Pa­so I: Yuan He

TAO - Tomo II - - Nota De Tapa -

“La prác­ti­ca co­mien­za lim­pian­do el Chi del cuer­po y atra­yen­do la ener­gía pu­ra del Cie­lo, que en­tra­rá por la ca­be­za, pa­sa­rá por el cuer­po y sal­drá por los pies.

Pa­rar­se con los pies bien apo­ya­dos en el sue­lo y se­pa­ra­dos al mis­mo an­cho de los hom­bros; la ca­be­za ali­nea­da con la co­lum­na y la mi­ra­da al fren­te; los bra­zos a los cos­ta­dos ali­nea­dos co­dos y ma­nos (Foto 1). Pre­pa­rar el cuer­po ex­pan­dién­do­lo con ca­da ins­pi­ra­ción, man­te­nien­do un am­plio es­pa­cio en­tre las ar­ti­cu­la­cio­nes. Ex­ha­lar por la na­riz, man­te­ner el cen­tro de­re­cho, fle­xio­nar las ro­di­llas lue­go se ins­pi­ra por la na­riz, los bra­zos se le­van­tan por el per­fil del cuer­po has­ta lle­var­los bien arri­ba sin le­van­tar los hom­bros (Foto 2). Lue­go se ex­ha­la y se ba­jan con las pal­mas cer­ca del per­fil del cuer­po has­ta la po­si­ción de la foto 1. El mo­vi­mien­to del cuer­po con­ti­nua lle­van­do los bra­zos ha­cia ade­lan­te (foto 3) y así si­gue en el si­guien­te pa­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.