Pa­ra co­mer en fa­mi­lia

Los Mar­ti­no­li es un res­tau­ran­te de ba­rrio Ar­güe­llo de­di­ca­do a los pla­tos más re­pre­sen­ta­ti­vos de la gas­tro­no­mía ar­gen­ti­na. Mi­la­ne­sas, pas­tas y bi­fes de cho­ri­zo son su es­pe­cia­li­dad.

VOS - - Vos + Comer & Beber - Ni­co­lás Mar­chet­ti nmar­chet­ti@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

An­tes de en­trar, un cartel lo di­ce to­do: “Sa­bo­res de fa­mi­lia”. En la Ar­gen­ti­na, eso sig­ni­fi­ca pla­tos abun­dan­tes y de to­dos los días: mi­la­ne­sas, pas­tas, bi­fes, ti­ra de asa­do, fi­lé de mer­lu­za a la ro­ma­na y co­sas así. La be­lle­za es­tá en las co­sas sim­ples, di­cen pe­ro ¿es fá­cil lo­grar be­lle­za y sim­ple­za?

Son po­cos los lu­ga­res que pue­den ha­cer­nos emo­cio­nar de ale­gría con un bi­fe en su punto o una em­pa­na­da tan ju­go­sa y sa­bro­sa que nos ha­ga tem­blar las pier­nas. ¿Y lu­ga­res con pas­tas que alu­ci­nen? Po­co y na­da. Por eso, en la sim­ple­za se es­con­de gran com­ple­ji­dad. No es fá­cil es­tar a la al­tu­ra de las ex­pec­ta­ti­vas.

Es­ta vi­si­ta co­mien­za con una Em­pa­na­da crio­lla fri­ta ($ 35). Hay op­cio­nes de tor­ti­lla, fiam­bres y ra­bas, pe­ro tam­bién papas con que­so ched­dar y bas­to­nes fri­tos de muz­za­re­lla. Se pre­sen­ta un mix de clá­si­cos y con­tem­po­rá­neos en es­ta zo­na de la car­ta y es pro­ba­ble que sea pa­ra que la par­te jo­ven de la me­sa es­té a gus­to con la sa­li­da fa­mi­liar.

¿La em­pa­na­da? Con en­sa­yo y error tie­ne cuer­da pa­ra me­jo­rar.

Pas­ta y car­ne

Des­pués de la en­tra­da y mien­tras mi­ra­mos un par­ti­do de Bo­ca en la TV, lle­gan los pla­tos prin­ci­pa­les y el vino. Se tra­ta de un San­ta Ju­lia Mal­bec ($ 240) un pro­duc­to que ma­ri­da es­pec­ta­cu­lar­men­te con la pro­pues­ta de Los Mar­ti­no­li. Un clá­si­co des­de la re­no­va­ción de la in­dus­tria vi­ní­co­la en la Ar­gen­ti­na.

Primero: en­tre piz­zas, lo­mi­tos y ham­bur­gue­sas (y pla­tos clá­si­cos, ya lo di­ji­mos), va­mos por los so­rren­ti­nos de ca­la­ba­za y muz­za­re­lla ($ 250). Los or­de­na­mos con una sal­sa mix­ta y lle­gan en un pla­to hon­do. Es un pro­duc­to lo­gra­do pe­ro, al igual que la em­pa­na­da, les fal­ta ju­gar­se un po­co con los con­di­men­tos y las sal­sas. La pro­fun­di­dad en el sa­bor es lo que hay que tra­ba­jar.

Mien­tras es­pe­ra­mos al que fi­nal­men­te es el me­jor pla­to de la no­che, ve­mos que en la me­sa de al la­do, un ado­les­cen­te no pue­de ter­mi­nar una mi­la­ne­sa que su­pera am­plia­men­te el ta­ma­ño del pla­to. Con dos hue­vos fri­tos en­ci­ma, se ve có­mo bri­llan esas ye­mas so­bre un pan cru­jien­te. Sin du­das, eso es lo que hay que pe­dir en una pró­xi­ma vi­si­ta.

Eso y el bi­fe de en­tre­cot ($ 270) que co­mi­mos co­mo se­gun­do pla­to prin­ci­pal. Lle­ga co­mo fue so­li­ci­ta­do lue­go de que el mozo, en una ju­ga­da acer­ta­da, pre­gun­ta­ra por nues­tro punto pre­fe­ri­do. Se acom­pa­ña con papas fri­tas, papas de ver­dad, de esas que nos gus­tan a los que na­ci­mos an­tes de la irrup­ción de la co­mi­da cha­ta­rra en nues­tras co­ti­dia­ni­da­des.

Pos­tre y fi­nal

El ba­ño es­tá en co­rrec­tas con­di­cio­nes y cuan­do vol­ve­mos a la me­sa por el pos­tre, pe­di­mos una ri­ca tar­ta de man­za­nas fue­ra de car­ta, acom­pa­ña­da con he­la­do de cre­ma y di­bu­jos de ca­ra­me­lo y sal­sa de cho­co­la­te. Un buen fi­nal.

En Los Mar­ti­no­li se co­me bien, es un res­tau­ran­te fa­mi­liar que tie­ne mu­cho pa­ra dar. Con Club La Voz te­ne­mos 20 por cien­to de des­cuen­to, con lo cual, ha­cien­do nú­me­ros, el vino ter­mi­na sien­do in­vi­ta­ción de la ca­sa. Vol­ve­re­mos por esa mi­la­ne­sa.

(GENTILEZA LOS MAR­TI­NO­LI)

Los Mar­ti­no­li. El res­tau­ran­te ofre­ce pla­tos bien ar­gen­ti­nos, abun­dan­tes y bien he­chos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.