EL AR­TE de en­chu­far­se

Si te co­nec­tas con una PLA­TA­FOR­MA en la que con­ver­gen crea­ti­vi­dad, be­lle­za y sen­ti­do uti­li­ta­rio, es­tás en el CA­MINO a en­con­trar ca­si to­do lo que imaginas pa­ra com­pla­cer­te... De eso va En­chu­far­te

VOGUE Latinoamerica - - Mundo Vogue | Déco - J. F.

“En es­tos úl­ti­mos tres años, En­chu­far­te fue un lu­gar en el que vol­qué las pro­pues­tas cul­tu­ra­les que más me in­tere­sa­ron, ob­je­tos de di­se­ño he­chos en Mé­xi­co, obras de ar­tis­tas con­tem­po­rá­neos emer­gen­tes y/o con­so­li­da­dos que más me lla­ma­ron la aten­ción, siem­pre con la idea de dar­le a otros tam­bién la po­si­bi­li­dad de co­nec­tar­se con la crea­ti­vi­dad y el ta­len­to que nos ro­dea. (...) Hoy, de­ci­do ir más allá. Es­te pro­yec­to se trans­for­ma en un aba­ni­co crea­ti­vo, en el que los que nos si­guen po­drán acer­car­se a di­se­ña- do­res y ar­tis­tas, ob­te­ner al­gu­nas de sus pie­zas de di­se­ño u obras de ar­te y, a su vez, es­tar al día con lo que ocu­rre en el mun­do cul­tu­ral. Quie­ro que En­chu­far­te sea a par­tir de aho­ra un lu­gar en el que nues­tros se­gui­do­res vi­van una ex­pe­rien­cia com­ple­ta y en­ri­que­ce­do­ra”. Pa­ra qué po­ner­nos a “re­fri­tar” (ese tér­mino que des­cri­be lo de pa­ra­fra­sear no­tas y co­mu­ni­ca­dos de pren­sa que mu­chas ve­ces ha­ce­mos los pe­rio­dis­tas hol­ga­za­nes), si la ar­gen­ti- na, que lle­gó a Mé­xi­co en el 2015, Del­fi­na Sol­da­ti lo ex­pli­ca per- fec­ta­men­te en www.en­chu­far­te.com.mx.

En­ton­ces, ¿qué es En­chu­far­te? Ya lo ha ex­pli­ca­do su ge­ne­ra- do­ra, ar­tí­fi­ce y fun­da­do­ra, pe­ro am­plie­mos di­cien­do que es mu- chas co­sas: des­de una efi­caz pla­ta­for­ma digital y tien­da, has­ta un es­pa­cio ge­ne­ra­dor de pro­yec­tos de ar­te que abordan te­má­ti- cas so­cia­les y crea­ti­vas esen­cia­les, una tri­bu­na de res­pon­sa­bi­li- dad con el me­dio am­bien­te y un as­tu­to me­ca­nis­mo de re­la­cio­nes y net­wor­king, im­pres­cin­di­ble pa­ra quie­nes se de­di­can a la más her­mo­sa y no­ble de las in­dus­trias: el ar­te. Sí, por­que que­rá­mos­lo o no, la pro­duc­ción de un crea­dor no na­ce pa­ra que­dar­se siem- pre en su ta­ller ni pa­ra ador­nar su ca­sa, co­mo tam­po­co son pa­ra eso las pie­zas de una manifestación ar­tís­ti­ca por de­re­cho pro­pio co­mo lo es la mo­da. Lo mis­mo que com­pras esa pie­za pa­ra lle- var a tu ar­ma­rio, de­bes pa­gar por esa obra de ar­te o aquel ac­ce- so­rio que irá con­for­man­do tu pa­tri­mo­nio y que, tam­bién, re­fle­ja quién y có­mo eres. De he­cho, uno de los em­pe­ños más loa­bles de En­chu­far­te es pro­por­cio­nar el in­ter­cam­bio en even­tos co­mo su pri­mer Open Hou­se En­chu­far­te, es­te 5 y 6 de oc­tu­bre, en el que re­ci­bi­rán a sus se­gui­do­res en un brunch pa­ra co­no­cer a los di­se­ña­do­res y ar­tis­tas, con­ver­sar con ellos y ad­qui­rir al­gu­nas de sus pie­zas. Tam­bién es­ta­rán con sus crea­ti­vos en De­sign Week, del 12 al 14 de oc­tu­bre en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Con 16 nom­bres del di­se­ño en su ca­tá­lo­go, En­chu­far­te es la vía pa­ra po­ner­nos a to­dos en con­tac­to con el tra­ba­jo de pintores, es- cul­to­res, or­fe­bres, pro­pues­tas de di­se­ño, mar­cas emer­gen­tes de com­ple­men­tos, in­terio­ris­mo, pren­das de ro­pa, ac­ce­so­rios pa­ra la ca­sa o va­ji­llas, y re­cién han co­men­za­do.

De arri­ba ha­cia aba­jo: ca­nas­tas de pal­ma, de Ar­te­ma­te­ria; ban­de­ja de opun­tia, de Ar­te­ma­te­ria; set de pla­tos, de Ma­cri­na; en pá­gi­na opues­ta: Del­fi­na Sol­da­ti, la fun­da­do­ra de En­chu­far­te, quien lle­gó des­de Bue­nos Ai­res a Mé­xi­co en el 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.