam­pa Hú­me­da no se al­can­zan los rin­des po­ten­cia­les por pro­ble­mas de sub­nu­tri­ción de los cul­ti­vos. Y tam­bién por el em­po­bre­ci­mien­to en los ni­ve­les de Fós­fo­ro y Azu­fre en los sue­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.