Nue­vas ar­ma­du­ras con­tra el cli­ma.

Cuá­les son las úl­ti­mas evo­lu­cio­nes en te­ji­dos téc­ni­cos pa­ra pren­das out­door.

Weekend - - CONTENIDO - Federico Svec. Por

Cuá­les son las úl­ti­mas evo­lu­cio­nes en te­ji­dos téc­ni­cos pa­ra pren­das out­door.

Cuan­do nos ves­ti­mos pa­ra nues­tras sa­li­das de out­door, un ele­men­to fun­da­men­tal son las pren­das im­permea­bles-res­pi­ra­bles que for­man una ba­rre­ra con­tra el agua, la nie­ve y el vien­to, brin­dan­do ade­más con­fort en el uso.

Cam­pe­ras o anoraks im­permea­bles hay des­de ha­ce mu­cho tiem­po, pe­ro te­nían un pro­ble­ma: a l ha­cer a lg ún es­fuer­zo fí­si­co con­den­sa­ban el va­por de la trans­pi­ra­ción del cuer­po. La llu­via no en­tra­ba, pe­ro de­ba­jo de la cam­pe­ra era co­mo es­tar en un ba­ño sau­na, muy po­co có­mo­do y se­gu­ro pa­ra ca­mi­nar 6 ho­ras car­gan­do una mo­chi­la o pe­da­lean­do. Eran un pa­sa­por­te a la hi­po­ter­mia…

Pe­ro en 1973, Go­re- Tex re­vo­lu­cio­nó la ves­ti­men­ta pa­ra out­doors con la pri­me­ra mem­bra­na im­permea­ble-res­pi­ra­ble, e in­tro­du­jo el con­cep­to de res­pi­ra­bi­li­dad del te­ji­do, que sig­ni­fi­ca su ca­pa­ci­dad de de­jar sa­lir el va­por del su­dor del cuer­po ha­cia fue­ra, ade­más de blo­quear la en­tra­da de la llu­via, la nie­ve o el vien­to. Fue al­go fan­tás­ti­co que con­tri­bu­yó al cre­ci­mien­to de las dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des en la na­tu­ra­le­za, pe- ro no re­sul­tó má­gi­co ni per­fec­to, por­que esa ca­pa­ci­dad de trans­fe­ren­cia no te­nía en cier­tas si­tua­cio­nes la ve­lo­ci­dad su­fi­cien­te.

Por eso, re­cien­te­men­te W. L . Go­re, Po­lar­tec, Co­lum­bia, y Moun­tain Hard­wear, en­tre otras, lan­za­ron tec­no­lo­gías de in­du­men­ta­ria que re­pre­sen­tan un nue­vo pa­so: to­das em­plean mem­bra­nas más del­ga­das y po­ro­sas, que com­bi­na­das con otros avan­ces dan co­mo re­sul­ta­do una me­jo­ra ge­ne­ral de en­tre el 20 % y el 30 % o, in­clu­so, un por­cen­ta­je ma­yor de la res­pi­ra­bi­li­dad con res­pec­to a las pren­das de las an­te­rio­res ge­ne­ra­cio­nes.

Res­pi­ra­bi­li­dad

Se lla­ma así a la ca­pa­ci­dad del te­ji­do pa­ra el trans­por­te de la hu­me­dad y los va­po­res, co­mo el su­dor a tra­vés de una te­la al ex­te­rior. La res­pi­ra­bi­li­dad se mi­de hoy se­gún la nor­ma ISO 11092. El re­sul­ta­do se ex­pre­sa co­mo RET (Re­sis­ten­cia a la Eva­po­ra­ción del Tex­til). A un nú­me­ro de RET más ba­jo, co­rres­pon­de una ma­yor res­pi­ra­bi­li­dad.

