TIAN DI DE IN­VIERNO

(ÚL­TI­MA PAR­TE) Con los cua­tro mo­vi­mien­tos que ex­pli­ca­mos aquí, ce­rra­mos la se­rie de no­tas en las que pre­sen­ta­mos la ru­ti­na crea­da por el maes­tro Liu Ming y que apro­ve­cha la ener­gía de ca­da es­ta­ción del año pa­ra me­jo­rar di­ver­sos as­pec­tos de la sa­lud fí­sic

TAO - Tomo IV - - Tai Chi -

La di­fe­ren­cia en­tre un mo­vi­mien­to de Tai Chi y una co­reo­gra­fía ra­di­ca en la ar­mo­nía con que se rea­li­zan los des­pla­za­mien­tos en unión con la re­la­ción in­ter­na del cuer­po, por eso pri­me­ro es in­dis­pen­sa­ble en­ten­der có­mo ejer­ci­tar el mo­vi­mien­to in­terno pa­ra lue­go unir­lo a los des­pla­za­mien­tos in­di­ca­dos en la ru­ti­na o for­ma” de Tai Chi”, ex­pli­ca el maes­tro Liu Ming.

Hay que re­cor­dar que lo que no­so­tros prac­ti­ca­mos es­tá ba­sa­do en la ar­mo­nía de Yin Yang. Si se res­pe­ta es­te con­cep­to en bus­ca de la ar­mo­nía, cual­quier mo­vi­mien­to va a es­tar bien; pe­ro cuan­do se rom­pen las le­yes de es­ta ar­mo­nía cual­quier mo­vi­mien­to es­ta­rá mal. Y es­ta es la di­fe­ren­cia de un mo­vi­mien­to en una for­ma de Tai Chi y una co­reo­gra­fía, que es só­lo una se­rie de mo­vi­mien­tos sin te­ner en cuen­ta es­ta ar­mo­nía”.

Na­tu­ral­men­te, pa­ra rea­li­zar la for­ma se de­be te­ner en cla­ro có­mo y por­qué se mue­ve el cuer­po pa­ra lue­go po­der rea­li­zar los mo­vi­mien­tos con un sen­ti­do cla­ro y en ar­mo­nía, al­go que se con­si­gue con la prác­ti­ca y el tiem­po de en­tre­na­mien­to. Es im­por­tan­te en­ten­der que una for­ma de Tai Chi pue­de te­ner múl­ti­ples apli­ca­cio­nes, co­mo so­lu­cio­nar pro­ble­mas de sa­lud y pos­tu­ra­les, me­jo­rar la prác­ti­ca de ar­tes mar­cia­les, ser más efi­cien­te en las ta­reas, te­ner una men­te cla­ra, un cuer­po fuer­te, etc.;pe­ro co­mo di­ce Liu, “El prin­ci­pal ob­je­ti­vo del Tai Chi es man­te­ner las le­yes que lle­van a la ar­mo­nía na­tu­ral y la con-

se­cuen­cia de es­to va a ser un be­ne­fi­cio en cual­quie­ra de es­tos as­pec­tos”.

En pró­xi­mas edi­cio­nes de Tao vol­ve­re­mos a ex­pli­car los as­pec­tos bá­si­cos del Tai Chi pa­ra aque­llos que re­cién se ini­cian o quie­ren co­men­zar con la prác­ti­ca, o bien pa­ra que pue­dan re­for­zar y re­cor­dar cier­tos con­cep­tos aque­llos que han ve­ni­do si­guien­do a tra­vés de nues­tras pá­gi­nas las di­fe­ren­tes ru­ti­nas y sus apli­ca­cio­nes. Pe­ro aho­ra va­mos a en­fo­car­nos en la úl­ti­ma par­te de Tian Di, la for­ma crea­da por el maes­tro Liu Ming a par­tir de su ex­pe­rien­cia en la Ar­gen­ti­na.

Co­mo se­ña­la­mos en la pre­sen­ta­ción de ca­da una, es­ta for­ma apro­ve­cha la ener­gía de las es­ta­cio­nes del año y por eso mos­tra­mos cua­tro ru­ti­nas di­fe­ren­tes que de­no­mi­na­mos Tian Di de Pri­ma­ve­ra (Tao N° 26 y 27), de Ve­rano (Tao 29 y 30) , de Otoño (Tao N° 32 y 33), y de In­vierno, cu­yos tres pri­me­ros mo­vi­mien­tos mos­tra­mos en la edi­ción de Agosto (Ver Tao N° 37), y aquí com­ple- ta­mos con es­tos otros cua­tro.

