Te­ci­tos pa­ra hi­per­ten­sos

TAO - Tomo II - - Salud -

La pre­sión ar­te­rial es la fuer­za que ejer­ce la san­gre con­tra las paredes de las ar­te­rias cuan­do es bom­bea­da por el co­ra­zón. Cuan­do esa fuer­za se sos­tie­ne en el tiem­po por en­ci­ma de los va­lo­res nor­ma­les, co­mien­za a da­ñar los te­ji­dos or­gá­ni­cos, pu­dien­do pro­vo­car en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res y ce­re­bro­vas­cu­la­res. Se­gún es­tu­dios re­cien­tes de la Oms(or­ga­ni­za­ción Mundial de la Sa­lud), el 42 por cien­to de los ar­gen­ti­nos de en­tre 35 y 75 años pa­de­ce de hi­per­ten­sión ar­te­rial, ca­si la mi­tad de ellos lo ig­no­ra y só­lo 1 de ca­da 5 con­tro­la; es de­cir, lo­gra man­te­ner­la de dis­tin­tas ma­ne­ras den­tro de los pa­rá­me­tros nor­ma­les, es de­cir, de­ba­jo de 140/90mmhg.

Por su par­te, la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Hi­per­ten­sión afir­ma que el 10 por cien­to de los jó­ve­nes de en­tre 20 y 30 años son hi­per­ten­sos y que en gran me­di­da se de­be a la fal­ta de cui­da­do en la ali­men­ta­ción, ya que la ma­yo­ría de ellos tie­ne pro­ble­mas de obe­si­dad.

Con­si­de­ra­da una en­fer­me­dad si­len­cio­sa y sin sín­to­mas que la des­en­mas­ca­ren di­rec­ta­men­te, la hi­per­ten­sión tie­ne en ge­ne­ral orí­ge­nes di­ver­sos y por lo tan­to es di­fí­cil re­la­cio­nar­la úni­ca­men­te con una car­dio­pa­tía o el ex­ce­so de Yang, co­mo lo de­fi­ni­los ría la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na. Sin em­bar­go, y aun­que és­ta to­ma en cuen­ta otros pa­rá­me­tros pa­ra de­ter­mi­nar sus ori­gen, siem­pre re­mar­ca que mu­chas ve­ces un pro­ble­ma di­ges­ti­vo, uri­na­rio o emo­cio­nal pue­de su­bir con­si­de­ra­ble­men­te los va­lo­res de la pre­sión ar­te­rial. Co­mo sa­be­mos, la me­di­ci­na orien­tal uti­li­za tra­ta­mien­tos na­tu­ra­les pa­ra en­ca­mi­nar ni­ve­les ener­gé­ti­cos y res­ta­ble­cer el equi­li­brio or­gá­ni­co; y en es­te sen­ti­do las com­bi­na­cio­nes de hier­bas son sus prin­ci­pa­les alia­das. Vea­mos cuá­les son las in­fu­sio­nes más ade­cua­das de acuer­do a ca­da do­len­cia en par­ti­cu­lar:

In­di­ges­tión

Shan zha (fru­to de espino blan­co) 30 grs. Cri­san­te­mo 3 grs. Ma­dre­sel­va 3 grs.

Cons­ti­pa­ción/ enojo

Jue Ming Zi (se­mi­lla de cas­sia) 15 grs.

Cri­san­te­mo 10 grs.

Con­trac­tu­ra / can­san­cio

Du zhong (cor­te­za de Eu­com­nia ul­moi­des) 9 grs. Té ver­de 9 grs. En es­te ca­so de­ben her­vir­se en me­dio li­tro de agua du­ran­te unos 15 mi­nu­tos, de­bi­do a que uno de los in­gre­dien­tes usa­dos en la in­fu­sión es una cor­te­za ex­tre-

La pre­sión ar­te­rial es una en­fer­me­dad si­len­cio­sa que va de­te­rio­ran­do el sis­te­ma cir­cu­la­to­rio y los ór­ga­nos prin­ci­pa­les. Y aun­que su ori­gen es di­ver­so, se sa­be que una in­di­ges­tión o una con­trac­tu­ra pue­den ele­var tran­si­to­ria­men­te la ten­sión san­guí­nea. Có­mo con­tro­lar­la con in­fu­sio­nes.

ma­da­men­te du­ra.

Do­lor en el hí­ga­do/pe­cho (co­ra­zón) Shan Zha 15 grs. Cri­san­te­mo 5 grs. Jue Ming Zi 15 grs.

In­tes­tino irri­ta­ble Cri­san­te­mo 10 grs.. Jue Ming Zi 15 grs..

Ma­reos, do­lo­res de ca­be­za y re­ten­ción de lí­qui­dos

Xia Ku Cao (Pru­ne­lla spi­ke) 10-15 grs. Che Qian Cao (ho­jas de plá­tano asiá­ti­co) 10-15 grs. Ma­la cir­cu­la­ción Ho­ja de loto 30/50 grs.

In­som­nio

Lian xin (co­ra­zón de loto) 10/12 grs.es la pe­pi­ta de la se­mi­lla de loto. Ner­vio­sis­mo

Cri­san­te­mo 5 grs.

Vis­ta nu­bla­da, de­ma­sia­da sed, piel se­ca Gou ji zi (ba­yas go­ji) 15 grs. Her­vir en 250 ml de agua, co­lar y be­ber.

Có­mo pre­pa­rar­las

Co­lo­car las hier­bas en una ta­za o te­te­ra pe­que­ña (300 cc apro­xi­ma­da­men­te) agre­gar­le, des­pues el agua hir­vien­do, de­jar re­po­sar, co­lar y pos­te­rior­men­te be­ber.

No es ne­ce­sa­rio desechar la mez­cla de hier­bas una vez usa­das ya que el pro­ce­di­mien­to se pue­de re­pe­tir cin­co ve­ces o has­ta que se ha­ya per­di­do el sa­bor. Las ho­jas, ba­yas o se­mi­llas hay que her­vir­las en 500ml de agua du­ran­te 15 mi­nu­tos, apa­gar el fue­go, co­lar y co­lo­car en un ter­mo. Be­ber de a po­co du­ran­te el trans­cur­so del día.

En to­dos los ca­sos las can­ti­da­des in­di­ca­das son pa­ra tra­tar y pre­ve­nir las mo­les­tias re­cien­tes u oca­sio­na­les en per­so­nas con va­lo­res nor­ma­les de pre­sión ar­te­rial; en el ca­so de per­so­nas par­ti­cu­lar­men­te hi­per­ten­sas, se de­be uti­li­zar el do­ble de la do­sis indicada pa­ra lo­grar una in­fu­sión más con­cen­tra­da y efec­ti­va. To­das las es­pe­cies men­cio­na­das se con­si­guen en her­bo­ris­te­rías, los co­mer­cios na­tu­ris­tas y tam­bien en el Barrio Chino de Bel­grano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.