Con la mú­si­ca del barrio al es­ce­na­rio

El Fes­ti­val de Tea­tro pa­ra Ni­ños apues­ta por la in­clu­sión y es­te do­min­go se pre­sen­ta el ta­ller de mú­si­ca de barrio 9 de Ju­lio en el tea­tro Real.

VOS - - Vos + Escena - Bea­triz Mo­li­na­ri bmo­li­na­ri@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Se­bas­tián Mac Lough­lin da­ba cla­se de mú­si­ca en el Ipem 92 de la Ri­car­do Ro­jas, Quis­qui­sa­ca­te, cuan­do lo in­vi­ta­ron al ta­ller de barrio 9 de Ju­lio. Un pe­que­ño gru­po de mu­je­res, ma­dres de los alum­nos, y Graciela Pe­dra­za se con­vir­tie­ron en el mo­tor de una ex­pe­rien­cia ar­tís­ti­ca in­clu­si­va que es­te do­min­go mos­tra­rá en el es­ce­na­rio de la sa­la Car­los Gi­mé­nez sus avan­ces en el apren­di­za­je.

Se­bas­tián cuen­ta que cuan­do lle­gó al pa­tio don­de ini­cia­ron la ac­ti­vi­dad, en el co­ra­zón del barrio, lo más va­lio­so era ese es­pa­cio pa­ra en­con­trar­se. “Ofre­ce al­go gra­tui­to. Eso es un lu­jo. Se co­rrió la voz y los chi­cos fue­ron lle­gan­do. La mú­si­ca era la ex­cu­sa pa­ra jun­tar­nos. La idea es apren­der a to­car ins­tru­men­tos pa­ra la vi­da. Tam­bién se ani­ma­ron al­gu­nas ma­dres”, di­ce el pro­fe que ade­más re­co­no­ce que él mis­mo apren­de mu­cho mien­tras da cla­ses.

“Los chi­cos van per­dien­do la ti­mi­dez. Son sus tiem­pos pa­ra el apren­di­za­je. No to­ma­mos lis­ta. Nos reuni­mos los sá­ba­dos de 15 a 17 en el sa­lón que nos pres­ta la Igle­sia Nues­tra Se­ño­ra del Car­men, en la To­más Gar­zón (por Do­na­to Ál­va­rez has­ta esa ca­lle, ahí no­más). Da­mos li­ber­tad pa­ra que apren­der a to­car dis­tin­tos ins­tru­men­tos, no los en­ca­si­lla­mos pa­ra que to­quen gui­ta­rra, vio­lín, per­cu­sión o piano. Los chi­cos van pro­ban­do. Y siem­pre es­tá el afec­to”, se­ña­la Se­bas­tián.

Tan­to es así que a la mú­si­ca se le su­ma la me­rien­da, van los adul­tos que acom­pa­ñan y ayu­dan. Ade­más de Se­bas­tián, dan cla­ses Pa­blo Guz­mán, Amanda As­sa­dou­rian y An­drés Ca­rran­za, un ado­les­cen­te de 14 años que in­te­gra la Or­ques­ta El Chin­go­lo. “An­drés com­par­te lo que apren­de. El Chin­go­lo es un es­pe­jo en el que nos mi­ra­mos. Aho­ra es­tá em­pe­zan­do a pin­tar el tan­go. La idea es abrir to­das las puer­tas po­si­bles y ar­mar puen­tes”, di­ce el pro­fe del gru­po que ha gra­ba­do un dis­co y ha rea­li­za­do pre­sen­ta­cio­nes en va­rios even­tos pú­bli­cos.

Gua­da­lu­pe es ma­má, tes­ti­go del cre­ci­mien­to del ta­ller que co­men­zó en ju­nio de 2016 con muy po­qui­tos chi­cos y aho­ra su­pera los 40. “Maia (10) can­ta y to­ca el uke­le­le; Joa­quín (8), ór­gano y per­cu­sión. Él no sa­lía, no se da­ba con na­die. La mú­si­ca abrió su ca­be­ci­ta”, di­ce or­gu­llo­sa de sus hi­jos. “Los mi­ro y veo que se ayu­dan. Los acom­pa­ño, los lle­vo y los trai­go con es­fuer­zo. El ta­ller es un lu­gar sú­per sano, con per­so­nas amo­ro­sas”.

Silvia Ma­ren­go, tam­bién ma­má, co­men­ta: “Los chi­cos apren­den, so­cia­li­zan con otros, com­par­ten y se va ar­man­do el gru­po, ca­da vez más gran­de. La mú­si­ca los sa­ca de mu­chas co­sas (el ce­lu­lar, la compu­tado­ra, la ca­lle) por­que de­di­can tiem­po a en­sa­yar”. Silvia es­tá des­de aquel pri­mer día en el pa­tio. Arran­ca­ron con seis chi­cos. Hoy asis­ten tres de sus cua­tro ni­ños. Ella ha­ce el té y tie­ne una ta­rea ex­tra, que sur­gió na­tu­ral­men­te. “Soy mu­ra­lis­ta. Un día me die­ron una gui­ta­rra y me di­je­ron ‘ha­ce­le al­go’. Así co­men­cé a pin­tar los ins­tru­men­tos:

gui­ta­rras, uke­le­le, aho­ra, un piano que es­ta­mos re­mo­de­lan­do. Y sí, in­ten­té to­car al­gún ins­tru­men­to. He pa­sa­do por to­dos pe­ro soy du­ra co­mo un cas­co­te”.

Los chi­cos ofre­ce­rán par­te de su re­per­to­rio de fol­klo­re y rock na­cio­nal. Cha­ca­re­ras, zam­bas y val­se­ci­tos con­vi­ven con te­mas del Fla­co Spi­net­ta y Ár­bol, por ejem­plo.

El he­cho de su­bir al es­ce­na­rio del Tea­tro Real los tie­ne muy an­sio­sos. “Que va­ya­mos al tea­tro, que los chi­cos es­tén en ese es­ce­na­rio tie­ne un efec­to mul­ti­pli­ca­dor”, con­clu­ye Se­bas­tián.

(GEN­TI­LE­ZA TA­LLER 9 DE JU­LIO)

En­sa­yo. En el co­ra­zón del barrio na­ció un pro­yec­to que cre­ce y que hoy su­birá al Real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.