For­ma­cion aca­de­mi­ca del maestro liu ming

TAO - Tomo I - - Portada -

El Maestro Liú Ming na­ció en la ciu­dad de Nan­jing, pro­vin­cia de Jiang­su, Chi­na. Pro­vie­ne de una fa­mi­lia de des­ta­ca­dos ar­tis­tas y mé­di­cos. Ya des­de ni­ño, apren­de jun­to con su pa­dre del Gran Maestro de Medicina y Kung Fu Tia Bao-Yu, miem­bro de la eli­te de guar­dia per­so­nal que cus­to­dió al pri­mer pre­si­den­te de Chi­na, Sun Zhong Shan. Du­ran­te sus es­tu­dios se­cun­da­rios, con­ti­núa su prác­ti­ca de Kung Fu con Sun Yu­tang, ex-ge­ne­ral del ejér­ci­to de Chiang Kai-shek. Si­gue su for­ma­ción con el Gran Maestro Di ZaoLong, cuar­ta ge­ne­ra­ción de Maes­tros de Ba­gua Zhang y es­tu­dia Xing-Yi con el fa­mo­so Maestro Zhang Tins­heng. Con Zhu Cans­heng se ini­cia en el es­tu­dio y prác­ti­ca del I Ching, del Zen y del Chi Kung pa­ra el cui­da­do de la sa­lud. A los 18 años in­gre­sa a las fa­cul­ta­des de Medicina y de Ar­tes en la Uni­ver­si­dad de Nan­jing; al mis­mo tiem­po aprue­ba un exa­men pa­ra tra­ba­jar co­mo mé­di­co de Chi Kung y cua­tro años des­pués es con­vo­ca­do por la Aca­de­mia Chi­na de Cien­cias en Pe­kín, don­de atien­de co­mo mé­di­co de Chi Kung a im­por­tan­tes pa­cien­tes.

Ha­bien­do desa­rro­lla­do du­ran­te años un ri­gu­ro­so tra­ba­jo con la men­te y el es­pí­ri­tu a tra­vés del Chi Kung y la me­di­ta­ción, el Maestro Liú Ming se pro­po­ne re­to­mar el tra­ba­jo con el cuer­po y co­mien­za a prac­ti­car Tai Chi Chuan con los gran­des maes­tros Chen Qing Zhou y Chen Zheng Lei. En Nan­jing co­mien­za a tra­ba­jar co­mo pro­fe­sor de Wu Shu y se con­sa­gra co­mo Cam­peón Na­cio­nal de Ar­tes Mar­cia­les en la sec­ción Tai Chi y Tai Chi Jien y lue­go es ha­bi­li­ta­do co­mo Maestro de Tai Chi Chuan..

Mien­tras con­ti­núa su es­pe­cia­li­za­ción en Medicina Tra­di­cio­nal Chi­na co­mien­za a in­da­gar en los orí­ge­nes taoís­tas. Lue­go in­gre­sa al tem­plo taoís­ta Yu Huang Guan de Mian Yang, don­de tra­ba­ja de mé­di­co du­ran­te tres años y es­tu­dia con Huang Longz­hen Ren, Cui Gao Qing y Song Si Zhong.

Lue­go se tras­la­da a la Re­pú­bli­ca Ar­gen­ti­na, ins­ta­la su con­sul­to­rio de Medicina Tra­di­cio­nal Chi­na Taoís­ta y fun­da la Es­cue­la Tai Chi Wu Chi y la Aso­cia­ción Ar­gen­ti­na de Ar­tes Mar­cia­les Chi­nas In­ter­nas.

Des­de en­ton­ces ha dic­ta­do cur­sos so­bre Tai Chi, Ba­gua Zhang, Xin Yi, I Chuan, Chi Kung, de Medicina Tra­di­cio­nal Chi­na y Taoís­mo, or­ga­ni­za­do se­mi­na­rios y cur­sos in­ten­si­vos en to­do el país y par­ti­ci­pa­do con sus alum­nos en ex­hi­bi­cio­nes. En 2008 es con­vo­ca­do por el Con­su­la­do Chino en la Ar­gen­ti­na pa­ra la ex­hi­bi­ción de aper­tu­ra de los Jue­gos Olím­pi­cos en si­mul­tá­neo con Bei­jing.

El Maestro Liú Ming está con­ven­ci­do de que tie­ne al­go muy va­lio­so pa­ra com­par­tir y, con hu­mil­dad y per­se­ve­ran­cia, con­fía en po­der ha­cer­lo, tal co­mo lo cuen­ta en es­te poe­ma que es­cri­bió:

De­jé mi pa­tria por una ins­pi­ra­ción / Si no pue­do rea­li­zar ese ca­mino ple­na­men­te,/ pre­fie­ro no vol­ver /¿Po­dré con mi co­ra­zón de­vol­ver el fa­vor que he re­ci­bi­do? / Mi cuer­po vol­ve­rá a ser en las mon­ta­ñas ver­des / si pue­do trans­mi­tir lo que apren­dí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.