LA SEN­SA­CIÓN DE TENERLO TO­DO

Ra­pa Nui, en Po­li­ne­sia, res­guar­da el ex­clu­si­vo Ho­tel Han­ga­roa Eco Vi­lla & Spa, mez­clan­do ar­qui­tec­tu­ra cohe­ren­te con la rus­ti­ci­dad del en­torno na­tu­ral

VOGUE Latinoamerica - - MUNDO VOGUE -

Cier­ta­men­te hay un le­ga­do in­ne­ga­ble: el lu­jo. Pe­ro el ca­so es que en el Ho­tel Han­ga­roa Eco Vi­lla & Spa es­te va li­ga­do a la ex­pe­rien­cia. Im­po­si­ble ol­vi­dar que está ubi­ca­do en un des­tino tan es­pe­cial y re­ple­to de tra­di­cio­nes, co­mo lo es Ra­pa Nui, en ple­na Po­li­ne­sia. Des­per­di­ga­da en la mi­tad del Pa­cí­fi­co, es­ta des­ve­la más de un se­cre­to y mi­les de his­to­rias fa­bu­lo­sas. En es­te ho­tel, el via­je ase­gu­ra esa an­he­la­da sen­sa­ción de tenerlo to­do: en­con­trar la co­mo­di­dad y la aven­tu­ra; ar­qui­tec­tu­ra cohe­ren­te con el en­torno y la rus­ti­ci­dad más ab­so­lu­ta; la aten­ción per­so­na­li­za­da y la li­ber­tad to­tal.

En una lo­ca­ción pri­vi­le­gia­da, y con una vis­ta de pos­tal, es­te ho­tel fu­sio­na lo me­jor de dos mun­dos que se en­cuen­tran en la son­ri­sa de ca­da pa­sa­je­ro. Por­que si hay una de­fi­ni­ción con­cre­ta, es­ta es: ex­pe­rien­cia úni­ca. La cal­ma es in­te­rrum­pi­da por el vien­to de Ra­pa Nui y no hay ma­ne­ra de es­qui­var­lo. Al fi­nal, da la sen­sa­ción de que es­tan­do aquí uno es in­fi­ni­ta­men­te li­bre. Aun­que es­té

ro­dea­da de agua por to­das par­tes —y a cin­co ho­ras de vue­lo desde el con­ti­nen­te— hay una grata sen­sa­ción de per­te­nen­cia.

En un for­ma­to pe­que­ño, es­te ho­tel es in­ne­ga­ble­men­te má­gi­co. Ca­da ha­bi­ta­ción te pro­po­ne una ca­mi­na­ta cohe­ren­te con la mis­ma esen­cia de la is­la. El en­torno se fu­sio­na má­gi­ca­men­te con una cons­truc­ción po­co in­va­si­va y muy ac­tual. La ma­de­ra se fun­de con la ro­ca vol­cá­ni­ca y esa mis­ma co­mo­di­dad se tras­la­da en ca­da área del ho­tel. Su gas­tro­no­mía, va­ria­da y de al­tí­si­ma ca­li­dad, con­vi­ve con la ex­pe­rien­cia out­door de al­to ni­vel. To­da una ex­pe­rien­cia pa­ra los aman­tes de la aven­tu­ra más lu­jo­sa. —Ber­nar­di­ta Braun

ARRI­BA: VIS­TA PANORÁMICA DEL HO­TEL; DCHA.: EL DÍA CO­MIEN­ZA Y TER­MI­NA CON UNA VIS­TA DE POS­TAL Y LA ME­JOR ATEN­CIÓN.

LA PISCINA ES EL ÍCONO DEL RELAX; ARRI­BA: IMA­GEN DE UNA DE LAS HA­BI­TA­CIO­NES.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.