Un té pa­ra re­cor­dar

TAO - Tomo IV - - Nota De Tapa -

Se sa­be que el té des­in­to­xi­ca y pu­ri­fi­ca la ener­gía, que es­ti­mu­la el or­ga­nis­mo en ge­ne­ral y la fun­ción ce­re­bral en par­ti­cu­lar, pe­ro ade­más po­see un ami­noá­ci­do lla­ma­do L-thea­ni­na, que me­jo­ra el sen­ti­do de aler­ta, el tiem­po de reac­ción y la me­mo­ria. El gin­seng tam­bién es re­co­men­da­ble cuan­do se es­tá pa­san­do por una si­tua­ción de es­trés.

“Si una per­so­na tie­ne la ener­gía muy ba­ja, su ca­pa­ci­dad de ra­zo­nar o de re­cor­dar se ve­rá di­fi­cul­ta­da. Y el gin­seng es lo me­jor pa­ra le­van­tar­la, por­que ade­más res­tau­ra la me­mo­ria gra­cias a sus pro­pie­da­des va­so­di­la­ta­do­ras, que me­jo­ran la cir­cu­la­ción san­guí­nea y la oxi­ge­na­ción de las neu­ro­nas”, di­ce Liu.

El gink­go tam­bién po­see una fun­ción si­mi­lar e in­clu­so me­jo­ra el flu­jo san­guí­neo en los va­sos más pe­que­ños de la cor­te­za ce­re­bral. De la mez­cla de am­bos se ob­tie­ne una ri­ca in­fu­sión que pue­de be­ber­se a dia­rio pa­ra man­te­ner la ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual a full.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.