Las fuen­tes, afue­ra

TAO - Tomo IV - - Feng Shui -

El in­te­rior de la vi­vien­da no es el ám­bi­to pro­pi­cio pa­ra ins­ta­lar fuen­tes y mu­cho me­nos si tie­nen bom­bas pa­ra mo­ver el agua, por­que pue­den pro­vo­car pro­ble­mas gra­ves en la pa­re­ja.” Una vez vi­si­té a un ami­go y vi que te­nía una en la ca­sa. En­ton­ces le pre­gun­té có­mo iba su ma­tri­mo­nio y me ase­gu­ró que to­do fun­cio­na­ban per­fec­ta­men­te. Sin em­bar­go, al po­co tiem­po se se­pa­ra­ron. Es que ese mo­vi­mien­to fic­ti­cio y el so­ni­do dan lu­gar a de­seos in­con­tro­la­bles y sin ubi­ca­ción, que tam­bién pue­den dar lu­gar a in­fi­de­li­da­des”. ase­gu­ra Liu Ming.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.