La pe­ce­ra de Liu Ming

TAO - Tomo III - - Feng Shui -

“Re­cien­te­men­te co­lo­qué una pe­ce­ra en mi ca­sa pa­ra po­ten­ciar su ener­gía. Es muy lu­mi­no­sa, es de­cir que pre­do­mi­na la ener­gía Yang. Por esa ra­zón ele­gí pe­ces de agua fría, le agre­gué Yin, de ma­ne­ra que lo­gré el equi­li­brio Yin-yang. La ubi­qué en el li­ving, pa­ra que sea lo pri­me­ro que veo al in­gre­sar, fren­te a una puer­ta por la que se ac­ce­de a un lar­go pa­si­llo, en lí­nea rec­ta con una ven­ta­na bal­cón, don­de se ge­ne­ra una po­de­ro­sa co­rrien­te de aire. Por eso a su la­do in­cluí una gran ma­ce­ta con una pal­me­ra de in­te­rio­res, que fil­tra y me­jo­ra la ener­gía que en­tra.

Los pe­ces que ele­gí na­dan tran­qui­la­men­te, trans­mi­tien­do ener­gía Yin. De es­ta ma­ne­ra creé un es­pa­cio ideal pa­ra el des­can­so y la re­fle­xión”, con­clu­ye el maes­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.