Ac­tual­men­te, po­de­mos en­con­trar pren­das con cier­ta ca­li­dad des­de RET 15 (re­la­ti­va­men­te po­co res­pi­ra­bles) a RET 1,5 (ca­li­dad óp­ti­ma). En es­te sen­ti­do, la tec­no­lo­gía Go­re-Tex Ac­ti­ve es la úl­ti­ma evo­lu­ción de W.L. Go­re en te­ji­dos. Es­pe­cial­men­te desa­rro­lla­da pa­ra ac­ti­vi­da­des al­ta­men­te ae­ró­bi­cas, ofre­ce la me­jor so­lu­ción en tres ca­pas, com­bi­nan­do una mem­bra­na fi­na y li­ge­ra con un te­ji­do de al­to ren­di­mien­to ≤40 de­nier. El fo­rro se in­te­gra en la mem­bra­na me­dian­te una tec­no­lo­gía de la­mi­na­ción pa­ten­ta­da que con­si­gue un RET <3, otor­gan­do co­mo re­sul­ta­do una sen­sa­ción de gran co­mo­di­dad du­ran­te la rea­li­za­ción de ac­ti­vi­da­des

in­ten­sas en una am­plia va­rie­dad de con­di­cio­nes am­bien­ta­les.

Ade­más, co­mo im­por­tan­te me­jo­ra, es­tá el nue­vo tra­ta­mien­to de re­pe­len­cia al agua en la su­per­fi­cie de las pren­das, que evi­ta el efec­to en­fria­dor que pro­vo­ca un te­ji­do ex­te­rior cuan­do se mo­ja en la llu­via. Go­re-Tex Ac­ti­ve in­cor­po­ra el nue­vo con­cep­to de su­per­fi­cie con re­pe­len­cia al agua per­ma­nen­te o PBS (del in­glés Per­ma­nent Bea­ding Sur­fa­ce), en re­em­pla­zo del clá­si­co DWR (del in­glés Du­ra­ble Wa­ter Re­pe­llent, o tra­ta­mien­to du­ra­de­ro de re­pe­len­cia al agua) que es muy efec­ti­vo, pe­ro en cier­to lap­so pre­ci­sa­rá una reac­ti­va­ción me­dian­te pro­duc­tos es­pe­cia­les pa­ra esa fi­na­li­dad (ge­ne­ral­men­te en spray).

El Po­lar­tec NeoShell es el otro nue­vo ma­te­rial im­per­mea­ble­res­pi­ra­ble he­cho por Po­lar­tec, el fa­bri­can­te de te­ji­dos co­no­ci­do mun­dial­men­te por sus desa­rro­llos de la­na sin­té­ti­ca o po­lar. Ya lo han in­cor­po­ra­do a sus pren­das una vein­te­na de gran­des mar­cas in­ter­na­cio­na­les (co­mo The North Fa­ce, Mar­mot, Pa­ta­go­nia o Mam­mut, en­tre otras). La cla­ve de es­ta mem­bra­na ra­di­ca en que com­bi­na la im­per­mea­bi­li­dad de una ter­ce­ra ca­pa con la ven­ti­la­ción, sua­vi­dad y elas­ti­ci­dad de un softs­hell, lo­gran­do por tan­to au­nar co­mo­di­dad y pro­tec­ción pa­ra una am­plia ga­ma de con­di­cio­nes me­teo­ro­ló­gi­cas y ni­ve­les de es­fuer­zo.

Su pro­ce­so de cons­truc­ción pa­ten­ta­do crea una mem­bra­na mi­cro­po­ro­sa que blo­quea el 99,9 % del vien­to, a la vez que es to­tal­men­te hi­dró­fo­ba. El NeoShell tie­ne una ex­tra­or­di­na­ria ca­pa­ci­dad de trans­pi­ra­ción. A di­fe­ren­cia de otros fa­bri­can­tes, que uti­li­zan los va­lo­res de RET pa­ra me­dir la trans­pi­ra­bi­li­dad de sus pren­das, Po­lar­tec im­po­ne en su la­bo­ra­to­rio el test ASTM F2298, uti­li­za­do por el ejér­ci­to nor­te­ame­ri­cano, y que es el úni­co que tie­ne en cuen­ta la va­ria­ble de la pre­sión del ai­re a tra­vés del te­ji­do, imi­tan­do por tan­to con­di­cio­nes más reales que la pren­da pue­de en­con­trar en el ex­te­rior y en uso, bien por la fuer­za del vien­to o por el sim­ple mo­vi­mien­to del de­por­tis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.