Pie­dras que cur An y ener­gi­zan

TAO - Tomo I - - Salud -

En­tre una in­fi­ni­dad de tra­ta­mien­tos na­tu­ra­les pa­ra la sa­lud, la medicina tra­di­cio­nal chi­na tam­bién em­plea de­ter­mi­na­das pie­dras o el pol­vo que se ex­trae de ellas co­mo te­ra­pia cu­ra­ti­va. Es­tas han si­do usa­das des­de tiem­pos re­mo­tos por los sa­bios con muy bue­nos re­sul­ta­dos. De­pen­dien­do de la en­fer­me­dad a tra­tar, pue­de usar­se es­pe­cí­fi­ca­men­te una o un pre­pa­ra­do per­so­na­li­za­do con una mez­cla com­pues­ta por dis­tin­tas pro­por­cio­nes de di­ver­sas ge­mas.

“El ob­je­ti­vo de es­ta te­ra­pia es apro­ve­char las pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas de los com­po­nen­tes mi­ne­ra­les de de­ter­mi­na­das pie­dras su­man­do la ener­gía in­trín­se­ca que po­seen por pro­ve­nir de la ma­dre tie­rra – ex­pli­ca Liú Ming. Fue­ron los mon­jes taoís­tas quie­nes ad­vir­tie­ron que se po­día ob­te­ner la esen­cia de de­ter­mi­na­das ge­mas pa­ra lo­grar la lon­ge­vi­dad. En su afán por ex­pe­ri­men­tar, sin que­rer­lo in­ven­ta­ron la pól­vo­ra (pro­duc­to de la mez­cla de car­bón, azu­fre y po­ta­sio mo­li­dos), pe­ro tam­bién una in­fi­ni­dad de com­bi­na­cio­nes que pue­den ali­viar cier­tos ma­les o es­ti­mu­lar al­gu­nas fun­cio­nes del or­ga­nis­mo”.

Ac­tual­men­te los mé­di­cos chinos re­co­mien­dan mu­cho to­mar el pol­vo (que pue­de con­se­guir­se en al­gu­nas far­ma­cias o en co­mer­cios del Ba­rrio Chino) de las pie­dras pa­ra cu­rar va­rias do­len­cias y en ge­ne­ral in­di­can to­mar­las to­dos los días has­ta so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, di­suel­tas en un va­so de agua ti­bia. Ob­via­men­te, las do­sis son di­fe­ren­tes se­gún el ti­po de pie­dra que se uti­li­ce y la en­fer­me­dad que se quie­ra tra­tar.

Otro mé­to­do te­ra­péu­ti­co tal vez más di­fun­di­do en oc­ci­den­te es el que apro­ve­cha el po­der de las ge­mas pa­ra ar­mo­ni­zar la ener­gía vi­tal a tra­vés del con­tac­to con la

Los mon­jes taoís­tas desa­rro­lla­ron es­te mé­to­do te­ra­péu­ti­co que com­bi­na los po­de­res cu­ra­ti­vos de los mi­ne­ra­les que las com­po­nen y la ener­gía in­trín­se­ca que po­seen al­gu­nas

ge­mas. Usos y do­sis.

piel. Sue­le usar­se en los spa o co­mo com­ple­men­to de los ma­sa­jes, pe­ro en es­te ca­so no es pa­ra afec­cio­nes es­pe­cí­fi­cas sino pa­ra

de­vol­ver el equi­li­brio a los ór­ga­nos en ge­ne­ral me­dian­te la re­la­ja­ción o ba­jan­do los ni­ve­les de es­trés.

Cuá­les son y pa­ra qué se usan

Mirabilita

De efec­tos al­ta­men­te des­in­to­xi­can­tes y se­dan­tes. Es ideal pa­ra cu­rar las af­tas bu­ca­les y pa­ra com­ba­tir la cons­ti­pa­ción. La do­sis es de apro­xi­ma­da­men­te 10-15 gra­mos dia­rios y se be­be en un va­so de agua. Se pue­de to­mar tan­to por la no­che co­mo a la ma­ña­na.

Sulphur

Re­gu­la la cir­cu­la­ción san­guí­nea, des­in­to­xi­ca el hí­ga­do, ac­túa co­mo an­ti­pa­ra­si­ta­rio, an­ti­mi­có­ti­co y

des­in­fla­ma­to­rio. Es un im­por­tan­te es­ti­mu­lan­te de la ener­gía vi­tal.

La do­sis re­co­men­da­da es de 1 gra­mo diario.

Chal­cant­hi­te

Com­ba­te las in­fec­cio­nes de la piel, se co­lo­ca so­bre la he­ri­da pa­ra lo­grar de­sin­fec­tar­la y ci­ca­tri­zar­la; tam­bién es ade­cua­da pa­ra lim­piar el or­ga­nis­mo cuan­do se ha­ya in­ge­ri­do al­go tó­xi­co.

Limonite ore

Se usa con­tra las he­mo­rra­gias, ya sean mens­trua­les o por dia­rreas o he­mo­rroi­des. Do­sis 10- 20 gra­mos por día.

Red halloysite

Me­jo­ra los ca­sos de dia­rreas cró­ni­cas por de­fi­cien­cias del ba­zo y re­po­ne la ener­gía Yang cuan­do se ha per­di­do por efec­tos del frío.

