Uni­dos por la ma­gia

El do­min­go se rea­li­za­rá en Cór­do­ba un festival so­li­da­rio de ma­gia que reúne a una trein­te­na de ma­gos cor­do­be­ses. Ellos cuen­tan por qué se jun­ta­ron to­dos en un es­pec­tácu­lo. El adiós al gran ac­tor ar­gen­tino Pablo Ce­drón Ma­ría Martha Serra Li­ma mu­rió a los

VOS - - PÁGINA DELANTERA - Jo­sé Pla­yo jpla­yo@la­voz­de­lin­te­rior.com.arom. ar

U n gru­po nu­me­ro­so de per­so­nas ves­ti­das de ne­gro ocu­pan la sa­la de tea­tro de La Cha­ca­ri­ta. Al­gu­nos lle­van sa­cos, otros va­li­jas. Unos bol­sas gran­des y otros ga­le­ras. Mien­tras van co­pan­do el es­pa­cio re­pa­san sus ru­ti­nas des­pa­rra­ma­dos por la sa­la, es­qui­van­do la es­ca­le­ra que re­gu­la las lu­ces en el te­cho.

Unos ba­ra­jan car­tas y se pal­pan las man­gas. Otros ríen mien­tras com­par­ten una com­pli­ci­dad que ge­ne­ra cu­rio­si­dad en cual­quie­ra que no sea de es­ta co­fra­día.

Es­ta “pre­via” es par­te de un en­sa­yo ge­ne­ral pa­ra po­ner a pun­to la pre­sen­ta­ción del Cuar­to Festival de Ma­gia de Cór­do­ba, “una jor­na­da de ilu­sio­nis­mo pa­ra to­do ti­po de pú­bli­co y con un ca­rác­ter so­li­da­rio en fa­vor de ni­ños con cán­cer”.

El festival es­tá or­ga­ni­za­do por el Círcu­lo Má­gi­co de Cór­do­ba, que pro­gra­mó dos ga­las –una in­fan­til y otra pa­ra adul­tos– con shows úni­cos. Ca­be des­ta­car que par­te de lo re­cau­da­do en la ga­la in­fan­til se do­na­rá a la Aso­cia­ción Ci­vil So­les, en­ti­dad que brin­da apo­yo emo­cio­nal, es­pi­ri­tual y eco­nó­mi­co a los ni­ños que se en­cuen­tran en la sa­la de On­co­lo­gía del Hos­pi­tal de Ni­ños San­tí­si­ma Tri­ni­dad.

El Círcu­lo Má­gi­co de Cór­do­ba es una aso­cia­ción sin fi­nes de lu­cro, con­for­ma­da por pro­fe­sio­na­les – ade­más de ama­teurs y apren­di­ces– re­co­no­ci­dos tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal. Su pre­si­den­te, Cristian To­ro­sian, ex­pli­ca có­mo fun­cio­na es­te gru­po de per­so­nas con po­de­res es­pe­cia­les pa­ra el en­tre­te­ni­mien­to: “El Círcu­lo má­gi­co de Cór­do­ba fun­cio­na des­de ha­ce 24 años, y hoy cuen­ta con más de 30 ma­gos ac­ti­vos”.

El gru­po es he­te­ro­gé­neo: eda­des, es­ti­los, ves­ti­men­tas y he­rra­mien­tas pa­ra asom­brar. Los ma­gos del Círcu­lo se reúnen to­dos los miér­co­les, ha­blan de ma­gia, par­ti­ci­pan en con­gre­sos y ce­nan, co­mo cual­quier un gru­po de ami­gos.

En el en­sa­yo fi­nal en la sa­la La Cha­ca­ri­ta, to­dos es­tán reuni­dos pre­pa­ran­do los es­pec­tácu­los del do­min­go. En el en­cuen­tro, dia­lo­ga­ron con VOS so­bre la ac­ti­vi­dad que reúne a los ma­gos cor­do­be­ses.

–¿Hay otros círcu­los?

–Ca­da pro­vin­cia tie­ne su círcu­lo, pe­ro Cór­do­ba tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de que, mien­tras en otros lu­ga­res hay va­rios (San­ta Fe tie­ne tres, Bue­nos Ai­res, más de 10), no­so­tros nos nu­clea­mos to­dos en uno so­lo. Cór­do­ba es la úni­ca pro­vin­cia en el país que tie­ne una so­la ins­ti­tu­ción que une a to­dos.

