TAI CHI PA­RA TO­DOS

El maes­tro Liu Ming fue la per­so­na­li­dad cen­tral del fes­te­jo del 12° aniver­sa­rio de la Es­cue­la Mu­ni­ci­pal e Tai Chi de Ge­ne­ral Ro­ca, en la pro­vin­cia de Rio Ne­gro. Los de­ta­lles de una cla­se ma­gis­tral pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da.

TAO - Tomo IV - - Seminario -

En va­rias oca­sio­nes el maes­tro Liu Ming ex­pli­có que su pro­pó­si­to en la Ar­gen­ti­na es di­fun­dir un con­cep­to de ar­mo­nía , Tai Chi, con el cual se rea­li­zan ejer­ci­cios pa­ra el cuer­po y la men­te, en el que se ba­san la me­di­ci­na chi­na, el Feng Shui, el I Ching, etc. pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a me­jo­rar su ca­li­dad de vi­da. Por eso, ade­más de or­ga­ni­zar sus se­mi­na­rios y ta­lle­res, siem­pre es­tá dis­pues­to a co­la­bo­rar con es­te ti­po de ini­cia­ti­vas que im­pul­san ins­ti­tu­cio­nes y es­pe­cia­lis­tas de to­do el país. Así fue que el pa­sa­do 4 de no­viem­bre fue in­vi­ta­do a dic­tar un se­mi­na­rio or­ga­ni­za­do por uno de sus dis­cí­pu­los, el pro­fe­sor Gui­ller­mo Aquis­ta­pa­ce, afi­lia­do a la Aso­cia­ción del maes­tro Liu Ming, en la ciu­dad de Ge­ne­ral Ro­ca, pro­vin­cia de Río Ne­gro.

“Ese lu­gar es in­creí­ble no só­lo por sus pai­sa­jes sino tam­bién por la ener­gía que po­see. La gen­te es muy sim­ple y me hi­cie­ron sen­tir muy có­mo­do. To­dos los par­ti­ci­pan­tes del se­mi­na­rio mos­tra­ron un gran in­te­rés por es­ta fi­lo­so­fía de vi­da y el am­bien­te fue muy ale­gre. Fue muy gra­ti­fi­can­te y es­toy muy agra­de­ci­do por la in­vi­ta­ción”, re­la­ta Liu Ming.

La jor­na­da coin­ci­dió con el 12 aniver­sa­rio de la Es­cue­la Mu­ni­ci­pal de Tai Chi de Ge­ne­ral Ro­ca, crea­da por ini­cia­ti­va de la Di­rec­ción de Cul­tu­ra del mu­ni­ci­pio con el ob­je­ti­vo de ge­ne­rar un es­pa­cio abier­to a to­da la co­mu­ni­dad pa­ra in­te­grar el ar­te, el mo­vi­mien­to y la sa­lud a tra­vés de la prác­ti­ca del Tai Chi y el Chi Kung.

“Fue muy re­con­for­tan­te te­ner a Liu Ming en es­te fes­te­jo; sin du­das una ex- pe­rien­cia ma­ra­vi­llo­sa pa­ra nues­tra es­cue­la y un ver­da­de­ro or­gu­llo que nues­tro maes­tro ven­ga a en­se­ñar­nos y lo ha­ga con tan­ta en­tre­ga y hu­mil­dad”.

La aper­tu­ra de las jor­na­das se reali­zó en las ins­ta­la­cio­nes del an­ti­guo Con­ce­jo De­li­be­ran­te de la ciu­dad y con­tó con la pre­sen­cia de la Se­cre­ta­ria de Ac­ción So­cial Lic. Marta Cas­ca­ra­vi­lla. La con­vo­ca­to­ria des­bor­dó las ins­ta­la­cio­nes del re­cin­to y du­ran­te la char­la abierta Liu con­tó su ex­pe­rien­cia en el ca­mino de com­pren­der la unión, la ar­mo­nía del cuer­po y la men­te apli­ca­do a di­fe­ren­tes ejer­ci­cios y la me­di­ci­na tra­di­cio­nal y su amis­tad con el Pa­pa Fran­cis­co. El sá­ba­do y do­min­go lo de­di­có a dic­tar el se­mi­na­rio en las ins­ta­la­cio­nes del Centro Mu­ni­ci­pal de Ar­te “CE.M.AR”, de Ge­ne­ral Ro­ca, al que asis­tie­ron más de 100 par­ti­ci­pan­tes, alum­nos y pro­fe­so­res de la Aso­cia­ción Neu­qui­na de Tai Chi y Chi Kung (los cua­les tam­bién sue­len or­ga­ni­zar

