Ma­de in Ar­gen­ti­na

Gra­cias a la ini­cia­ti­va de un ar­me­ro lo­cal, se fa­bri­ca en nues­tro país la pri­me­ra pis­to­la de es­te ti­po, des­ti­na­da a dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas de pre­ci­sión o di­ná­mi­cas.

Weekend - - ARMAS -

En el año 1993, el in­ge­nie­ro Sandy Stra­yer re­vo­lu­cio­na el mer­ca­do de las pis­to­las ti­po Colt 1911 gra­cias a un di­se­ño mo­du­lar de su crea­ción. Su prin­ci­pal ca­rac­te­rís­ti­ca era la uti­li­za­ción de un grip rea­li­za­do en plás­ti­co re­for­za­do con fi­bra, in­de­pen­dien­te del res­to del ar­ma­zón que es­ta­ba cons­trui­do –al igual que la co­rre­de­ra– en ace­ro. O sea que su 1911 man­te­nía sus par­tes me­tá­li­cas, ex­cep­to por la em­pu­ña­du­ra y el ar­co guar­da­mon­te. Es­ta par­ti­cu­la­ri­dad per­mi­tió uti­li­zar car­ga­do­res de al­ta ca­pa­ci­dad sin que el gro­sor del grip se vie­ra in­cre­men­ta­do, co­mo su­ce­día con las 1911 fa­bri­ca­das por Pa­ra Ord­nan­ce con su ar­ma­zón to­tal­men­te me­tá­li­co.

Las pis­to­las STI –tal su mar­ca co­mer­cial– man­te­nían una em­pu­ña­du­ra de las mis­mas di­men­sio­nes que la Colt ori­gi­nal pe­ro acep­ta­ban car­ga­do­res de al­ta ca­pa­ci­dad. To­do un lo­gro. Pos­te­rior­men­te, mar­cas ta­les co­mo SVI o la es­pa­ño­la SPS adop­ta­ron el mis­mo di­se­ño, adue­ñán­do­se en su mo­men­to de las dis­ci­pli­nas de ti­ro di­ná­mi­cas. Ha­ce tres años en nues­tro país, dos ar­me­ros es­pe­cia­li­za­dos en pre­pa­rar ar­mas pa­ra ti­ro prác­ti­co, Da­niel y Fe­de­ri­co Veiga –pa­dre e hi­jo–, co­men­za­ron a per­ge­ñar el sue­ño de fa­bri­car su pro­pia pis­to­la. Pu­sie­ron ma­nos a la obra y, ba­sán­do­se en el di­se­ño mo­du­lar des­crip­to an­te­rior­men­te, tras un ar­duo tra­ba­jo con­cre­ta­ron la fa­bri­ca-

Da­niel Veiga (der.) co­men­ta con el au­tor los de­ta­lles de su obra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.