EL FU­TU­RO PO­SI­BLE DEL BIO­DIE­SEL AR­GEN­TINO.

Super Campo - - News - Por Clau­dio Mo­li­na

Las in­dus­trias pe­tro­le­ras que ope­ran en el downs­tream y las in­dus­trias au­to­mo­tri­ces lo­ca­les, sal­vo ex­cep­cio­nes –co­mo el ca­so de Sca­nia, por ci­tar al­gu­na-, tie­nen mu­chos re­pa­ros res­pec­to a la po­si­bi­li­dad que se in­cre­men­te en un fu­tu­ro cer­cano el uso de bio­com­bus­ti­bles. In­flu­yen en es­ta pos­tu­ra cues­tio­nes de ín­do­le téc­ni­ca y de mer­ca­do, fun­da­men­tal­men­te afec­tan a las com­pa­ñías pe­tro­le­ras y aquellas au­to­mo­tri­ces que se ven ame­na­za­das por un even­tual avan­ce de la in­dus­tria bra­si­le­ña, que es mu­cho más com­pe­ti­tit­va.

Es fun­da­men­tal que la Au­to­ri­dad de Apli­ca­ción pro­fun­di­ce el pro­ce­so que vie­ne re­gis­tran­do pa­ra ha­cer más trans­pa­ren­te el fun­cio­na­mien­to del Pro­gra­ma Na­cio­nal de Bio­com­bus­ti­bles, tan­to en as­pec­to de pre­cios, se­gu­ri­dad, ca­li­dad, me­dio am­bien­te, asig­na­cio­nes de cu­pos, etc.

Se re­quie­re la eli­mi­na­ción de la Uni­dad Eje­cu­ti­va In­ter­dis­ci­pli­na­ria de Mo­ni­to­reo. Por la lí­nea de pen­sa­mien­to que ex­te­rio­ri­zan al­gu­nos fun­cio­na­rios re­le­van­tes del Go­bierno Na­cio­nal, es pro­ba­ble que se pro­duz­ca pron­to una pau­la­ti­na des­re­gu­la­ción de la po­lí­ti­ca in­ter­na en ma­te­ria de bio­com­bus­ti­bles. Es es de es­pe­rar cam­bios en la de­ter­mi­na­ción de los pre­cios de los bio­com­bus­ti­bles des­ti­na­dos a aten­der la de­man­da de las com­pa­ñías pe­tro­le­ras que efec­túan el cor­te en cum­pli­mien­to de lo pre­vis­to por los ar­tícu­los 7 y 8 de la Ley 26.093, co­mo así tam­bién, un im­por­tan­te au­men­to en el ni­vel de de­re­chos de ex­por­ta­ción del bio­dié­sel.

Re­sul­ta tras­cen­den­te au­men­tar la in­ser­ción de los bio­com­bus­ti­bles en la ma­triz ener­gé­ti­ca ar­gen­ti­na. En cuan­to al bio­dié­sel, an­te el ame­se­ta­mien­to que se ha pro­du­ci­do en el mer­ca­do in­terno de es­te pro­duc­to, hay que po­ner en vi­gen­cia rá­pi­da­men­te el B12, pa­ra pa­sar lue­go a B12 y a B20. Pa­ra ello, la in­dus­tria de bio­dié­sel de­be con­sen­suar con el Go­bierno Na­cio­nal, la in­dus­tria au­to­mo­triz y las com­pa­ñías pe­tro­le­ras, al­gu­nos en­sa­yos re­pre­sen­ta­ti­vos y au­di­ta­dos que eli­mi­nen las du­das que al­gu­nos ac­to­res de es­tas dos úl­ti­mas in­dus­trias tie­nen so­bre la fun­cio­na­li­dad del bio­dié­sel en esos cor­tes por­cen­tua­les y abran pa­so a la im­ple­men­ta­ción de di­chos pro­gra­mas. En to­dos los ca­sos hay que man­te­ner un sur­ti­dor de res­pal­do con B10. To­do ello es téc­ni­ca­men­te via­ble y eco­nó­mi­ca­men­te po­si­ble.

En ma­te­ria de uso de bio­dié­sel en la ge­ne­ra­ción eléctrica, de­be tra­ba­jar­se ac­ti­va­men­te pa­ra que pron­to se cum­pla el man­da­to de uso de bio­dié­sel en un 10%. Hay que to­mar en cuen­ta que si bien, al­gu­nas tur­bi­nas de ci­clo com­bi­na­do pre­sen­tan cier­tos pro­ble­mas con la ca­li­dad con­ven­cio­nal del bio­die­sel en épo­ca in­ver­nal –no así con el bio­dié­sel des­ti­la­do-, los mo­to­res son ap­tos pa­ra uso in­ten­si­vo de es­te bio­com­bus­ti­bles, en por­cen­ta­jes su­pe­rio­res al 20%, lle­gan­do a al­gu­nos a to­le­rar un 50% y otros, el 100%.

La in­dus­tria ar­gen­ti­na de bio­dié­sel de­be ase­gu­rar un com­bus­ti­ble de muy bue­na ca­li­dad pro­me­dio, de ma­ne­ra de re­du­cir even­tua­les ries­gos que se pue­den pre­sen­tar con el uso en por­cen­ta­jes ma­yo­res al 12%, fun­da­men­tal­men­te cuan­do las tem­pe­ra­tu­ras son muy ba­jas, co­mo por ejem­plo, el de­ri­va­do de un pro­ce­so de des­ti­la­ción fi­nal, u otra al­ter­na­ti­va ten­dien­te a eli­mi­nar im­pu­re­zas que se pre­sen­tan con ba­jas tem­pe­ra­tu­ras.

En to­dos los ca­sos, re­sul­ta fun­da­men­tal que los sis­te­mas de transporte y al­ma­ce­na­mien­to de com­bus­ti­bles, sean so­me­ti­dos a los más exi­gen­tes es­tán­da­res de ca­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.