IN­VER­SIO­NES.

La ga­na­de­ría ya no es una in­ver­sión só­lo pa­ra los gran­des ju­ga­do­res. Los fi­dei­co­mi­sos su­man mu­chos se­gui­do­res y ase­gu­ran una ren­ta­bi­li­dad cer­ca­na al 10% anual.

Super Campo - - Junio Sumario - Car­los Bo­yad­jian. Por

Di­ver­sas ra­zo­nes y mo­da­li­da­des pa­ra in­ver­tir en el ne­go­cio ga­na­de­ro, don­de se des­ta­can fi­dei­co­mi­sos que pue­den ge­ne­rar una ren­ta­bi­li­dad del 10 por cien­to anual.

DES­DE SIEM­PRE se sa­be que el ne­go­cio ga­na­de­ro re­quie­re de una in­ver­sión ini­cial ele­va­da (en cam­pos ade­cua­dos y stock de ani­ma­les) y que, ade­más, exi­ge te­ner es­pal­das an­chas pa­ra en­fren­tar un pe­río­do de pro­duc­ción que va de tres a cua­tro años, has­ta que los ani­ma­les lle­gan a los cir­cui­tos de co­mer­cia­li­za­ción o pue­dan ser em­bar­ca­dos a los des­ti­nos de ex­por­ta­ción, tras su pa­so por fri­go­rí­fi­cos.

Pe­ro des­de ha­ce un tiem­po, nue­vas mo­da­li­da­des de fi­nan­cia­mien­to su­man in­ver­so­res no tra­di­cio­na­les a es­ta ac­ti­vi- dad. Los fon­dos ga­na­de­ros o fi­dei­co­mi­sos orien­ta­dos ex­clu­si­va­men­te a la pro­duc­ción de ga­na­do va­cuno ofre­cen opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión fle­xi­bles, con pla­zos de per­ma­nen­cia, en ge­ne­ral, anua­les y ren­ta­bi­li­da­des que ron­dan el 10% en tér­mi­nos reales, des­con­ta­da la in­fla­ción o las fluc­tua­cio­nes del ti­po de cam­bio. MOMENTUM. Pa­ra los ana­lis­tas és­te es un buen mo­men­to pa­ra en­trar al ne­go­cio ga­na­de­ro y cap­tu­rar una ren­ta in­tere­san­te, en un tiem­po re­la­ti­va­men­te cor­to. No obs­tan­te, re­co­mien­dan per­ma­ne­cer en la ac­ti­vi­dad a me­diano pla­zo, es­to es, de tres a cin­co años, ar­gu­men­tan­do que aún en mo­men­tos de vo­la­ti­li­dad cam­bia­ria co­mo los ac­tua­les, la car­ne va­cu­na siem­pre ter­mi­na acom­pa­ñan­do los vai­ve­nes del ti­po de cam­bio, con lo que la ren­ta­bi­li­dad fi­nal­men­te es po­si­ti­va, me­di­da en mo­ne­da du­ra.

Uno de los pro­yec­tos más lon­ge­vos en es­te ni­cho de in­ver­sión es el Club del In­ver­sor Ga­na­de­ro, que ini­ció el proyecto en el año 2000 pe­ro cu­yos im­pul­so­res es­tán en

la ac­ti­vi­dad ga­na­de­ra des­de ha­ce seis dé­ca­das. Se tra­ta de una ini­cia­ti­va­ti­va de pro­duc­pro­duc ción de car­nee a pas­to, que bus­ca unir a pro­duc-pro­duc­to­res que ne­ce­si­tan esi­tan ocu­par sus ca­mam­pos ocio­sos con­con in­ver­so­res que ue es­tán in­tere­sa­sa­dos en par­ti­ci­par, par, de al­gún mo­do, odo, de la pro­duc­ción cción ga­na­de­ra, conn una in-in­ver­sión se­gu­raa y ren­ta­ble en dó­la­res.

