Ex­plo­sio­nes de pu­ra adre­na­li­na.

En Vi­lla Re­gi­na, un Al­to Pa­ra­ná po­co fre­cuen­te sor­pren­dió con ex­ce­len­tes pi­ques de pa­cúes, pi­rá pi­tás y has­ta al­gún atre­vi­do do­ra­do.

Weekend - - CONTENIDO - Por Die­go Flo­res.

En Vi­lla Re­gi­na, un Al­to Pa­ra­ná po­co fre­cuen­te sor­pren­dió con ex­ce­len­tes pi­ques de pa­cúes, pi­rá pi­tás y has­ta al­gún atre­vi­do do­ra­do. Una sa­li­da muy re­co­men­da­ble pa­ra los aman­tes del fly­cast.

La pa­sa­da tem­po­ra­da de om­ní­vo­ros en el Al­to Pa­ra­ná fue, sin du­das, una de las más ecléc­ti­cas de los úl­ti­mos tiem­pos y de la que más en­se­ñan­zas y re­fle­xio­nes nos de­jó.

La pro­gra­ma­ción arran­có en di­ciem­bre con el ami­go Car­los Ico­ni­coff y la es­tra­te­gia fue su­per­po­ner­nos a la caí­da de las chau­chas ma­du­ras del in­ga, los ár­bo­les que más bio­ma­sa fru­tal apor­tan al río. Y así, pu­si­mos fe­cha pa­ra fi­na­les de fe­bre­ro.

Tras un enero con ca­lo­res de averno y una se­quía preo­cu­pan­te, Car­los me lla­mó pa­ra in­di­car­me que la fruc­ti­fi­ca­ción se es­ta­ba ade­lan­tan­do y ten­dría­mos que an­ti­ci­par­nos a prin­ci­pios de fe­bre­ro. Lue­go, una ines­pe­ra­da cre­cien­te rom­pió y en­tur­bió el río por un mes lar­go, y ¡chau fru­ta!

Otro ele­men­to inusual fue la pre­sión de pes­ca di­ri­gi­da a los om­ní­vo­ros con ce­bos ar­ti­fi­cia­les (mos­ca y spin­ning): la más gran­de que ja­más se re­cuer­de en la his­to­ria. Pues­ta de mo­da por su no­ve­dad y ri­que­za de­por­ti­va, la enor­me can­ti­dad de lan­chas en su bús­que­da hi­zo que es­tos om­ní­vo­ros na­tu­ral­men­te aris­cos y

Car­los y un lin­do pa­cú, co­bra­do en­tre los pa­los so­bre el cau­ce prin­ci­pal del Pa­ra­ná. De­re­cha: el me­jor pi­rá pi­tá blan­co de la sa­li­da, cap­tu­ra­do en un arro­yo con una imi­ta­ción de si­li­co­na du­ra, de fru­to de lau­rel ne­gro. La es­pe­cie ve­ge­tal de ma­du­ra­ción...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.