PER­SO­NAL.

Un pro­yec­to que reúne a pro­duc­to­res, es­pe­cia­lis­tas, ins­ti­tu­cio­nes y em­pre­sas se en­fo­ca so­bre aque­llos as­pec­tos que per­mi­ten ge­ne­rar más arrai­go.

Super Campo - - Sumario - Por Luis Ma­cha­do.

El Pro­yec­to Fac­tor Hu­mano en el Tam­bo bus­ca de­tec­tar aque­llos as­pec­tos pa­ra me­jo­rar en la re­la­ción con los tra­ba­ja­do­res pa­ra que és­tos no mi­gren de ac­ti­vi­dad.

UNO DE LOS TE­MAS que más es­tán preo­cu­pan­do a los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios en ge­ne­ral es la rotación de per­so­nal en sus es­ta­ble­ci­mien­tos de­bi­do a que las per­so­nas pre­fie­ren “pro­bar suerte” en las po­bla­cio­nes ur­ba­nas que per­ma­ne­cer en un tra­ba­jo en el cam­po. En el tam­bo, es­te te­ma tie­ne más in­ci­den­cia de­bi­do a que es una ac­ti­vi­dad que re­quie­re la de­di­ca­ción du­ran­te to­dos los días del año. To­man­do co­mo pun­to de par­ti­da es­te pro­ble­ma se creó el Pro­yec­to Fac­tor Hu­mano Tam­bo Ar­gen­tino, for­ma­do por un gru­po de pro­duc­to­res, tra­ba­ja­do­res, ins­ti­tu­cio­nes y pro­fe­sio­na­les, li­de­ra­do por el in­ge­nie­ro Fer­nan­do Preu­mayr.

En las úl­ti­mas Jor­na­das Le­che­ras Na­cio­na­les rea­li­za­das en Vi­lla Ma­ría, Preu­mayr se­ña­ló que “es­to se em­pe­zó a ges­tar ha­ce 7 años en­tre un gru­po de pro­duc­to­res que veía un obs­tácu­lo pa­ra su ne­go­cio, sin gen­te no hay tam­bo y sin tam­bo no hay ne­go­cio. Que­re­mos co­rrer el eje, de­jar de la­men­tar­nos y ser rea­lis­tas por­que la si­tua­ción es com­pli­ca­da. La ac­ti­vi­dad le­che­ra es di­fí­cil de lle­var ade­lan­te y ha de­ja­do de ser atrac­ti­va, por lo tan­to de­ja de con­vo­car gen­te jo­ven por­que es di­fí­cil jun­tar la ca­li­dad de tra­ba­jo con la ca­li­dad de vi­da”. PUN­TOS CRÍ­TI­COS. Du­ran­te 2013 se reali­zó un re­le­va­mien­to en­tre el per­so­nal de tam­bos acer­ca de su opi­nión de su tra­ba­jo y aque­llos as­pec­tos que lo ha­cen más fá­cil y di­fí­cil y des­de allí se con­sul­ta­ron a pro­duc­to­res psi­có­lo­gos y so­ció­lo­gos, en­tre otros es­pe­cia­lis­tas. Se­gún Preu­mayr, “el pro­ble­ma del per­so­nal no es por fal­ta de re­mu­ne­ra­ción. Hay otros fac­to­res. Los tra­ba­ja­do­res se ima­gi­nan un tam­bo don­de pue­dan tra­ba­jar lo ne­ce­sa­rio y des­can­sar lo ne­ce­sa­rio pa­ra vol­ver a tra­ba­jar, así co­mo dar edu­ca­ción a sus hi­jos y ten­gan una mí­ni­ma vi­da so­cial ac­ce­dien­do a co­sas que hoy for­man par­te de to­dos los días. La for­ma de tra­ba­jar ten­ga una ma­ne­ra de ha­cer sen­ci­llas a quie­nes ten­gan que tra­ba­jar, no com­pli­car­les la vi­da con pro­to­co­los muy com­pli­ca­dos o ta­reas in­cum­pi­bles. Eso quie­re de­cir pro­po­ner con­di­cio­nes con­trac­tua­les lo más cla­ras po­si­bles, así co­mo de­re­chos y obli­ga­cio­nes que se pue­dan cum­plir. Hay que en­con­trar la for­ma que el tam­bo sea atrac­ti­vo, si no se mue­re de a po­co”.

Los tra­ba­ja­do­res del tam­bo re­quie­ren pro­to­co­los pa­ra rea­li­zar sus ta­reas y con­di­cio­nes con­trac­tua­les cla­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.