“Pue­do ase­gu­rar que es­ta in­ver­sión es mu­cho me­jor que el dó­lar, que el pla­zo fi­jo y mu­chí­si­mo me­jor que las in­ver­sio­nes in­min­mo­bi­lia­rias”, sos­tie­ne Gre­goG­re­go­rio Abe­ras­tu­ri,ri, Di­rec­toDi­rec­tor Eje­cu­ti­vo y fun­da fundador del Club del InIn­ver­sor Ga­na­de­ro de­ro. El proyecto con con­sis­te en com­pra prar ter­ne­ros de 180 ki­los y lle­var­los­los a no­vi­llos de 400/ 45450 ki­los con des­ti­nad des­ti­na­do ala ex­por­ta­ción. ta­ción. El in ve in­ver­sor ha­ce un apor­te de ca­pi­tal que de­pen­de del ti­po y ta­ma­ño del lo­te, con pla­zos de per­ma­nen­cia (mí- ni­mos) de 12 a 18 me­ses, una al­ter­na­ti­va ideal pa­ra in­ver­so­res con perfil con­ser­va­dor y de lar­go pla­zo.

“Que­re­mos rom­per con el sis­te­ma en el cual un ter­ne­ro a los ocho me­ses va a un co­rral y a los diez me­ses se es­tá fae­nan­do. Bus­ca­mos que ese ci­clo pro­duc­ti­vo con­ti­núe en el cam­po, que las ter­ne­ras se con­vier­tan en ma­dres y que los ter­ne­ros se con­vier­tan en no­vi­llos de 450 ki­los pa­ra ex­por­ta­ción”, ex­pli­ca Abe­ras­tu­ri. RE­CAL­CU­LAN­DO. Ale­jan­dro Fa­ra, es­pe­cia­lis­ta de la di­rec­ción de negocios ga­na­de­ros de AdB­lick, ase­gu­ra que el ne­go­cio es­tá cam­bian­do. “En 2017 el 75% de la pro­duc­ción se ha­cía con sis­te­mas in­ten­si­vos a co­rral (feed­lot), hoy la ma­yor par­te es re­cría a pas­to”. La ex­pli­ca­ción es que el pre­cio del maíz y la suba del ti­po de cam­bio obli­gan a re­di­se­ñar el ne­go­cio.

“Hoy hay que apun­tar a po­ten­ciar la re­cría larga en pas­to (al­fal­fa, bur­lan­da), es la ma­ne­ra de es­ca­par un po­co del maíz y apro­ve­char la ter­mi­na­ción en los úl­ti­mos 90 o 100 días pa­ra lle­var el ani­mal de 300 a 450 ki­los y lo­grar la gra­sa jus­ta”, pre­ci­sa Fa­ra.

AdB­lick ma­ne­ja un ne­go­cio in­te­gra­do de re­cría y ter­mi­na­ción de unas 10.000 ca­be­zas en di­ver­sas zo­nas del país, pe­ro su ob­je­ti­vo es la ex­por­ta­ción, que se­gún di­ce Fa­ra “se­rá el ne­go­cio del se­gun­do se­mes­tre”. Los in­ver­so­res pue­den in­gre­sar con un tic­ket mí­ni­mo de $350.000, en una in­ver­sión que pro­yec­ta una ren­ta­bi­li­dad de 8/10% en dó­la­res u 8% en ki­los de car­ne.

El úl­ti­mo año AdB­lick Ga­na­de­ría ad­mi­nis­tró un fon­do de $45 mi­llo­nes y 125 in­ver­so­res, pe­ro pa­ra la sus­crip­ción que fi­na­li­za en ju­nio se es­pe­ran 140/160 in­ver­so­res y un mon­to de $80 mi­llo­nes.

Flo­ren­cia Tor­to­re­lla, so­cia de Ges­tio­nAr y di­rec­to­ra de Co­mu­ni­ca­ción del fi­dei­co­mi­so, con­si­de­ra que “el año pa­sa­do el en­gor­de re­sul­tó más con­ve­nien­te por­que el maíz es­ta­ba ba­jo y el pre­cio del no­vi­llo re­tra­sa­do, por lo que era me­jor au­men­tar ki­los”. Pe­ro

eso cam­bió es­te año.

