Las ci­fras de­trás de un ca­be­llo her­mo­so du­ran­te el día

Des­cu­bre la es­tra­te­gia efec­ti­va pa­ra man­te­ner­lo lim­pio, hi­dra­ta­do y li­ge­ro en­tre la­va­das

VOGUE Latinoamerica - - Belleza -

No se pue­de ha­blar de be­lle­za sin ha- blar de ca­be­llo, ¿de qué sir­ve una piel lu­mi­no­sa o un ma­qui­lla­je digno de ce­leb, si el mar­co de tu ca­ra no le ha­ce justicia? En la ca­be­za de una per­so­na adul­ta pue­den lle­gar a ha­ber más de 4 mi­llo­nes de fo­lí- cu­los pi­lo­sos. Es­te nú­me­ro al­can­za su má­xi­mo a los 20 años y lue­go em­pie­za a des­cen­der; en al- guien de 30 años, el nú­me­ro de fo­lícu­los es de 450 por ca­da cen­tí­me­tro cua­dra­do. Se­gún el in­ves­ti- ga­dor Wi­lliam Rass­man del New Hair Ins­ti­tu­te de

Los Án­ge­les, ca­da fo­lícu­lo pi­lo­so tie­ne un pe­rio­do de vi­da en­tre 2 y 6 años, gra­cias a es­te ci­clo de re­no­va­ción, per­de­mos dia­ria­men­te de 100 a 150 ca­be­llos que caen, dán­do­le pa­so a otros que sa­len en su lu­gar. La ca­be­lle­ra pue­de re­no­var sus raí­ces has­ta 25 ci­clos. Es­ta in­for­ma­ción es un ali­vio pa­ra las que nos pre­gun­tá­ba­mos si era nor­mal ese nú- me­ro de ca­be­llos en la al­moha­da. Sí lo es. Aun­que la ver­da­de­ra in­te­rro­gan­te, que no nos de­ja dor­mir, es: ¿có­mo po­de­mos cui­dar nues­tra me­le­na pa­ra que per­ma­nez­ca lim­pia e hi­dra­ta­da 24/7?

A ni­vel mun­dial, el 79% de las mu­je­res coin­ci­di- mos en que el sham­poo es la par­te más im­por­tan- te de la ru­ti­na de be­lle­za y del cui­da­do ca­pi­lar. Sien­do nues­tro de­seo #1 que el ele­gi­do nos brin­de una hi­gie­ne efec­ti­va y que du­re has­ta la pró­xi­ma la­va­da. El pri­mer pa­so pa­ra se­lec­cio­nar a nues- tro alia­do de du­cha es sa­ber cuál de los 3 ti­pos de ca­be­llo te­ne­mos, ¿nor­mal, se­co o gra­so? Tan so­lo en Mé­xi­co, el 76% de las mu­je­res di­cen te­ner el pe­lo gra­so­so y el 68% es­tán preo­cu­pa­das por es­to. Que­da cla­ro que la hi­gie­ne de la ca­be­lle­ra no es igual pa­ra to­das las per­so­nas. En­con- trar la so­lu­ción pue­de ser una mi­sión di­fí­cil que nos lle­ve a deses- pe­rar­nos al es­tar bus- can­do ba­jo el mé­to­do de “prue­ba y error”. Hoy en día, exis­ten mar­cas que nos han he­cho la ta­rea más fá- cil al di­se­ñar ar­tícu­los es­pe­cia­les que cu­bren to­das las ex­pec­ta­ti­vas. Tal es el ca­so de la co- lec­ción Pan­te­ne Pro-v Mi­ce­lar, la cual brin- da una tec­no­lo­gía de lim­pie­za de­li­ca­da –y a la vez pro­fun­da– ayu­dán­do­nos a ob­te­ner una ca­be­lle­ra lim­pia, sa­lu­da­ble e hi­dra­ta­da. ¿Y có­mo fun­cio­na la tec­no­lo­gía mi­ce­lar? Las mi­ce­las son pe­que­ñas mo­lé­cu­las lim­pia­do­ras que atraen im- pu­re­zas, co­mo un imán, con el fin de pu­ri­fi­car sin de­jar las fi­bras ca­pi­la­res ás­pe­ras ni re­se­cas. Al igual que la piel, el ca­be­llo y las raí­ces es­tán ex- pues­tos a la con­ta­mi­na­ción, así co­mo, a ele­men­tos ex­ter­nos que lo en­su­cian. Pe­ro ade­más, en la me- le­na es más di­fí­cil de qui­tar­los –por eso– la idea de un sham­poo mi­ce­lar que atra­pe la su­cie­dad es 100 ve­ces más in­tere­san­te. Si nos po­ne­mos a pen­sar que una ca­be­lle­ra me­dia tie­ne en­tre 100,000 y 150,000 ca­be­llos, es sen­ci­llo asus­tar­nos con tan so­lo ima­gi­nar to­do lo que im- pli­ca su man­te­ni­mien­to; por suer­te, la an­tes men- cio­na­da lí­nea es­tá con­for­ma­da por 4 pro­duc­tos que sim­pli­fi­can la la­bor. El sham­poo Pan­te­ne Pro-v

Mi­ce­lar in­cor­po­ra agua mi­ce­lar con pro-vi­ta­mi­nas, dan­do co­mo re­sul­ta­do una fór­mu­la ul­tra­li­ge­ra que purifica las raí­ces y nu­tre has­ta las pun­tas. Lo com- ple­men­ta el acon­di­cio­na­dor Pan­te­ne Pro-v Mi­ce­lar, con una com­po­si­ción más su­til que brin­da el ni­vel de hu­me­de­ci­mien­to ideal pa­ra ob­te­ner una gran sua­vi­dad sin sen­sa­ción de pe­sa­dez.

¿Con áni­mos de al­can­zar la per­fec­ción ca­pi­lar? Na­da co­mo el boos­ter de hi­dra­ta­ción Pan­te­ne Pro-v, pa­ra ob­te­ner bri­llo ins­tan­tá­neo, con­trol del frizz y un “boost” de fra­gan- cia. Pa­ra fi­na­li­zar, el dry sham­poo de Pan­te­ne

Pro-v, que ab­sor­be la gra­sa y pro­lon­ga la sen­sa­ción de fres­cu­ra en­tre la­va­das. Gra­cias a Pan­te­ne, los pa­sos pa­ra te­ner una ca­be- llera de10 se sim­pli- fi­can, ¡tan fá­cil co­mo con­tar del 1 al 4!

PRO-V MI­CE­LAR PURIFICA LAS RAÍ­CES E HI­DRA­TA LAS PUN­TAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.