El fes­ti­val de Ce­ci­lia Ba­rrio­nue­vo

Ce­ci­lia Ba­rrio­nue­vo, di­rec­to­ra ar­tís­ti­ca cor­do­be­sa del Fes­ti­val de Ci­ne de Mar del Pla­ta y pri­me­ra mu­jer en el rol, abor­da los de­ta­lles de es­ta nue­va edi­ción.

VOS - - Página Delantera - Ja­vier Mat­tio jmat­tio@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Ce­ci­lia Ba­rrio­nue­vo se dis­po­ne a tran­si­tar el pri­mer Fes­ti­val de Ci­ne de Mar del Pla­ta que la tie­ne co­mo di­rec­to­ra ar­tís­ti­ca, des­pués de una dé­ca­da de ha­ber for­ma­do par­te del even­to co­mo pro­gra­ma­do­ra jun­to a Pa­blo Con­de y Mar­ce­lo Al­de­re­te.

Se­gún Ce­ci­lia, el acen­to es­tá pues­to en la au­da­cia y la di­fe­ren­cia en es­ta 33 edi­ción que co­mien­za ma­ña­na y en la que se pro­yec­tan 277 pe­lí­cu­las de más de 50 paí­ses: “Es­te año el equi­po de pro­gra­ma­ción es el que asu­me el per­fil del fes­ti­val y eso nos per­mi­te or­ga­ni­zar me­jor nues­tras ideas en torno al ci­ne, a lo que un fes­ti­val tie­ne que ser o pue­de lle­gar a ser, por­que una pro­gra­ma­ción nun­ca se pien­sa de ma­ne­ra ais­la­da sino que es­tá en re­la­ción con un es­pa­cio y mo­men­to”, di­ce.

Y com­ple­ta: “El Fes­ti­val de Mar del Pla­ta tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de ser de cla­se A y el úni­co en La­ti­noa­mé­ri­ca de los 15 que exis­ten en el mun­do, y ade­más ocu­rre en Mar del Pla­ta, que no es Bue­nos Ai­res. Es­tá un po­co le­jos y to­do el mun­do tie­ne que tras­la­dar­se, eso ha­ce que se ge­ne­re otro ti­po de cli­ma y de con­vi­ven­cia en­tre las pe­lí­cu­las, quie­nes las ha­cen, ven y pro­gra­man. Ge­ne­ra una co­mu­ni­dad dis­tin­ta. Hoy, mu­chas pe­lí­cu­las pue­den ser vis­tas en di­gi­tal en la ca­sa de ca­da uno, in­clu­si­ve Ro­ma de Al­fon­so Cua­rón, que cie­rra el fes­ti­val, es­ta­rá en Net­flix, pe­ro la ex­pe­rien­cia de com­par­tir con otras per­so­nas el an­tes y des­pués de una sa­la so­lo la ofre­cen los fes­ti­va­les”.

–¿Có­mo de­fi­nís el cri­te­rio apli­ca­do es­te año? ¿Cuá­les son las prio­ri­da­des?

–Tra­ba­ja­mos la pro­gra­ma­ción co­mo un to­do, ya sea las sec­cio­nes com­pe­ti­ti­vas co­mo las no com­pe­ti­ti­vas, fil­mes que son de res­ca­te, de res­tau­ra­ción y re­tros­pec­ti­va, las ac­ti­vi­da­des es­pe­cia­les, las mas­ter­class, las char­las, Fran­cia co­mo país in­vi­ta­do, to­do es­tá lleno de hi­los in­vi­si­bles que atra­vie­san pe­lí­cu­las y ar­man re­co­rri­dos. Pres­ta­mos aten­ción a la his­to­ria del ci­ne y a lo con­tem­po­rá­neo, tra­ba­ja­mos tan­to la tra­di­ción co­mo la re­no­va­ción de gé­ne­ros, no des­cui­da­mos nin­gu­na de am­bas co­sas. Abri­mos y ce­rra­mos con dos pe­lí­cu­las la­ti­noa­me­ri­ca­nas: Sue­ño Flo­ria­nó­po­lis, de Ana Katz, que es bue­ní­si­ma y que van a pre­sen­tar Mercedes Mo­rán y Gus­ta­vo Gar­zón, y ce­rra­mos con Ro­ma y

las nue­vas po­si­bi­li­da­des del ci­ne, pe­lí­cu­las que se pue­den ver en ca­sa pe­ro tam­bién en pan­ta­lla gran­de. Y es­tán los in­vi­ta­dos fran­ce­ses que to­can di­fe­ren­tes si­tios del ci­ne. Pie­rre Ri­chard con la co­me­dia, Jean-Pie­rre Léaud de Los 400 gol­pes, un ac­tor mi­to­ló­gi­co, pa­ra mu­chos de no­so­tros el amor por el ci­ne es­tá aso­cia­do a la ca­ra de An­toi­ne Doi­nel, y Léos Ca­rax, cu­yas pe­lí­cu­las es­tán en­tre las que más emo­ción me die­ron al des­cu­brir­las cuan­do era jo­ven, el ries­go que co­rría y los mun­dos que crea­ba.

El fu­tu­ro del ci­ne –¿Có­mo se pien­sa hoy un fes­ti­val fren­te al pos­ci­ne y el avan­ce del strea­ming?

