M

VOGUE Latinoamerica - - Belleza Fragancias -

ie­do al fra­ca­so?... Se­ría es­te cues­tio­na­mien­to la me­jor for­ma de ini­ciar una en­tre­vis­ta con Ma­lu­ma, el can­tan­te la­ti­noa­me­ri­cano más im­por­tan­te del mo­men­to. ¿Por qué no? Es­ta es una de las pre­gun­tas con la que nos afron­ta­mos los hom­bres en di­ver­sas eta­pas de nues­tra vi­da. ¿Aca­so las ce­le­bri­da­des es­tán exen­tas del te­mor al fra­ca­so? Él, en una res­pues­ta cla­ra des­pe­ja la in­cóg­ni­ta. “Sí, he te­ni­do mie­do al fra­ca­so. Des­de que ini­cié tu­ve las co­sas muy cla­ras, siem­pre qui­se ser lo que soy hoy en día, pe­ro exis­tía —en el fon­do de la men­te— un te­mor a fra­ca­sar. De­je el fút­bol y ab­so­lu­ta­men­te to­do pa­ra en­tre­gar­me a la mú­si­ca. En­ton­ces, es­tu­vo ese mie­do den­tro de mí por si al­gún mo­ti­vo es­to no fun­cio­na­ba; no obs­tan­te, lo fui su­peran­do con el tiem­po y des­apa­re­ció. Así fue que lo­gré con­se­guir mi ca­rre­ra mu­si­cal y lo que es­tá su­ce­dien­do hoy en día”, con­fie­sa en exclusiva a Vo­gue Hom­bre. Ha­blar del fra­ca­so no le in­co­mo­da, él es un ar­tis­ta jo­ven que, aun­que su éxi­to ha si­do cons­tan­te, se man­tie­ne aten­to a to­das aque­llas vi­ci­si­tu­des que pu­die­ran al­te­rar el rum­bo de su ca­rre­ra. Pa­ra no per­der ese ob­je­ti­vo, siem­pre se apo­ya en cua­tro pi­la­res en su fi­lo­so­fía de tra­ba­jo, “Dis­ci­pli­na, cons­tan­cia, per­se­ve­ran­cia y, so­bre to­do, mu­cho sa­cri­fi­cio, en­ten­der que eso se con­vier­te en un es­ti­lo de vi­da”, acu­ña el co­lom­biano. Un ar­tis­ta co­mo Ma­lu­ma, quien tan so­lo en su cuen­ta de Ins­ta­gram al­can­za los 29 mi­llo­nes de se­gui­do­res, es cons­cien­te de la mag­ni­tud de su po­der me­diá­ti­co, ha­cien­do eco de su voz pa­ra ins­pi­rar. “Creo que mi res­pon­sa­bi­li­dad es de­mos­trar­les a los jó­ve­nes que los sue­ños sí se ha­cen reali­dad, que soy un gue­rre­ro, un so­ña­dor… Que mu­chas per­so­nas no creían en mí y mi ca­rre­ra en un prin­ci­pio, y con el tiem­po de­mos­tré que eso no era así, que iba a sa­lir de mi Me­de­llín y con­quis­ta­ría el mun­do. Así que mi obli­ga­ción más gran­de es mos­trar­les que sí se pue­de y que por me­dio del ar­te po­de­mos cam­biar mu­chas vi­das”, en­fa­ti­za. Esa fi­lo­so­fía, que­da de ma­ni­fies­to al ha­blar so­bre Mé­xi­co y los dam­ni­fi­ca­dos por los pa­sa­dos te­rre­mo­tos, “Mi men­sa­je es de for­ta­le­za. De­cir­les que aquí tie­nen un me­xi­cano más, por­que siem­pre mi co­ra­zón ha es­ta­do con Mé­xi­co. El pri­me­ro de no­viem­bre ten­dré una ga­la con Eva Lon­go­ria, en la que do­na­re­mos los fon­dos re­cau­da­dos a los afec­ta­dos. Pien­so que esa es la me­jor for­ma de ayu­dar: oran­do y ac­tuan­do”, fi­na­li­za Ma­lu­ma, el good boy con un alien­to de fe que ven­ce cual­quier mie­do. �

Cha­que­ta de cue­ro y cha­le­co, am­bos de Saint Lau­rent by Ant­hony Vaccarello; pan­ta­lón de­por­ti­vo de Ni­ke. En pá­gi­na opuesta: abri­go lar­go con bo­to­na­du­ra, de Kent & Cur­wen; ca­mi­se­ta vin­ta­ge. En es­te re­por­ta­je: aci­ca­la­do, Ales­san­dro Re­bec­chi; asis­ten­te de foto, Fred

asis­ten­te de mo­da, di­gi­ta­li­za­ción,

talento,

HOM­BRE DE FE Va­lezy; Ali­ce Pas­qua­le; Phi­llipp Ma­lu­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.