SHORT­HORN.

La Aso­cia­ción de Cria­do­res de la ra­za Short­horn con­cre­tó el se­gun­do re­ma­te de un pro­gra­ma es­pe­cial con re­pro­duc­to­res cria­dos en igua­les con­di­cio­nes pa­ra que ter­mi­nen mos­tran­do su di­fe­ren­cia ge­né­ti­ca y co­mer­cial.

Super Campo - - News - Por Ga­briel Quái­zel.

La aso­cia­ción de cria­do­res reali­zó un re­ma­te es­pe­cial en ba­se a un Pro­gra­ma To­ros, con re­pro­duc­to­res cria­dos en igua­les con­di­cio­nes.

POR SE­GUN­DO AÑO la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Cria­do­res de Short­horn reali­zó el re­ma­te es­pe­cial del Pro­gra­ma To­ros, una ini­cia­ti­va úni­ca en­tre las ra­zas ga­na­de­ras, aun­que ya em­pe­za­ron a co­piar otras. Sim­pli­fi­can­do, se tra­ta de criar to­ri­tos de la mis­ma edad en un mis­mo cam­po con el mis­mo cui­da­do y ali­men­ta­ción (pas­to­ril) du­ran­te 10 me­ses pa­ra fi­nal­men­te sa­car­los a la ven­ta, con el al­to va­lor de lle­var una in­for­ma­ción que va mu­cho más allá de la con­for­ma­ción fí­si­ca (fe­no­ti­po) pa­ra que ca­da ga­na­de­ro pue­da con­cre­tar la com­pra de un re­pro­duc­tor que se ajus­te a las ne­ce­si­da­des de su ro­deo.

“De es­ta ma­ne­ra y con las ca­rac­te­rís­ti­cas que fue­ron eva­lua­das, las di­fe­ren­cias en­tre los to­ros son atri­bui­bles só­lo a la ge­né­ti­ca”, in­di­có Agus­tín Arro­yo, coor­di­na­dor y re­fe­ren­te del Pro­gra­ma. El ge­ren­te de la Aso­cia­ción Short­horn, Fa­bián Gar­cía, apor­tó que “la vir­tud, for­ta­le­za y lo que dis­tin­gue a es­tos to­ros es que nin­gún otro re­pro­duc­tor de la ra­za tie­ne to­das las me­di­cio­nes y eva­lua­cio­nes de és­tos a la ho­ra de la ven­ta”. ME­DI­CIO­NES. El pro­gra­ma arran­có en 2016 y se re­pi­tió

es­te 2017 en el es­ta­ble­ci­mien­to El Cha­já, de la fir­ma Ibis de la fa­mi­lia Dow­ney, en el par­ti­do bo­nae­ren­se de 9 de Ju­lio. Has­ta allí lle­ga­ron re­pro­duc­to­res de 10 ca­ba­ñas que re­mi­tie­ron en­tre dos y tres ani­ma­les ca­da una (de pe­di­grí y pu­ro con­tro­la­do) has­ta al­can­zar 24 to­ros den­tro del pro­gra­ma.

Las eva­lua­cio­nes que se rea­li­za­ron fue­ron: con­trol de pe­so pa­ra me­dir la ca­pa­ci­dad de cre­ci­mien­to; eva­lua­ción de la ca­li­dad tes­ti­cu­lar pa­ra es­ti­mar la actitud re­pro­duc­ti­va, el po­ten­cial de en­to­re y la ca­pa­ci­dad de ser­vi­cio; eco­gra­fías del área de ojo de bi­fe y es­pe­sor de gra­sa dor­sal pa­ra pro­yec­tar la ca­li­dad car­ni­ce­ra y el mar­mo­rea­do. Y se eva­luó el fe­no­ti­po a tra­vés de la apre­cia­ción vi­sual de 3 téc­ni­cos de­sig­na­dos por la Aso­cia­ción: Al­ber­to Al­ma­da, Jor­ge y Pa­tri­cio Sin­clair y Juan Mar­tín Nar­baitz.

