LA FLOR PRODIGIOSA

TAO - Tomo III - - Crisantemo -

Con­si­de­ra­da sím­bo­lo de no­ble­za, sus vir­tu­des la co­lo­can en un lu­gar des­ta­ca­do del her­ba­rio chino. Ni­ve­la la pre­sión ar­te­rial, el co­les­te­rol y tie­ne pro­pie­da­des an­ti­his­ta­mí­ni­cas. El poe­ma de Mao.

El cri­san­te­mo es una de las flores más sig­ni­fi­ca­ti­vas de la cul­tu­ra chi­na, que la con­si­de­ra sím­bo­lo de no­ble­za jun­to a la del ce­re­zo, la or­quí­dea y la plan­ta de bam­bú. Pe­ro su no­ble­za no se re­la­cio­na úni­ca­men­te con su be­lle­za sino tam­bién con los am­plios be­ne­fi­cios que apor­ta a la sa­lud.

Uti­li­za­da tra­di­cio­nal­men­te en me­di­ci­na, po­see una mez­cla de sa­bo­res, dul­ce, pi­can­te y amar­go; su na­tu­ra­le­za es fres­ca y ac­túa es­ti­mu­lan­do los me­ri­dia­nos de pul­món, hí­ga­do y es­tó­ma­go.

El con­su­mo ha­bi­tual (una ta­za dia­ria) de la in­fu­sión ob­te­ni­da de cua­tro flores se­cas en una ta­za de agua hir­vien­do au­men­ta el ni­vel de cal­cio, re­gu­la la pre­sión ar­te­rial, re­du­ce el co­les­te­rol y los tri­gli­cé­ri­dos. Ade­más, tie­ne pro­pie­da­des tó­ni­cas con­tra los có­li­cos en ge­ne­ral, la fal­ta de ape­ti­to y los tras­tor­nos di­ges­ti­vos, y es muy efec­ti­va pa­ra los res­fríos, el do­lor de ca­be­za, mi­gra­ñas y ma­reos. Otra de sus vir­tu­des es que pla­ca el Fue­go, por eso es muy ade­cua­da pa­ra cal­mar los sín­to­mas tí­pi­cos de la me­no­pau­sia.

Es muy uti­li­za­da tam­bién pa­ra des­con­ges­tio­nar los ojos irri­ta­dos, aún cuan­do la cau­sa sea un cua­dro de con­jun­ti­vi­tis. Pa­ra tal fin se co­lo­can com­pre­sas em­be­bi­das en la in­fu­sión y tam­bién me­jo­ra los ojos se­cos y la vi­sión bo­rro­sa. Otra op­ción es ha­cer­se ba­ños de va­por.

La com­pre­sas de flores rehi­dra­ta­das y con­te­ni­das en una ga­sa son muy bue­nas pa­ra cal­mar la piel irri­ta­da o con ac­né.

Pe­ro no to­das las va­rie­da­des de cri­san­te­mo pue­den uti­li­zar­se co­mo re­me­dio. Se­gún la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, se pue­den em­plear en for­ma se­gu­ra las flores blan­cas y las ama­ri­llas, es­pe­cial­men­te de una va­rie­dad lla­ma­da Hang Bai Ju, muy fá­cil de con­se­guir di­se­ca­do en las her­bo­ris­te­rías y tam­bién en co­mer­cios chi­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.