La ira y el hí­ga­do

TAO - Tomo III - - Digitopintura Y Moxa -

La ira es uno de los sen­ti­mien­tos más des­truc­ti­vos, por al­go es­tá en­tre los sie­te pe­ca­dos ca­pi­ta­les. Se ma­ni­fies­ta por la irri­ta­bi­li­dad, la sen­sa­ción de frus­tra­ción, la ra­bia con­te­ni­da y afec­ta al hí­ga­do con­si­de­ra­ble­men­te, por­que cuan­do apa­re­ce ha­ce su­bir el Chi y la bi­lis. Las con­se­cuen­cias in­me­dia­tas son vér­ti­go, ma­reos y do­lor de ca­be­za. Pe­ro no es al úni­co ór­gano que afec­ta, por­que si se tie­nen en cuen­ta los cin­co ele­men­tos, el hí­ga­do es la ma­dre del co­ra­zón, por lo tan­to su Fue­go in­flu­ye so­bre és­te, ha­cien­do que se lle­ne de san­gre brus­ca­men­te y, a lar­go pla­zo, lo afec­ta­rá, es­pe­cial­men­te si se es­tá ex­pues­to al tra­ba­jo ex­ce­si­vo y a si­tua­cio­nes de es­trés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.