–Cree­mos y con­fia­mos en los fes­ti­va­les, que no se han que­da­do sin asis­ten­tes sino que es­tán lle­nos de pú­bli­co ci­né­fi­lo y ge­ne­ral. A to­dos nos gus­ta ir al ci­ne, agra­de­ce­mos esa po­si­bi­li­dad, y no es que lo di­gi­tal es­tá ma­tan­do a lo otro, to­do lo con­tra­rio, no lo con­si­de­ra­mos así. Apos­ta­mos al ci­ne me­nos na­rra­ti­vo y más osa­do, y cuan­do hay una ex­pe­ri­men­ta­ción que pro­po­ne des­per­tar otros sen­ti­dos la ex­pe­rien­cia de ver­lo en una compu­tado­ra o te­le­vi­sor cam­bia en un ci­ne. Las pe­lí­cu­las res­tau­ra­das, ya sea ar­gen­ti­nas o in­ter­na­cio­na­les y las re­tros­pec­ti­vas, ofre­cen una po­si­bi­li­dad úni­ca de ser vis­tas en sa­la. Ver pe­lí­cu­las en for­ma­to fíl­mi­co es otra ex­pe­rien­cia, la per­cep­ción es di­fe­ren­te si es Su­per 8 o 16 mm, y se des­cu­bren au­to­res.

–El fes­ti­val de­bió sa­cri­fi­car los días que iba a ane­xar. ¿Có­mo

CREE­MOS Y CON­FIA­MOS EN LOS FES­TI­VA­LES, QUE NO SE HAN QUE­DA­DO SIN ASIS­TEN­TES SINO QUE ES­TÁN LLE­NOS DE PÚ­BLI­CO CI­NÉ­FI­LO.

SER LA PRI­ME­RA MU­JER EN LA DI­REC­CIÓN ES UNA RES­PON­SA­BI­LI­DAD ENOR­ME Y EN­TRA EN DIÁ­LO­GO CON OTRAS MU­JE­RES DI­REC­TO­RAS.

ves el con­tex­to?

–Es un mo­men­to com­pli­ca­do sin du­da pa­ra el ci­ne y pa­ra to­do, y en el fes­ti­val tu­vi­mos que ha­cer cier­ta re­or­ga­ni­za­ción del pro­gra­ma. Si bien fue un po­qui­to du­ra o es­tre­san­te esa ta­rea, la res­tric­ción de días no mo­di­fi­có la es­truc­tu­ra, sen­ti­mos que la ca­li­dad no se ha per­di­do y eso es lo fun­da­men­tal. En un fes­ti­val se ven por lo ge­ne­ral sie­te pe­lí­cu­las por día co­mo má­xi­mo, y si se ha­ce eso en es­ta edi­ción aún que­da mu­cho sin ver, o sea que hay pa­ra ele­gir.

–¿Qué im­pli­ca ser la pri­me­ra di­rec­to­ra mu­jer del even­to? ¿Cam­bia la mi­ra­da?

–Ha ha­bi­do dos apues­tas gran­des des­de el In­caa, por un la­do la con­fian­za ple­na en el equi­po de pro­gra­ma­ción que vie­ne tra­ba­jan­do ha­ce 10 años y en nues­tra for­ma de ver el fes­ti­val, de en­ten­der­lo. Y por otro ser la pri­me­ra mu­jer que asu­me la di­rec­ción es una res­pon­sa­bi­li­dad enor­me y en­tra en diá­lo­go con otras mu­je­res di­rec­to­ras del pre­sen­te. Esa ten­den­cia a asu­mir es­pa­cios an­tes ocu­pa­dos por hom­bres acer­ca a otras po­si­bi­li­da­des y sen­si­bi­li­da­des pe­ro tam­bién tie­ne que ver con mu­je­res que nos han pre­ce­di­do y un tra­ba­jo que ve­nía­mos ha­cien­do. Es un fe­nó­meno mun­dial.

–¿Có­mo in­flu­ye tu for­ma­ción cor­do­be­sa en es­ta ta­rea? ¿Có­mo la re­cor­dás?

–Cór­do­ba ha si­do fun­da­men­tal, ya des­de la ca­sa de mis abue­los cuan­do mi­ra­ba ci­ne en el te­le­vi­sor, veía pe­lí­cu­las de la his­to­ria del ci­ne los fi­nes de se­ma­na. Mi amor por el ci­ne sur­ge de ahí. Des­pués hay un lin­keo di­rec­to con la pri­me­ra vez que me pre­sen­té fren­te a Da­niel Sal­zano y le di­je que que­ría for­mar par­te del equi­po del Án­gel Azul, que­ría par­ti­ci­par des­de el co­ra­zón de ese ci­ne­club que me ha­bía da­do tan­to co­mo es­pec­ta­do­ra. Ahí na­ve­gué por el ci­ne más clá­si­co. Y más tar­de la ener­gía y emo­ción que pu­si­mos pa­ra cons­truir el Hu­go del Ca­rril, que con cier­tos pro­gra­mas que se ar­ma­ban en el mi­ni­ci­ne o en la bi­blio­te­ca des­cu­brí un ci­ne más au­daz, ex­pe­ri­men­tal, que se­guí in­ves­ti­gan­do cuan­do me fui a Es­pa­ña. Lue­go to­do se une. Ha si­do un com­bo muy bo­ni­to, to­das esas ex­pe­rien­cias uni­das.

(MARDELPLATAFILMFEST.COM)

Di­rec­to­ra. Par­te de la for­ma­ción de Ce­ci­lia Ba­rrio­nue­vo se dio en dos ci­ne­clu­bes cla­ve de Cór­do­ba: El Án­gel Azul y el Hu­go del Ca­rril.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.