La mi­ra­da crea­ti­va de Fae­na

Xi­me­na Ca­mi­nos es una ar­tis­ta que crea am­bien­tes e ini­cia­ti­vas sin creer en lí­mi­tes so­cia­les o es­té­ti­cos. Nos ha­bla en exclusiva

VOGUE Latinoamerica - - Agenda Vogue -

Va­le la pe­na apro­ve­char no­viem­bre pa­ra an­dar por ca­da ciu­dad po­si­ble. Es­te mes es el más ho­mo­gé­neo en es­pí­ri­tu y co­lor de to­do el año. Un he­mis­fe­rio se en­tin­ta de ro­jo-des­pe­di­da, co­mo um­bral del in­vierno; el otro, se sa­cu­de con el ro­jo-jol­go­rio del oto­ño, y en to­das par­tes el vien­to te en­sar­ta co­mo saeta em­pa­pa­da de aro­mas de cam­bio. Jus­to así ten­go la suer­te de lle­gar des­de Puer­to Ma­de­ro, en Bue­nos Ai­res, a Mia­mi, pa­ra en­con­trar a al­guien más que sa­be ha­cer que flu­yan to­das las tran­si­cio­nes: Xi­me­na Ca­mi­nos. La Di­rec­to­ra Crea­ti­va del Gru­po Fae­na ele­va es­té­ti­ca­men­te a la ca­te­go­ría de pro­yec­to cul­tu­ral lo que sin ella y su otra só­li­da mi­tad em­pre­sa­rial, Alan Fae­na, se­ría un exi­to­so pro­yec­to más de bie­nes raí­ces. “Ha­blar de Fae­na es re­fe­rir­se a la fun­ción del ar­te en ge­ne­ral. El ar­te ha si­do el me­jor alia­do de to­dos los mo­vi­mien­tos so­cio­cul­tu­ra­les de la hu­ma­ni­dad, co­mo una es­pe­cie de con­ju­ro uni­ver­sal”, di­ce. “Se tra­ta de un pro­yec­to cul­tu­ral que, ade­más del ar­te, in­clu­ye mu­chas más co­sas, co­mo la gas­tro­no­mía, por ejem­plo. Mi back­ground an­tes de tra­ba­jar con Alan, in­clu­ye mi for­ma­ción en cul­tu­ra y ar­te en ini­cia­ti­vas sin fi­nes de lu­cro. Él apor­tó una brillante men­te de ne­go­cios y fun­cio­nó de ma­ne­ra ge­nial. De un em­pren­di­mien­to de uso mix­to, hi­ci­mos un dis­tri­to cul­tu­ral a gran es­ca­la”, aña­de Ca­mi­nos. Se re­fie­re a su pri­mer dis­tri­to, en Puer­to Ma­de­ro, al que si­guió Mia­mi. “Así ten­de­mos un puen­te cul­tu­ral en­tre Sur y Nor­te en Amé­ri­ca que es­tán tan di­so­cia­dos. El ar­te ha si­do pa­ra mí una he­rra­mien­ta de ac­ti­vis­mo so­cial, y eso se re­fle­ja en Fae­na”, acu­ña. Un ac­ti­vis­mo so­cial que es­tá, cier­ta­men­te, en el ADN de ella... “Siem­pre he es­ta­do en sin­to­nía con lo que me­jo­re la vi­da de la gen­te y no creo en que­dar­me ca­lla­da”, con­fie­sa. Eso lo evi­den­cia la ma­ne­ra en que flu­ye su con­ver­sa­ción.

Re­sul­ta­ría Fae­na en una “gen­tri­fi­ca­ción”? “No es así pa­ra no­so­tros. Cla­ro que hay re­si­den­cias mi­llo­na­rias, pe­ro tam­bién hay una la­bor de lle­var el ar­te a to­dos en nues­tras ins­ti­tu­cio­nes cul­tu­ra­les, que se in­te­gran a los pro­yec­tos. Fae­na Art, mi fun­da­ción, cui­da mu­cho eso y tra­ba­ja con las co­mu­ni­da­des”, acla­ra. Ha­bla­mos de tan­tos te­mas con es­ta mu­jer que el es­pa­cio nos es­tran­gu­la. “Tam­bién cui­da­mos el me­dio am­bien­te. En lo per­so­nal abra­zo esa cau­sa”, en­fa­ti­za. Con­ver­sa­mos so­bre el nar­ci­sis­mo de es­ta era: “La edu­ca­ción es el an­tí­do­to. Los ni­ños, en la me­di­da en que los edu­que­mos bien, sal­va­rán el fu­tu­ro. Me co­nec­to con la tri­bu que bus­ca la so­lu­ción”, afir­ma. Reite­ra que Fae­na se ali­nea con la idea de me­jo­rar la so­cie­dad a tra­vés de la cul­tu­ra y, ¿la mo­da? “Me en­can­ta y, mu­cho más, cuan­do es vehícu­lo pa­ra bue­nas ini­cia­ti­vas que mejoran la so­cie­dad y pro­te­gen el pla­ne­ta”. Lo di­cho, Xi­me­na es una gue­rre­ra que re­ta los lí­mi­tes, co­mo lo ha­ce no­viem­bre. —Jo­sé For­te­za

“HA­BLAR DE FAE­NA ES RE­FE­RIR­SE A LA FUN­CIÓN DEL AR­TE EN GE­NE­RAL”, RE­VE­LA XI­ME­NA CA­MI­NOS.

EN­TOR­NOS INSPIRADORES Iz­quier­da: Xi­me­na Ca­mi­nos po­sa jun­to a su hi­ja en su ca­sa de Mia­mi; aba­jo: de­ta­lles de decoración del hogar de la Di­rec­to­ra Crea­ti­va de Gru­po Fae­na.

AL FON­DO: SI­LLA, 1902, DE CAR­LO ZEN; ME­SA STADERA, 1950, DE FRAN­CO ALBINI; PAR DE BAN­COS, 1950, DE GIÒ PONTI; DCHA.: CLIMBER, 1968, DE PIE­RO DORAZIO; ABA­JO, DCHA.: JINISHI PINK JADE COF­FEE, 2017, DE STUDIO MVW.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.