Con es­to se ela­bo­ró un “ín­di­ce de mé­ri­to”. La úl­ti­ma me­di­ción (la cuar­ta) se hi­zo en sep­tiem­bre; y en oc­tu­bre los ejem­pla­res se re­ma­ta­ron en la 120ª Ex­po­si­ción Ru­ral de la So­cie­dad Ru­ral de 9 de Ju­lio.

Ba­jo el mar­ti­llo de la con­sig­na­ta­ria Cam­pos & Ga­na­dos, el lo­te 1 de la fir­ma Ibis (el primer to­ro en el mé­ri­to) fue com­pra­do en 46 mil pe- sos –má­xi­mo- por la ca­ba­ña Los To­ri­tos, de Sa­lli­que­ló, de Nor­ber­to Plaul. El pro­me­dio de las ven­tas fue de 39 mil pe­sos (el pre­cio más ba­jo fue de 35 mil) lo que de­jó más que sa­tis­fe­chos a los cria­do­res. CON­CEP­TOS. La Prue­ba De Pro­duc­ción De To­ros Short­horn a Cam­pop –el nom­bre com­ple­to- tie­ne­nen tres ob­je­ti­vos, ex­pli­ca­dos po­ro­ro Agus­tín Arro-Arro­yo. “Uno es téc­ni­co:é éc­ni­co: la me­di­ción de la­sa­sa ca-ca­pa­ci­da­des deee los re­pro­duc­to­res res con el es­que­ma ma de man­te­ner­los los en un cam­po con las mismas con­din­din cio­nes am­bien­ta­les, nta­les,n de sa­ni­dad, ma­ne­jom y ali­men­ta­ción”. ”.

Otro ob­je­ti­vo es “co­mer­cial: dar la ma­yor in­for­ma­ción po­si­ble a los com­pra­do­res”. Y el ter­ce­ro es de ti­po pro­mo­cio­nal: “mos­trar que la ra­za Short­horn es­tá vi­gen­te y que es­tá in­no­van­do, rea­li­zan­do ac­cio­nes, mos­trán­do­se en el me­jor ni­vel del mer­ca­do”.

Pa­ra Fa­bián Gar­cía, el pro­gra­ma fa­ci­li­ta “mo­ni­to­rear las lí­neas ge­né­ti­cas en la ra­za y sus for­ta­le­zas: al­gu­nas tie­nen más área de ojo de bi­fe, otras me­jor ga­nan­cia dia­ria o me­jor ap­ti­tud re­pro­duc­ti­va”. El pro­gra­ma per­mi­te tam­bién sa­ber “có­mo ac­túa la de­man­da” en los re­ma­tes. “Acá no hay un gga­na­dor y un per­de­dorp sino re­pro­duc­to­res cca­rac­te­ri­za­dos en de­ter­mi­na­da con­di­ción”, agre­gó el ge­ren­te. Así, el rem­re­ma­te tu­vo cu­rio­si­da­si­da­des. En prin­ci­pi­ci­pio, hu­bo ca­ba­ñe­r­ñe­ros que ha­bían es­tes­ta­do en 2016 y vol­vol­vie­ron pa­ra com­com­prar­le más to­ros aal mis­mo pro­pie­ta­rio,pie­ta­rio, iin­de­pen­dien­te del "mé­ri­to" del re­pro­duc­tor. “Uno que se lle­vó un to­ro que usó so­bre va­ca ne­gra lo­gró ter­ne­ros que al des­te­te tu­vie­ron una ga­nan­cia de pe­so de 15 ki­los más que los ne­gros pu­ros. Ese, es­te año com­pró dos”.

pe­sos fue el pro­me­dio pa­ga­do por los 24 to­ros que cum­plie­ron el pro­gra­ma.

El pro­gra­ma tu­vo una nue­va re­per­cu­sión en­tre los ca­ba­ñe­ros de la zo­na. Mu­chos lle­ga­ron in­tere­sa­dos en los da­tos y de­ja­ron en un se­gun­do plano los as­pec­tos fe­no­tí­pi­cos de los ejem­pla­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.