Sopa e in­fu­sión ener­gi­zan­te

TAO - Tomo II - - Cocina -

En la cul­tu­ra chi­na son muy co­mu­nes las so­pas y to­do ti­po de in­fu­sio­nes pa­ra res­ta­ble­cer el ca­lor cor­po­ral y la vi­ta­li­dad, es­pe­cial­men­te en in­vierno. El maes­tro Liu Ming re­co­mien­da es­pe­cial­men­te es­tas re­ce­tas pa­ra no en­fer­mar­se.

Cal­do de nabo

La sopa es otro de los in­fal­ta­bles de es­ta tem­po­ra­da pa­ra los orien­ta­les, en es­pe­cial la de nabo, que ade­más de dar ca­lor, ayu­da a qui­tar la fle­ma de los pul­mo­nes. Pre­pa­ra­ción:

Ca­len­tar un wok con un po­co de acei­te y cuan­do le­van­te tem­pe­ra­tu­ra co­lo­car­le jen­gi­bre pi­ca­do, nabo pe­la­do y cor­ta­do en fi­na ju­lia­na. Reho­gar, agre­gar agua y de­jar que hier­va en­tre 15 y 20 mi­nu­tos. Agre­gar ce­bo­lla de ver­deo y con­di­men­tos a gus­to.

Jiang Zao Cha

Es­ta in­fu­sión de jen­gi­bre y dá­ti­les es­tá pre­sen­te en to­dos los ho­ga­res de Chi­na en épo­ca in­ver­nal por­que ca­lien­ta el cuer­po y le­van­ta el áni­mo. Su efec­to se sien­te de in­me­dia­to.

Pre­pa­ra­ción :

Co­lo­car en un re­ci­pien­te 10 dá­ti­les cor­ta­dos en tro­zos bien pe­que­ños; 15 gra­mos de jen­gi­bre, pe­la­do y cor­ta­do en lá­mi­nas fi­nas, y al­gu­nos tro­zos de cás­ca­ra de man­da­ri­na se­ca. Cu­brir con 200 cc de agua y lle­var a fue­go má­xi­mo has­ta que rom­pa en her­vor, lue­go ba­jar el fue­go y de­jar que co­ci­ne 15 mi­nu­tos más. Apa­gar, de­jar re­po­sar y en­dul­zar­lo con azú­car ne­gra (ener­gi­zan­te na­tu­ral). Aque­llos que pre­fie­ran un té más sua­ve pue­den uti­li­zar un po­co más de agua. Rin­de una ta­za. A es­ta re­ce­ta clá­si­ca se le pue­de agre­gar 5 gra­mos de gin­seng (ca­da uno de­be pro­bar­lo y ajustar la do­sis). Es ideal pa­ra le­van­tar la ener­gía Yang en per­so­nas dé­bi­les o muy can­sa­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.