El pro­fe­sor Gui­ller­mo Aquis­ta­pa­ce, or­ga­ni­za­dor del se­mi­na­rio, or­gu­llo­so de con­tar con la par­ti­ci­pa­ción del maes­tro Liu Ming en el aniver­sa­rio de su es­cue­la. en­cuen­tros de prác­ti­cas con ron pro­fe­so­res, prac­ti­can­tes, la aso­cia­ción del maes­tro te­ra­peu­tas lo­ca­les y de diLiu Ming), tam­bién asis­tie- ver­sas pro­vin­cias. Liu res- pon­dió con­sul­tas acer­ca de la prác­ti­ca del Chi Kung y su en­fo­que te­ra­péu­ti­co, ase­so­ró so­bre pro­ble­mas de sa­lud y dió con­se­jos so­bre ali­men­ta­ción, re­la­cio­nan­do la pro­ble­má­ti­ca con las le­yes del Yang-yin, Cie­lo-tie­rra y la im­por­tan­cia de la res­pi­ra­ción.

“Pa­ra me­jo­rar nues­tra ca­li­dad de vi­da y re­cu­pe­rar la sa­lud de­be­mos dar la batlla contra la en­fer­me­dad, y pa­ra eso ne­ce­si­ta­mos co­no­cer la na­tu­ra­le­za y res­pe­tar­la; la vi­da es un in­ter­cam­bio con la na­tu­ra­le­za, ella nos ha­ce un gran fa­vor y no­so­tros de­be­mos de­vol­vér­se­lo, por eso nos ba­sa­mos en la téc­ni­ca de res­pi­ra­ción, pa­ra ge­ne­rar un Chi de­re­cho que pue­da apro­ve­char esa ener­gía”, sin­te­ti­zó Liu.

Co­mo bro­che de oro, pre­sen­tó la for­ma Tian Di, la for­ma de Tai Chi desa­rro­lla­da por el maes­tro Liu Ming pa­ra prac­ti­car la ar­mo­nía de Yin Yang, que el pró­xi­mo año se­rá in­cor­po- ra­da en el pro­gra­ma de es­ta es­cue­la.

“Es­toy muy fe­liz de sa­ber que tan­ta gen­te es­tá co­nec­ta­da con la me­di­ci­na na­tu­ral, el Tai Chi y el Tao, por eso siem­pre po­drán con­tar con­mi­go pa­ra re­co­rrer es­te ca­mino y pa­ra fi­na­li­zar quie­ro con­tar­les que ha­ce unas se­ma­nas es­tu­ve en Chi­na y me di cuen­ta de que es un país lleno de his­to­ria, pe­ro que Ar­gen­ti­na es un país jo­ven, don­de se pue­de es­cri­bir una gran his­to­ria. Nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad es que esa his­to­ria sea la me­jor. El Pa­pa Fran­cis­co di­ce que al mo­rir to­dos va­mos al mis­mo lu­gar y que de es­te mun­do no po­de­mos lle­var­nos na­da ma­te­rial. Por eso creo que nues­tra mi­sión es de­jar un buen ca­mino pa­ra las ge­ne­ra­cio­nes fu­tu­ras. Es­cri­ba­mos la his­to­ria con un co­ra­zón no­ble”, con­clu­yó

Agra­de­ce­mos al pro­fe­sor Gui­ller­mo Aquis­ta­pa­ce su co­la­bo­ra­ción pa­ra la rea­li­za­ción de es­ta no­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.