Tie Niu Gen Di

El bú­fa­lo de hie­rro que la­bra la tie­rra

Des­de la pos­tu­ra de la Fo­to 1 se gi­ra ha­cia ade­lan­te le­van­tan­do el bra­zo de­re­cho y lle­van­do ha­cia es­te la­do el bra­zo iz­quier­do (Fo­to 2) . Man­te­nien­do el peso en la pier­na de­re­cha le­van­ta­mos la iz­quier­da jun­to con el bra­zo del mis­mo la­do (Fo­to 3) pa­ra lue­go ba­jar la pier­na de es­te la­do mien­tras se lle­van los bra­zos ade­lan­te del cuer-

po (Fo­to 4). Con el peso en la pier­na de­re­cha se lle­va la pal­ma de­re­cha ha­cia arri­ba y la iz­quier­da ha­cia atrás, mien­tras la plan­ta del pie del mis­mo la­do tam­bién man­tie­ne es­ta di­rec­ción (Fo­to 5). Lue­go rea­li­za­mos el mis­mo mo­vi­mien­to del otro la­do con el peso en la pier­na iz­quier­da (Fo­to 6), y se­gui­mos gi­ran­do el cuer­po ha­cia la de­re­cha ba­jan­do el pie de es­te la­do y lle­van­do el bra­zo de­re­cho arri­ba y el iz­quier­do por de­ba­jo de es­te (Fo­to 7) .

Yi Zhu Qing Tian La co­lum­na que sos­tie­ne al Cie­lo

Des­de la pos­tu­ra de la Fo­to 8 se gi­ran los bra­zos con el de­re­cho por aden­tro y el iz­quier­do por afue­ra jun­to a to­do el cuer­po (Fo­to 9) y rea­li­za­mos un gol­pe con el bra­zo de­re­cho de­ján­do­lo per­pen­di­cu­lar (Fo­to 10) .

Gao Shan Deng Xue La nie­ve se rom­pe des­de lo alto de la mon­ta­ña

Con­ti­nua­mos ba­jan­do los bra­zos y lle­van­do el peso ha­cia atrás (Fo­to 11), y jun­ta­mos las pier­nas mien­tras le­van­ta­mos los bra­zos (Fo­to 12). Lue­go lle­va­mos la pier­na de­re­cha ha­cia atrás de­jan­do el peso en la pier­na iz­quier­da y ba­ja­mos los bra­zos pa­san­do el peso ha­cia la pier­na de­re­cha jun­to con to­do el cuer­po (Fo­to 13) . Lue­go se con­ti­núa el mis­mo mo­vi­mien­to del otro la­do del cuer­po jun­tan­do la pier­na iz­quier­da y le­van­tan­do los bra­zos (Fo­to 14), pa­ra lue­go lle­var la pier­na iz­quier­da atrás pa­san­do el peso ha­cia es­te la­do y ba­jan­do los bra­zos (Fo­to 15) .

Xi Xi Gui Yuan De­vol­ver la res­pi­ra­ción al ori­gen

Des­de la po­si­ción in­me­dia­tam­ne­te an­te­rior se gi­ra el cuer­po ha­cia la de­re­cha con los bra­zos por de­lan­te (Fo­to 16) y da­mos un pa­so has­ta la po­si­ción de la Fo­to 17; man- te­ne­mos los pies pa­ra­le­los y los bra­zos ade­lan­te del cuer­po y rea­li­za­mos una se­rie de res­pi­ra­cio­nes ex­pan­dien­do cuan­do se in­ha­la y con­cen­tran­do cuan­do per­fec­tam­ne­te se ex­ha­la lle­van­do los bra­zos has­ta la pos­tu­ra de la Fo­to 18. Re­pe­ti­mos 3 ve­ces pa­ra lue­go ba­jar los bra­zos por el per­fil (Fo­to 19) mien­tras ex­ha­la­mos; in­ha­la­mos lle­van­do los bra­zos bien arri­ba (Fo­to 20) , y ex­ha­la­mos nue­va­men­te al ba­jar­los por el cos­ta­do del cuer­po (Fo­to 21). Fi­na­li­za­mos el mo­vi­mien­to ce­rran­do la po­si­ción, jun­tan­do las pier­nas y con los pul­ga­res to­can­do la lí­nea me­dia del per­fil del cuer­po (Fo­to 22)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.