In­di­vi­dual y co­lec­ti­vo

En la vi­da real no hay una es­cue­la co­mo la de Harry Pot­ter. De he­cho, ca­da ma­go tie­ne la se­gu­ri­dad de que gran par­te de su for­ma­ción se­rá au­to­di­dac­ta, pe­ro es­tos es­pa­cios de con­ten­ción sir­ven pa­ra alen­tar pa­sio­nes y ga­nar ex­pe­rien­cia. Aun­que eso no qui­te

que se tra­ta de un ru­bro en el que es­tá siem­pre en jue­go el ego ya que hay mu­cho tra­ba­jo in­di­vi­dual. – ¿ Qué pa­sa­rá en el en­cuen­tro?

–La pro­pues­ta es di­fun­dir bue­na ma­gia y con un fin so­li­da­rio, donar par­te de lo que se re­cau­de en la ga­la in­fan­til a So­les, una ins­ti­tu­ción que con­tie­ne a los ni­ños con en­fer­me­da­des can­ce­rí­ge­nas. Se nos jun­tan las dos co­sas: ha­cer un tra­ba­jo so­li­da­rio y di­fun­dir lo que ha­ce­mos.

–¿Tie­ne atrac­ti­vo la ma­gia en tiem­pos en que to­do es­tá en YouTu­be?

–Ocu­rre que un jue­go de ma­gia se pue­de apren­der o en­ten­der en YouTu­be, pe­ro ser ma­go no es ha­cer un jue­go de ma­gia, ser ma­go tie­ne un mon­tón de co­sas más: sa­ber pre­sen­tar el tru­co, usar téc­ni­cas pa­ra dis­traer la aten­ción de la gen­te, es ora­to­ria y es tea­tro. No soy ma­go só­lo por­que apren­dí a ha­cer un jue­go. –¿Cuán­do em­pe­zás a en­ten­der que es­to es lo tu­yo?

–A to­dos nos de­be ha­ber pa­sa­do lo mis­mo, pi­ca el bi­chi­to y vas ha­cien­do co­sas, y se los mos­trás a tus fa­mi­lia­res, y en ese con­tex­to, si te­nés con quién con­tac­tar­te, te vas con­ta­gian­do con otros. Es co­mo to­das las es­pe­cia­li­da­des; per­se­ve­ran­cia, es­tu­dio, tra­ba­jo. Gru­po hu­mano

Es no­ta­ble en la reunión la au­sen­cia de mu­je­res (sal­vo por las ayudantes de al­gu­nos ma­gos). –El cu­po es ma­yo­ri­ta­ria­men­te mas­cu­lino.

–Te­ne­mos una so­la ma­ga que es miem­bro del Círcu­lo, se lla­ma Ga­brie­la Ro­jo. Hay al­gu­nas más, pe­ro no tie­nen re­la­ción con el Círcu­lo. – ¿ Qué te da la ma­gia que no en­cuen­tres en otro la­do?

–En mi ca­so, la uti­li­zo con fi­nes so­li­da­rios, y a mí me ha lle­na­do de co­sas que no hay for­ma de ex­pli­car. Mi ob­je­ti­vo en la vi­da es ter­mi­nar mis días sien­do un ma­go so­li­da­rio; de he­cho, si me con­tra­tan de­clino la ofer­ta y le pa­so el tra­ba­jo a otro co­le­ga. –Hay de to­das las eda­des.

– El más chi­co tie­ne 24 y el ma­yor 81; el ran­go se am­plía y va va­rian­do.

Ga­brie­la Ro­jo, la úni­ca mu­jer, di­ce que en los en­cuen­tros de ca­da miér­co­les no de­jan de sor­pren­der­se. “Te­ne­mos la suerte de que nun­ca sa­be­mos to­do, y ade­más es­tá la cu­rio­si­dad y las ga­nas de se­guir apren­dien­do. Ca­da ma­go tie­ne al­go in­tere­san­te, y es el jue­go o el es­ti­lo que va con ca­da uno, con su personalidad y sus mo­vi­mien­tos. Hay mu­chas for­mas de ha­cer lo mis­mo, y a eso hay que su­mar­le que siem­pre hay co­sas nue­vas, de la pro­pia in­ves­ti­ga­ción de ca­da uno.

UNJUEGODEMAGIASE PUEDEAPRENDERO EN­TEN­DER EN YO U TU BE, PEROSERMAGONOES HACERUNJUEGODE MA­GIA.

(MAR­TÍN BAEZ)

Jun­tos. La ma­yor par­te de los ma­gos cor­do­be­ses, an­tes del en­sa­yo fi­nal del es­pec­tácu­lo.

Pro­duc­ción. Ca­da uno de los par­ti­ci­pan­tes del even­to lle­va sus ru­ti­nas al es­ce­na­rio, don­de nun­ca na­da es lo que pa­re­ce.

Quie­ro re­tru­co. Uno de los ma­gos pre­pa­ra su ac­to en el en­sa­yo ge­ne­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.