El her­mano ma­yor de la flo­ta.

El her­mano ma­yor de la flo­ta

Weekend - - CONTENIDO - Tex­tos: MAR­TIN D’ELIA. Fo­tos: DANIELA CA­NES­TRA­RI

El Ca­nes­tra­ri 325 es el nue­vo re­fit del co­no­ci­do 315, aho­ra con in­no­va­dor di­se­ño ex­te­rior e in­te­rior y características de un gran cru­ce­ro, pe­ro con pres­ta­cio­nes si­mi­la­res a una em­bar­ca­ción de ta­ma­ño me­nor. Por Mar­tín D’elía.

Nue­vo re­fit de la co­no­ci­da 315, con in­no­va­dor di­se­ño ex­te­rior e in­te­rior y características de un gran cru­ce­ro, pe­ro con pres­ta­cio­nes si­mi­la­res a una em­bar­ca­ción de me­nor ta­ma­ño.

Es­te nue­vo 325 ac­tua­li­zó su di­se­ño con ter­mi­na­cio­nes más cur­vas, lo­gran­do un perfil y una zo­na de po­pa más ar­mo­nio­sa, si­guien­do la ten­den­cia ac­tual de to­da la mar­ca, con aris­tas y bor­des no muy re­don­dea­dos, jun­to a su tra­di­cio­nal fran­ja de to­mas de ai­res la­te­ra­les. Su gran man­ga de más de 3,5 me­tros le pro­por­cio­na un am­plio es­pa­cio in­te­rior y en su cock­pit (úni­co en su me­di­da con es­ta man­ga), co­mo tam­bién su am­plia es­ta­bi­li­dad trans­ver­sal al ro­li­do y su pun­tal de al­go más de 1,80 me­tro, ga­ran­ti­zan la se­gu­ri­dad de los tri­pu­lan­tes en di­ver­sas con­di­cio­nes de na­ve­ga­ción.

El cock­pit

Su in­gre­so se efec­túa por po­pa des­de una ge­ne­ro­sa plan­cha­da, mu­cho más gran­de y com­ple­ta­men­te re­di­se­ña­da, con un lar­go cer­cano a los 2 me­tros. Po­see es­ca­le­ra re­ba­ti­ble de inoxi­da­ble y pi­so an­ti­des­li­zan­te en go­ma sí­mil te­ca. Es­ta plan­cha­da se en­cuen­tra se­pa­ra­da del cock­pit por una pe­que­ña puer­ta de inoxi­da­ble so­bre ba­bor. El sec­tor po­pel es com­ple­ta­men­te nue­vo y po­see un re­di­se­ño ac­tual si­mi­lar a to­da la lí­nea Ca­nes­tra­ri, des­de su mo­de­lo 225 cros­so­ver a es­te nue­vo 325. Se ha desa­rro­lla­do un gran sec­tor de asien­to–so­lá­rium en po­pa, que se re­ba­te pa­ra ge­ne­rar to­do un plano pa­ra to­mar sol o se trans­for­ma en un do­ble asien­to ti­po “back to back” en ca­so de es­tar ple­ga­do, ge­ne­ran­do un es­pa­cio pa­ra sen­tar­se en la plan­cha­da y en el cock­pit.

En la po­pa tam­bién te­ne­mos un buen du­cha­dor pa­ra los días de ve­rano, con agua fría y ca­lien­te. Ya una vez den­tro del cock­pit ober­va­mos que es­tá di­vi­di­do en dos ni­ve­les, apa­re­cien­do en el ni­vel in­fe­rior a po­pa una gran di­net­te don­de se pue­den al­ber­gar có­mo­da­men­te a más de seis co­men­sa­les. So­bre la ban­da opues­ta en­con­tra­mos un con­for­ta­ble mue­ble ti­po roll bar, don­de se alo­ja una pe­que­ña me­sa­da de már­mol, una ba­cha pa­ra la­va­do y, de­ba­jo de ella, un lu­gar de guar­da (o bien se pue­de co­lo­car una he­la­de­ra de cock­pit o fa­bri­ca­do­ra de hie­lo).

