Pun­to de ini­cio

El ti­mo­nel crea­ti­vo de la ca­sa Pa­co Ra­ban­ne, Ju­lien Dos­se­na, ha­bla so­bre su sin­to­nía con la mar­ca fun­da­da en 1966, las más re­cien­tes pro­pues­tas y su es­té­ti­ca vi­sio­na­ria

VOGUE Latinoamerica - - Vogue Septiembre - Fo­to­gra­fías Car­lot­ta Ma­nai­go — Rea­li­za­ción Mi­chae­la Do­sa­man­tes — Tex­to Jo­sé For­te­za

Ju­lien Dos­se­na, la men­te de­trás de Pa­co Ra­ban­ne, ha­bla de su amor por la mai­son

Re­cuer­den el ves­ti­do de pla­cas de alu­mi­nio de Fra­nçoi­se Hardy, aquel de ma­lla con el que Ja­ne Bir­kin sa­cu­dió los años 70, a Ja­ne Fon­da en Bar­ba­re­lla y Au­drey Herp­burn en Two for the Road. To­das le de­ben ca­da uno de esos mo­men­tos a un di­se­ña­dor, que ex­ten­dió su ta­len­to a la pin­tu­ra y la es­cul­tu­ra. Pa­co Ra­ban­ne fue uno de los hi­jos de la pos­t­re­vo­lu­ción in­dus­trial, que vi­vie­ron su pre­sen­te con la mi­ra­da en un fu­tu­ro, utó­pi­co, es cier­to, pe­ro los gran­des sue­ños so­lo sa­ben in­ter­pre­tar­los quie­nes tie­nen una mi­ra­da ca­paz de ta­la­drar el ho­ri­zon­te. Él fue ese per­so­na­je que se atre­vió a in­cor­po­rar a la mo­da ma­te­ria­les tan inusi­ta­dos en­ton­ces, co­mo el ace­ta­to.

La he­ren­cia de Ra­ban­ne es­tá des­de 2013 en las ma­nos de Ju­lien Dos­se­na, el ac­tual di­rec­tor crea­ti­vo de la fir­ma, par­te del Gru­po Puig. El di­se­ña­dor fran­co-bri­tá­ni­co con­ver­só en ex­clu­si­va con Vo­gue pa­ra es­ta edi­ción. Lo pri­me­ro que siem­pre nos pre­gun­ta­mos cuan­do un crea­ti­vo jo­ven lle­ga a una mar­ca de só­li­da tra­di­ción es, có­mo era el mun­do que en­con­tró al lle­gar a asu­mir su nue­vo rol. “Era co­mo una pá­gi­na en blan­co”, di­ce, “así que tu­ve la li­ber­tad de re-ima­gi­nar có­mo po­día ser el clien­te de la fir­ma y to­do era po­si­ble en lo re­fe­ren­te a la mo­da, sim­ple­men­te, ha­bía que reac­ti­var­lo. La reali­dad es que va­rios di­se­ña­do­res han tra­ta­do de cap­tar la esen­cia fu­tu­ris­ta de Pa­co Ra­ban­ne, pe­ro tal vez por pri­me­ra vez, en es­tos úl­ti­mo más de tres años Ju­lien ha si­do efi­caz en el em­pe­ño de eje­cu­tar la vi­sión del fun­da­dor con sus pren­das pu­li­das y de­sen­fa­da­das, los cor­tes asi­mé­tri­cos y ra­cio­na­les dra­pea­dos. De to­do eso, cuán­to ha si­do el apor­te de la ve­ne­ra­ble ca­sa de mo­da: “¡Mu­chí­si­mo! De una ma­ne­ra sen­ci­lla y na­tu­ral lo­gré ha­cer el match con va­lo­res es­té­ti­cos que ado­ro: la fuer­za, la au­da­cia, el ra­di­ca­lis­mo y la sen­sua­li­dad”, con­tes­ta.

Cuan­do un crea­ti­vo ya ha acu­mu­la­do ex­pe­rien­cia con mar­cas his­tó­ri­cas, pue­de va­lo­rar con más cer­ti­dum­bre ca­da nue­va eta­pa de su ca­rre­ra. En el ca­so de Ju­lien, ¿qué le ha sa­tis­fe­cho más des­de tu lle­ga­da a Pa­co Ra­ban­ne? “Mu­chas co­sas”, afir­ma, “pe­ro so­bre to­do, el equi­po. Tra­ba­jar con gen­te con ta­len­to — a la que ade­más quie­res— es lo más im­por­tan­te y gra­ti­fi­can­te”, aña­de. Cuan­do res­pon­de, no po­de­mos evi­tar re­pa­sar en la me­mo­ria cuán­tos en­tre sus co­le­gas pa­san por al­to a to­dos los que sus­ten­tan su tra­ba­jo. Quie­nes co­mo él res­pe­tan la idea de una obra co­lec­ti­va sue­len ser los que aca­ban por te­ner un éxi­to per­du­ra­ble y de­jan una mar­ca en la in­dus­tria de la mo­da. Otro as­pec­to es es­tar al tan­to, ser par­te efec­ti­va de la es­tra­te­gia de las mar­cas pa­ra las que tra­ba­jan y que eso se re­fle­je en su obra. “Hay mu­chos as­pec­tos de la mar­ca que tra­du­cen e in­flu­yen mi tra­ba­jo. Ac­tual­men­te, es­ta­mos ex­plo­ran­do es­tos va­lo­res que nos de­fi­nen”, es el co­men­ta­rio so­bre el te­ma.