Tor­to­re­lla in­for­ma que en la úl­ti­ma sus­crip­ción de in­ver­so­res ad­mi­nis­tra­ron un fon­do de $10 mi­llo­nes con 1.000 ani­ma­les, pe­ro pa­ra el ac­tual ci­clo –has­ta el 15 de ju­lio es­tá abier­ta la sus­crip­ción- “se es­ti­ma lle­gar a $15 mi­llo­nes y 1.500 ani­ma­les”, que re­pre­sen­tan un cre­ci­mien­to del 50% anual. El mon­to mí­ni­mo pa­ra in­gre­sar es de $150.000 (unos u$s 6000 al cam­bio ac­tual), que se pa­ga por úni­ca vez, y con una ren­ta­bi­li­dad en­tre 7% y 9% en tér­mi­nos reales, des­con­ta­da la in­fla­ción.

Por su par­te, Wua­bi es una pla­ta­for­ma de fi­nan­cia­mien­to co­lec­ti­vo, no cons­ti­tui­da co­mo fon­do sino co­mo una em­pre­sa de in­ter­me­dia­ción di­gi­tal, pre­sen­tan­do pro­yec­tos que pue­den ser es­truc­tu­ra­dos co­mo fi­dei­co­mi­sos o pro­duc­to­res di­rec­tos.

“Vin­cu­la­mos ex­plo­ta­cio­nes pro­duc­ti­vas agro­pe­cua­rias con aho­rris­tas de to­do el país, por­que sa­be­mos que se pue­de ga­nar di­ne­ro fo­men­tan­do el desa­rro­llo y la ge­ne­ra­ción de ali­men­tos”, afir­ma Alan Borys­zans­ki, fundador y CEO de Wua­bi. PERS­PEC­TI­VAS. So­bre los ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros usua­les en el mercado ga­na­de­ro, el con­sul­tor Víc­tor To­ne­lli sos­tie­ne que “el es­que­ma del fi­dei­co­mi­so es el más re­co­men­da­do, da­do que hay un ter­ce­ro que con­tro­la ( fi­du­cia­rio) y tie­ne un marco le­gal que pro­te­ge al in­ver­sor, se­pa­ran­do su ca­pi­tal de ma­los re­sul­ta­dos even­tua­les”. Se­gún To­ne­lli “en el me­diano pla­zo la car­ne va­cu­na siem­pre ajus­ta al dó­lar” y tie­ne una ren­ta­bi­li­dad ne­ta del 10% o más. Ex­pli­ca que és­te es un buen mo­men­to pa­ra in­ver­tir por la fuer­te de­man­da de car­ne a ni­vel glo­bal, “que su­pe­rará la ca­pa­ci­dad de los paí­ses pro­vee­do­res de abas­te­cer­la, por lo que los pre­cios se­gui­rán cre­cien­do”. Y agre­ga: “Mien­tras los pre­cios de la car­ne de po­llo y cer­do en los úl­ti­mos 10 años cre­ció 10% (ín­di­ces FAO), la car­ne va­cu­na, que tie­ne de­man­da in­sa­tis­fe­cha, subió 60%”.

Los fi­dei­co­mi­sos ofre­cen opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión fle­xi­bles y pla­zos anua­les.

Gre­go­rio Abe­ras­tu­ri Club In­ver­sor Ga­na­de­ro

El ne­go­cio ga­na­de­ro cam­bió por el al­za del pre­cio del maíz. Hoy se pri­vi­le­gia la re­cría a pas­to en lu­gar del sis­te­ma in­ten­si­vo a co­rral (feed­lot).

Alan Borys­zans­ki CEO de Wua­bi

Ale­jan­dro Fa­ra AdB­lick Ga­na­de­ría

Víc­tor To­ne­lli

Con­sul­tor pri­va­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.