Las du­das so­bre su orí­gen

TAO - Tomo III - - Alimentación -

Se­gún una his­to­ria muy an­ti­gua, el to­fu fue crea­do ac­ci­den­tal­men­te por un jo­ven que pre­ten­día com­pla­cer a sus pa­dres, per­so­nas muy ma­yo­res cu­yos dien­tes ya no es­ta­ban en con­di­cio­nes pa­ra mas­ti­car los po­ro­tos de so­ja, ba­se de su ali­men­ta­ción.

Lue­go de mu­cho pen­sar, el jo­ven de­ci­dió tri­tu­rar­los y no­tó que gran par­te de ellos se ha­bían con­ver­ti­do en un lí­qui­do blan­que­cino, los co­ci­nó y se los ofre­ció. Su pa­dre men­cio­nó que no le agra­da­ban los pe­que­ños res­tos que que­da­ban, en­ton­ces de­ci­dió co­lar­lo con un lien­zo y vol­ver a ofre­cér­se­lo. Es­ta vez el an­ciano es­tu­vo más con­for­me, aun­que su­gi­rió que le fal­ta­ba al­go de sa­bor.

Nue­va­men­te en la co­ci­na, el jo­ven le agre­gó sal pa­ra sa­bo­ri­zar­lo y, sor­pren­di­do, vio có­mo se for­ma­ban una ca­pa lí­qui­da y la otra só­li­da; la pro­bó y se las ofre­ció a sus pa­dres, quie­nes acep­ta­ron es­te nue­vo pro­duc­to con gus­to: ha­bía crea­do el que­so de so­ja.

Sin em­bar­go, otra de las his­to­rias cuen­ta que en la épo­ca de la Di­nas­tía Han los mon­jes taoís­tas so­lían en­sa­yar re­ce­tas de co­ci­na que por los di­fe­ren­tes con­di­men­tos y la coc­ción a fue­go al­to, te­nían de­ma­sia­do Yang. Co­mo con­si­de­ra­ban que la me­di­ci­na es­ta­ba en la co­mi­da, bus­ca­ron al­go que pu­die­ra ba­jar el fue­go in­terno del em­pe­ra­dor y ob­tu­vie­ron el to­fú. Cuan­do és­te lo pro­bó, dic­ta­mi­nó que era un ex­ce­len­te cal­man­te in­terno, ap­to pa­ra que lo con­su­mie­ran to­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.