A es­te nar­co ya lo ten­go vis­to

VOS - - VOS + PANTALLAS - José Pla­yo jpla­yo@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Su­pon­ga­mos que, de al­gu­na má­gi­ca ma­ne­ra, con­se­gui­mos per­do­nar el cas­ting gro­se­ro que pu­so a Wag­ner Mou­ra (más bra­si­le­ño que Xu­xa) en la piel de Pablo Es­co­bar. Su­pon­ga­mos que su­pe­ra­mos esa ba­rre­ra idio­má­ti­ca y ese cla­ro opor­tu­nis­mo de sa­car una se­rie so­bre un tema ya bien tra­ta­do, só­lo pa­ra po­ner­le el se­llo holly­woo­den­se que le­gi­ti­me la te­má­ti­ca.

Así y to­do, nos cos­tó una Co­lom­bia ter­mi­nar las pri­me­ras dos tem­po­ra­das: y me­re­cía­mos ver un re­ti­ro digno por ha­ber­lo con­se­gui­do.

Pe­ro Nar­cos co­men­zó ha­blan­do mal y lue­go em­peo­ró en con­duc­ta. Se lle­nó de dis­po­si­ti­vos de pen­sa­mien­to dis­fra­za­dos de li­cen­cias poé­ti­cas, y co­men­zó a qui­tar­se la más­ca­ra pa­ra de­jar­nos ver las si­glas re­den­to­ras del uni­ver­so fue­ra de Es­ta­dos Uni­dos: CIA y DEA, co­mo úni­ca sa­li­da po­si­ble pa­ra un fi­nal fe­liz.

Nar­cos es un pro­duc­to –de fic­ción li­cen­cio­sa– bien lo­gra­do so­bre una reali­dad que par­tió en dos a un país. Y no es más que eso.

Pablo Es­co­bar mu­rió al fi­nal de la se­gun­da tem­po­ra­da y la se­rie mu­tó opor­tu­na­men­te en una con­ve­nien­te fran­qui­cia. Y así es que el pri­mer epi­so­dio de la ter­ce­ra tem­po­ra­da arran­ca con el agen­te Pe­ña (ah, tam­bién cam­bia­ron pro­ta­go­nis­ta) fren­te a al­tos man­dos que le pre­gun­tan cuán­to sa­be del Car­tel de Ca­li.

Es el gui­ño pa­ra que com­pren­da­mos que hay que se­guir fac­tu­ran­do.

Con igual de­rro­che de pro­duc­ción, y la irri­tan­te in­sis­ten­cia de im­por­tar ac­to­res que ha­blan dis­tin­to pa­ra in­ter­pre­tar a co­lom­bia­nos (aho­ra es­tá el es­pa­ño­lí­si­mo –a ni­vel To­rren­te– Ja­vier Cá­ma­ra); con diá­lo­gos que cons­ter­na­rían a cual­quier fo­nia­tra y es­te­reo­ti­pos re­cal­ci­tran­tes, Nar­cos va por más.

Se es­cu­da en ser só­lo fic­ción y le se­rru­cha el pi­so a una pie­za no­ble, mo­des­ta y alec­cio­na­do­ra. A esa pro­duc­ción lla­ma­da El pa­trón

del mal, que fue to­da una lec­ción de His­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.