Si avan­za­mos un ni­vel más arri-

ba en el cock­pit, nos en­con­tra­mos con un tablero de man­do en sí­mil car­bono, vo­lan­te en cue­ro e ins­tru­men­tal com­ple­to so­bre es­tri­bor. El es­pa­cio es ca­paz de al­ber­gar a tres per­so­nas có­mo­das. Las po­si­cio­nes de ma­ne­jo y acompañante son bien res­guar­da­das por un pa­ra­bri­sas cur­vo con vi­drios to­na­li­za­dos.

La proa tie­ne un le­ve án­gu­lo de in­cli­na­ción que fa­vo­re­ce la vi­sión, sin ge­ne­rar un fren­te de gran re­sis­ten­cia al des­pla­za­mien­to y, a su vez, sin de­jar de pro­te­ger a los tri­pu­lan­tes del vien­to y las sal­pi­ca­du­ras. Se des­ta­ca la gran can­ti­dad de es­pa­cios de guar­da de­ba­jo de los asien­tos y al la­te­ral, co­mo así tam­bién la gran ap­ti­tud del pues­to de man­do pa­ra po­der co­lo­car di­ver­sos ins­tru­men­tos de na­ve­ga­ción. En di­cha zo­na tam­bién hay una es­ca­le­ra que per­mi­te el ac­ce­so al sec­tor de proa vol­can­do una puer­ta cen­tral en el pa­ra­bri- sas. Por otra par­te, la em­bar­ca­ción cuen­ta con pa­si­llos la­te­ra­les por am­bas ban­das de ac­ce­so a la proa, una ca­rac­te­rís­ti­ca úni­ca en un cru­ce­ro de es­te ti­po.

So­bre la ban­da opues­ta te­ne­mos un nue­vo asien­to ubi­ca­do en for­ma lon­gi­tu­di­nal, com­ple­ta­men­te ta­pi­za­do que da lu­gar a que pue­dan ir sen­ta­dos dos o tres per­so­nas más jun­to al pues­to de man­do.

Otro de los nue­vos de­ta­lles que in­cor­po­ra es­te 325 es el hard top, re­em­pla­zan­do el an­ti­guo ar­co ra­dar, brin­dan­do así un me­jor abri­go a las per­so­nas a bor­do y ge­ne­ran­do por me­dio de un ce­rra­mien­to de lo­na to­do un lu­gar bien abri­ga­do pa­ra na­ve­gar en in­vierno.

In­te­rio­res

Al sec­tor in­te­rior ba­jo la proa se ac­ce­de a tra­vés de una puer­ta de plás­ti­co blan­ca co­rre­di­za, por me­dio de una es­ca­le­ra que com­bi­na ma­de­ra y so­por­tes de ace­ro inoxi­da­ble, muy bien lo­gra­da y de un di­se­ño mo­derno. Una vez aden­tro de la ca­bi­na, po­de­mos apre­ciar una al­tu­ra in­te­rior de más de 1,90 me­tros, al­go no muy co­mún en es­te ti­po de em­bar­ca­cio­nes. Su am­plia man­ga ge­ne­ra vo­lú­me­nes in­te­rio­res de gran es­pa­cio y am­pli­tud.

Por otra par­te, el nue­vo di­se­ño de ven­ta­nas la­te­ra­les le apor­ta gran ilu­mi­na­ción a to­do el in­te­rior del bar­co, que es del ti­po loft, ge­ne­ran­do un lu­gar muy cá­li­do y que man­tie­ne el con­tac­to per­ma­nen­te con el río y la na­tu­ra­le­za, eli­mi­nan­do esa sen­sa­ción de en­cie­rro que sue­le dar­se en em­bar­ca­cio­nes si­mi­la­res.

A proa te­ne­mos una am­plia ca­ma do­ble trans­ver­sal (di­vi­si­ble por cor­ti­nas). A con­ti­nua­ción, so­bre ba­bor, un sec­tor de co­ci­na con

Nue­vo perfil de lí­neas ac­tua­les y mo­der­nas ven­ta­nas la­te­ra­les que le dan ma­yor luz in­te­rior. Der.: sec­tor de co­ci­na com­ple­ta con mue­bles al­tos y ba­jos en ma­de­ra la­quea­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.