Man­te­ner­se al día, cap­tar la aten­ción de la nue­va clien­te­la y re­fres­car las pro­pues­tas de una fir­ma his­tó­ri­ca de­be ser tam­bién una pre­sión adi­cio­nal so­bre los hom­bros del ti­mo­nel. Mien­tras más po­ten­te ha si­do la ho­ja de vi­da de la mar­ca, ma­yor de­be ser el re­to.

“No ha si­do di­fí­cil ac­tua­li­zar­nos, aun­que eso no siem­pre de­pen­de de la mar­ca”, di­ce Ju­lien. Y agre­ga que, “cuan­do la he­ren­cia tra­ta de hi­per-mo­der­ni­dad e in­no­va­ción es bas­tan­te fá­cil ac­tua­li­zar­la. He si­do afor­tu­na­do”, se­ña­la, de­jan­do cla­ro que su ex­cep­ción con­fir­ma la re­gla de que no siem­pre el ca­mino es­tá li­bre de obs­tácu­los. Le co­men­ta­mos que mez­clar lo cool con una me­ticu­losa pro­duc­ción ar­te­sa­nal es muy mi­llen­nial, y muy Pa­co Ra­ban­ne. “Ha si­do muy in­tere­san­te na­ve­gar en­tre es­tas for­mas de ex­pre­sión e in­no­va­ción que tan ali­nea­das es­tán con la mar­ca, jus­ta­men­te es­to ha he­cho del pro­ce­so de lle­gar a es­te pun­to al­go muy na­tu­ral pa­ra no­so­tros”.

En­tre el se­llo que ha lle­va­do es­te ar­tis­ta del es­ti­lo a Pa­co Ra­ban­ne en sin­to­nía con el ses­go fu­tu­ris­ta es­tá una as­tu­ta amal­ga­ma de pren­das de mar­ca­da vo­ca­ción de­por­ti­va en las que la ma­lla me­tá­li­ca y el rho­doïd han asu­mi­do con fre­cuen­cia to­do el pro­ta­go­nis­mo. Con él, la mu­jer de per­fil Pa­co Ra­ban­ne ha do­mi­na­do las ca­lles con ai­res ur­ba­nos. El chic de­por­ti­vo se ha fu­sio­na­do al len­gua­je con tops y leg­gings, jun­to con ac­ce­so­rios de­co­ra­dos con apli­ques y aca­ba­dos me­tá­li­cos. So­bre la más re­cien­te pro­duc­ción, qué nos pue­des con­tar su crea­dor: “In­ten­ta­mos trans­mi­tir mo­vi­mien­to y sen­sua­li­dad, ra­di­ca­li­dad y fe­mi­ni­dad”. ¿Al­gu­na pre­fe­ri­da en­tre las pro­pues­tas? “No ten­go pre­fe­ren­cia por nin­gu­na pie­za en con­cre­to, me gus­ta la com­bi­na­ción en­tre ellas, la que ex­pre­sa una pren­da al la­do de otra. Ca­da una de ellas tie­ne su pro­pia fuer­za”.

Aa­mé­ri­ca La­ti­na, nues­tra ca­sa, ¿có­mo la ve? La mar­ca es co­no­ci­da en La­ti­noa­mé­ri­ca por sus per­fu­mes y su pa­sa­do co­mo mar­ca pa­ra hom­bre, se tie­ne una per­cep­ción muy mas­cu­li­na. Es­ta­mos in­ten­tan­do cam­biar es­ta ima­gen vis­tien­do a ma­ra­vi­llo­sas mu­je­res la­ti­noa­me­ri­ca­nas”. Ya en es­te te­ma, si Ju­lien tu­vie­ra que di­se­ñar la pren­da per­fec­ta pa­ra la mu­jer la­ti­na ¿có­mo se­ría? “Cuan­do pien­so en ella me la ima­gino fuer­te, muy ra­di­cal y cul­ti­va­da, con una fan­tás­ti­ca re­la­ción con su cuer­po: se­gu­ra de sí mis­ma. Su pren­da se­ría un ves­ti­do de jer­sey ro­jo, im­pac­tan­te pe­ro sen­ci­llo”, ex­pli­ca. Eso afir­ma un hom­bre que se ins­pi­ra “jus­ta­men­te ob­ser­van­do la vi­da co­ti­dia­na”. Tal vez en 40 años, una pren­da icó­ni­ca lle­va­da por una la­ti­na es­ta­rá jun­to a Au­drey y Bar­ba­re­lla. �

De una ma­ne­ra sen­ci­lla lo­gré el match en­tre los va­lo­res es­té­ti­cos co­mo la au­da­cia y sen­sua­li­dad

FA­SE IRRES­TRIC­TA Iz­quier­da: Ju­lien Dos­se­na, el di­se­ña­dor de­trás de la fir­ma Pa­co Rab­ba­ne; arri­ba: mo­de­lo lle­van­do blu­sa con re­cor­tes, fal­da con te­ji­do de pun­to y bol­so con de­ta­lles me­tá­li­cos, de Pa­co Ra­ban­ne.

AS­CEN­SO ASI­MÉ­TRI­CO De­re­cha: blu­sa con re­cor­tes, crop top me­tá­li­co, fal­da asi­mé­tri­ca y bol­so, to­do de Pa­co Ra­ban­ne. Aba­jo: bol­so es­ti­lo puzz­le, de la fir­ma.

Dcha.: look de la nue­va co­lec­ción. En es­te re­por­ta­je: pei­na­do, Seb Bas­cle; ma­qui­lla­je, Ca­ro­le Co­lom­ba­ni; asis­ten­tes, Leo­nard Di­ga y Pablo Fre­da; pro­duc­ción, Mar­gaux Hu­guet; mo­de­lo, Ra­quel/ford.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.