Cal­dos re­pa­ra­do­res

TAO - Tomo II - - Nota De Tapa -

To­ni­fi­car el Chi

Es­te cal­do es ideal pa­ra las per­so­nas mayores que es­tán muy dé­bi­les o que sue­len sen­tir las ma­nos y los pies fríos por la fal­ta de Chi en el ba­zo, que afec­ta di­rec­ta­men­te a la me­mo­ria, y no pue­den des­can­sar bien. No con­su­mir­lo si se tie­ne un ex­ce­so de ener­gía Yang, es de­cir si se sue­le te­ner mu­cho ca­lor.

Cor­tar en tro­zos pe­que­ños 300 grs. de es­pi­na­zo de cor­de­ro; la­var muy bien 180 gra­mos de arroz y co­lo­car en re­mo­jo con unos gra­nos de pi­mien­ta ne­gra du­ran­te una ho­ra. Lue­go co­lo­car el cor­de­ro en un wok, agre­gar un va­so de vino, agua y her­vir has­ta que co­mien­ce a for­mar­se es­pu­ma en la su­per­fi­cie, des­car­tar­la to­tal­men­te y de­jar co­ci­nar un po­co más; in­cor­po­rar el arroz, jen­gi­bre y ce­bo­lla de ver­deo pi­ca­dos y ba­jar el fue­go a mí­ni­mo. Co­ci­nar dos ho­ras más o me­nos.

For­ta­le­cer el Yang

Refuerza la esen­cia del ri­ñón y el Chi, ayu­da a las per­so­nas dé­bi­les a au­men­tar el Yang.

Co­ci­nar a fue­go lento 100 grs. de arroz in­te­gral has­ta que rom­pa el her­vor, lue­go agre­gar 30 grs. de nue­ces mo­li­das y con­ti­nuar la coc­ción has­ta que se for­me una cre­ma li­via­na y ho­mo­gé­nea. Co­mer en ayu­nas.

Re­cons­ti­tu­yen­te

Ar­mo­ni­za los ór­ga­nos y vís­ce­ras, res­ti­tu­yen­do el Chi ori­gi­nal; ener­gi­za y ayu­da al ce­re­bro a es­tar en aler­ta. Re­co­men­da­ble pa­ra per­so­nas que se sien­ten muy can­sa­das o tie­ne pro­ble­mas pa­ra memo- rizar. No con­su­mir si se tie­nen tras­tor­nos di­ges­ti­vos, se es­tá res­fria­do o con pro­ble­mas res­pi­ra­to­rios. No be­ber té lue­go de es­ta sopa, ya que blo­quea sus efec­tos.

La­var muy bien 100 grs. de arroz in­te­gral y co­lo­car­lo en un wok con 3 grs. de gin­seng en pol­vo y agua; co­ci­nar a fue­go fuer­te y una vez que rom­pa el her­vor, ba­jar­lo a mí­ni­mo y con­ti­nuar co­ci­nan­do has­ta que se de­sin­te­gren los gra­nos de arroz. Co­lo­car 1 ó 2 te­rron­ci­tos de azú­car. Be­ber por la ma­ña­na.

Diu­ré­ti­ca

Se pre­pa­ra de ma­ne­ra si­mi­lar a la an­te­rior pe­ro se re­em­pla­za el gin­seng por 60 grs. de huang gi (as­trá­ga­lo) y el azú­car por azú-

car ne­gro. Di­ri­ge los lí­qui­dos cor­po­ra­les y evi­ta la re­ten­ción de lí­qui­dos.

To­ni­fi­can­te y an­ti­hi­per­ten­si­va

Me­jo­ra la cons­ti­pa­ción, re­gu­la­ri­za la pre­sión ar­te­rial. No con­su­mir si se tie­ne cálcu­los bi­lia­res

La­var bien 250grs. de arroz (blan­co e in­te­gral en par­tes igua­les), y co­lo­car en un wok con agua, co­ci­nar has­ta que se de­sin­te­gren los gra­nos. Agre­gar 250 grs. de es­pi­na­ca cor­ta­da en tro­zos, con­ti­nuar con la coc­ción has­ta que se for­me una pas­ta, agre­gar una piz­ca de sal.

Re­vi­ta­li­zan­te

aca­lien­ta el ba­zo, el es­tó­ma­go y to­do el cuer­po en ge­ne­ral, ayu­da a fluir la ener­gía, refuerza la san­gre y tran­qui­li­za.

Cor­tar en tro­zos pe­que­ños 150 grs. de car­ne de cor­de­ro; 100 grs. de arroz in­te­gral, 1 ce­bo­lla de ver­deo y un tro­zo de jen­gi­bre. Co­ci­nar a fue­go mí­ni­mo has­ta que los in­gre­dien­tes es­tén bien blan­dos. Co­mer por la no­che. Otra op­ción es:

Co­ci­nar a fue­go lento 15 grs. de ojo de dra­gón; 5 dá­ti­les (ju­ju­bre); 100 grs. de arroz mung has­ta que los in­gre­dien­tes que­den tier­nos.

To­ni­fi­car el Yin

Tam­bién hu­me­de­ce el pul­món y for­ta­le­ce el Chi del co­ra­zón y la san­gre.

Hi­dra­tar du­ran­te dos ho­ras 10 grs. de hon­go tre­me­lla, cor­tar­lo en tro­zos pe­que­ños y co­ci­nar­lo a fue­go fuer­te con 100 grs. de arroz in­te­gral has­ta que hier­va, lue­go ba­jar el fue­go, agre­gar­le 5 dá­ti­les cor­ta­dos y con­ti­nuar con la coc­ción. An­tes de re­ti­rar­lo del fue­go en­dul­zar con al me­nos dos te­rro­nes de azú­car.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.