Do­sis 9-12 gra­mos

Actinolite

Re­fuer­za el ri­ñón y fa­ci­li­ta la fe­cun­da­ción. Tam­bién for­ta­le­ce las ar­ti­cu­la­cio­nes, es­pe­cial­men­te de ro­di­llas y ca­de­ras.

Do­sis 3-6 gra­mos dia­rios.

Melanterite

Sa­ca la hu­me­dad y la fle­ma de los pul­mo­nes, to­ni­fi­ca la san­gre; con­tro­la las he­mo­rra­gias ex­ter­nas; en el ca­so de una he­ri­da, se co­lo­ca so­bre ella en for­ma de pol­vo ci­ca­tri­zan­te. Tam­bién eli­mi­na los ga­ses in­tes­ti­na­les y he­ces con san­gre.

Do­sis 1-3 gra­mos

Sal ammoniac

Se uti­li­za pa­ra ali­viar el do­lor de gar­gan­ta y ablan­dar los gan­glios.

Do­sis de 0,3 a 1 gra­mos

Ága­ta

Ade­más de ser un ex­ce­len­te ta­lis­mán, for­ta­le­ce el ba­zo, el hí­ga­do y la fun­ción

in­tes­ti­nal. Tam­bién ac­túa co­mo de­sin­fec­tan­te y ci­ca­tri­zan­te de la piel.

Do­sis: 0,3 gra­mos

Perlas

Ac­túan co­mo un efec­ti­vo re­la­jan­te del cuer­po, pa­ra des­in­to­xi­car al or­ga­nis­mo y pa­ra el desa­rro­llo de los múscu­los. Tam­bién ofre­cen bue­nos re­sul­ta­dos en los ca­sos de ca­ta­ra­tas.

Do­sis 0,1 a 0,3 gra­mos.

Oystershell

Se uti­li­za la par­te in­ter­na de la os­tra.

Se to­ma pa­ra el in­som­nio, cálcu­los, gan­glios, pa­ra re­for­zar fun­cio­nes del ri­ñón, pa­ra evi­tar la trans­pi­ra­ción abrup­ta y tam­bién pa­ra cal­mar rá­pi­dam­ne­te el do­lor de es­tó­ma­go y la aci­dez.

Do­sis 10-30 gra­mos

Fluorite

Es muy uti­li­za­da pa­ra los pro­ble­mas psi­co­ló­gi­cos de­bi­do a que su con­su­mo da mu­cha tran­qui­li­dad. De la mis­ma ma­ne­ra es su­ma­men­te efec­ti­vo pa­ra po­der so­lu­cio­nar pro­ble­mas de de­bi­li­dad den­ta­ria.

Do­sis de 8 a 15 gra­mos

Ám­bar

Es­ti­mu­la la cir­cu­la­ción san­guí­nea y di­suel­ve los he­ma­to­mas; tam­bién pa­ra me­jo­ra la cis­ti­tis.

Do­sis de 1,5 a 3 gra­mos

Dragons Bone

Es­te pol­vo se ex­trae de los res­tos fó­si­les de gran­des ani­ma­les, co­mo ele­fan­tes, ri­no­ce­ron­tes, etc. Com­ba­te el in­som­nio, el do­lor de ca­be­za, la fie­bre re­pen­ti­na y se in­di­ca en ma­reos, su­dor, dia­rrea y eya­cu­la­ción pre­coz.

Do­sis de 15 a 30 gra­mos por día..

Stalactite

Re­fuer­za la ener­gía del pul­món, ali­via pro­ble­mas res­pi­ra­to­rios co­mo la fa­ti­ga, el as­ma, la tos. Tam­bién ac­túa so­bre las ar­ti­cu­la­cio­nes de las ro­di­llas y de la zo­na lum­bar si es­tos pro­ble­mas fue­ron a cau­sa del frío. Me­jo­ra la aci­dez es­to­ma­cal; es­ti­mu­la la pro­duc­ción de le­che lue­go del par­to.

Do­sis: de 3 a 9 gra­mos.

Pyrite

Ayu­da en el pro­ce­so de re­pa­ra­ción de hue­sos en ca­sos de frac­tu­ras; dis­mi­nu­ye la in­fla­ma­ción mus­cu­lar.

Do­sis: 10 a 15 gra­mos.

Cokking stove earth

Se for­ma a par­tir del barro cuan­do pa­sa por un pro­ce­so de coc­ción pro­lon­ga­do. Se usa pa­ra cor­tar el vó­mi­to y com­pen­sar las pér­di­das de san­gre por mens­trua­cio­nes abun­dan­tes o he­mo­rroi­des.

Do­sis: 15 gra­mos

Ophicalcite

Es un ex­ce­len­te des­in­fla­ma­to­rio; co­rri­ge la ma­la cir­cu­la­ción y es ci­ca­tri­zan­te.

Do­sis: 10 a 15 gra­mos.

Pink Gy­psum

Con­tro­la la im­pa­cien­cia, me­jo­ra la irri­ta­ción de la gar­gan­ta y equi­li­bra el ex­ce­so de Yang (fue­go in­terno).

Do­sis: de 10 a 15 gra­mos

SULPHUR

LIMONITE ORE

MIRABILITA

RED HALLOYSITE

CALCANTHITE

AGATA

PERLAS

MELANTERITE

SAL AMMONIAC

OYSTERSHELL

ACTINOLITE

FLUORITE

AMBAR

COKKING STOVE EARTH

OPHICALCITE

DRAGONS BONE

PYRITE

STALACTITE

PINK GY­PSUM

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.