IN­SER­TAR ALI­MEN­TOS EN EL MUN­DO.

Super Campo - - News - Por Mar­ce­lo Eli­zon­do.

El co­mer­cio mun­dial se con­cen­tra en un pu­ña­do de dis­tri­bui­do­res y tra­ders que ma­ne­jan al­re­de­dor del 80% de los bie­nes ex­por­ta­bles. La Ar­gen­ti­na co­lo­ca en es­te cir­cui­to ape­nas un 30% de sus ex­por­ta­cio­nes. Hoy la clave ra­di­ca en có­mo se re­la­cio­na un país con los gran­des vehícu­los de co­mer­cia­li­za­ción de ali­men­tos, que son fir­mas mul­ti­na­cio­na­les o ca­de­nas co­mer­cia­les cu­yo vo­lu­men de ven­tas su­pera el PBI de la ma­yo­ría de los paí­ses del mun­do.

Ade­más de ca­li­dad en la pro­duc­ción hay que te­ner bue­nas pla­ta­for­mas de co­mer­cia­li­za­ción. La estrategia ra­di­ca en co­nec­tar­se con po­ten­cia­les in­ver­so­res, so­cios ex­tran­je­ros y com­pra­do­res in­ter­na­cio­na­les que fa­ci­li­ten el in­gre­so a los dis­tin­tos mer­ca­dos.

Es­tos dis­tri­bui­do­res y tra­ders que ma­ne­jan el 80% de los bie­nes ex­por­ta­bles son em­pre­sas que man­tie­nen víncu­los con otras com­pa­ñías de ma­ne­ra sis­té­mi­ca, cons­tan­te, re­pe­ti­ti­va y que se ex­pan­den por to­do el mun­do. La pro­duc­ción y el co­mer­cio se mue­ve a tra­vés de es­tas Ca­de­nas Glo­ba­les de Va­lor, en don­de la ar­qui­tec­tu­ra de re­la­cio­nes es­ta­bles y aso­cia­cio­nes son muy im­por­tan­tes.

La in­cor­po­ra­ción den­tro de es­te cir­cui­to y en­tra­ma­do de re­des per­mi­te de­rrum­bar mu­chas de las tra­bas que los pro­duc­tos ar­gen­ti­nos en­cuen­tran en las fron­te­ras. Con­ver­tir a es­tas fir­mas en so­cias ayu­da mu­cho, ya que son el vehícu­lo ideal pa­ra que el pro­duc­to lle­gue al pú­bli­co. So­bre to­do en paí­ses exi­gen­tes que po­nen mu­chas di­fi­cul­ta­des al in­gre­so.

Uno de los epi­cen­tros de la ofer­ta ex­por­ta­ble de la Ar­gen­ti­na re­si­de en un con­jun­to de na­cio­nes que son gran­des con­su­mi­do­res de ali­men­tos y que po­seen me­nos res­tric­cio­nes a la ho­ra de im­por­tar pro­duc­tos ma­nu­fac­tu­ra­dos. Ahí in­clui­ría a paí­ses del nor­te de Áfri­ca, de Asia Pa­ci­fi­co o in­clu­so de La­ti­noa­mé­ri­ca. Por ejem­plo, la re­gión del sud­es­te asiá­ti­co (con Sin­ga­pur, Ma­la­sia, In­do­ne­sia y Fi­li­pi­nas a la ca­be­za) re­pre­sen­ta un cuar­to de to­das las im­por­ta­cio­nes mun­dia­les de ali­men­tos. Hoy la Ar­gen­ti­na ex­por­ta más al con­ti­nen­te asiá­ti­co que al pro­pio Mer­co­sur.

Es en La­ti­noa­mé­ri­ca don­de más rá­pi­da­men­te Ar­gen­ti­na de­be­ría es­tar cre­cien­do en tér- mi­nos de pro­vi­sión de bie­nes ela­bo­ra­dos. Te­ne­mos paí­ses con una enor­me di­men­sión en sus mer­ca­dos y de mu­chí­si­mo con­su­mo, co­mo Bra­sil -el quin­to país más po­bla­do del mun­do- y Mé­xi­co -que ocu­pa el dé­ci­mo lu­gar-. Mu­chas de nues­tras em­pre­sas, so­bre to­do Py­MES, van a te­ner me­nos di­fi­cul­ta­des pa­ra en­ta­blar re­la­cio­nes con es­tos paí­ses que con otros más ale­ja­dos, ya sea por idio­ma, cul­tu­ra, nor­mas le­ga­les si­mi­la­res, una lo­gís­ti­ca me­nos com­pli­ca­da y un co­no­ci­mien­to pre­vio con otras em­pre­sas que ope­ran des­de ha­ce tiem­po.

Res­pec­to a los mer­ca­dos más in­dus­tria­li­za­dos co­mo Es­ta­dos Uni­dos y la Unión Eu­ro­pea que tie­nen sus pro­pias pro­duc­cio­nes de ali­men­tos ela­bo­ra­dos y don­de se di­fi­cul­ta el in­gre­so de bie­nes con agre­ga­do de va­lor, tam­bién hay una opor­tu­ni­dad. Se ha avan­za­do en un acuer­do de libre co­mer­cio en­tre la Unión Eu­ro­pea y el Mer­co­sur y es pro­ba­ble que an­tes de fin de año se fir­me un pro­to­co­lo de en­ten­di­mien­to en­tre los dos blo­ques. Pe­ro si la Ar­gen­ti­na quie­re con­ver­tir­se en una op­ción se­ria to­da­vía de­be cum­plir con una se­rie de re­qui­si­tos que se exi­gen internacionalmente en ma­te­ria de es­tán­da­res de pro­ce­di­mien­tos y cer­ti­fi­ca­cio­nes de tra­za­bi­li­dad.

Se ne­ce­si­ta in­ver­sión, co­no­ci­mien­to, in­no­va­ción y tec­no­lo­gía en los pro­ce­sos. Pe­ro por so­bre to­das las co­sas, te­ne­mos que bus­car alia­dos en­tre los com­pra­do­res in­ter­na­cio­na­les que le ven­dan al pú­bli­co mun­dial to­do lo que no­so­tros po­de­mos abas­te­cer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.