Un so­lo nom­bre pa­ra 7 es­pe­cies

Cien­tí­fi­cos ar­gen­ti­nos que cla­si­fi­ca­ron las ta­ra­ri­ras pre­sen­tes en nues­tro país sor­pren­den al decir que en reali­dad no hay Ho­plias ma­la­ba­ri­cus y le dan la bien­ve­ni­da a la Ta­ra­ri­ra Ar­gen­ti­na.

Weekend - - FAUNA - Tex­tos: WIL­MAR ME­RINO Y JUAN JO­SE ROS­SO. Fotos: J.J. ROS­SO

El ha­llaz­go mun­dial de un gru­po de cien­tí­fi­cos ar­gen­ti­nos co­rri­ge vie­jos erro­res de cla­si­fi­ca­ción y de­ter­mi­na que la Ar­gen­ti­na tie­ne al me­nos sie­te es­pe­cies de ta­ra­ri­ras. Ade­más es­ta­ble­ce que la lla­ma­da Ho­plias ma­la­ba­ri­cus, nom­bre que le asig­na­mos a las ta­ra­ri­ras más co­mu­nes en el país, en reali­dad no es una ta­ra­ri­ra ar­gen­ti­na, sino que en nues­tro país la es­pe­cie más fre­cuen­te y nu­me­ro­sa es la Ho­plias ar­gen­ti­nen­sis o Ta­ra­ri­ra Ar­gen­ti­na. Tras la di­vul­ga­ción en pu­bli­ca­cio­nes cien­tí­fi­cas que le­gi­ti­man el ha­llaz­go en agos­to, Wee­kend es el pri­mer me­dio en in­for­mar los por­me­no­res de­ta­lla­dos de es­te des­cu­bri­mien­to.

El co­no­ci­mien­to ac­tual que te­ne­mos so­bre las ta­ra­ri­ras de Ar­gen­ti­na de­ri­va del tra­ba­jo de más de 10 años de va­rios in­ves­ti­ga­do­res de las uni­ver­si­da­des na­cio­na­les de Mar del Pla­ta, La Pla­ta y Bue­nos Aires, en con­jun­to con el CONICET y las fun­da­cio­nes Fé­lix de Aza­ra y Bos­ques Na­ti­vos Ar­gen­ti­nos pa­ra la Bio­di­ver­si­dad.

Juan Jo­sé Ros­so es in­ves­ti­ga­dor de ca­rre­ra del CONICET y per­te­ne­ce al gru­po de “Bio-ta­xo­no­mía mo­le­cu­lar y mor­fo­ló­gi­ca de pe­ces”, que es­tu­dia las di­ver­si­dad de es­pe­cies en pe­ces de aguas con­ti­nen­ta­les y ma­ri­nas per­te­ne­cien­te al Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Ma­ri­nas y Cos­te­ras de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Mar del Pla­ta.

En 2010 na­ce un pro­yec­to mun­dial en el que va­rios ins­ti­tu­tos del mun­do se unen pa­ra ha­cer una suer­te de bi­blio­te­ca ac­tua­li­za­da de da­tos ge­né­ti­cos de pe­ces, con la fi­na­li­dad de echar al­go de luz so­bre al­gu­nas es­pe­cies de las

cua­les se co­no­cían sus pro­ble­má­ti­cas. En esa cru­za­da se une Ros­so a tra­vés del ins­ti­tu­to don­de se desem­pe­ña y em­pe­zó un raid de mues­treos de es­pe­cies por las gran­des cuen­cas de los ríos del país. “En esos es­tu­dios hu­bo va­rios lla­ma­dos de aten­ción con res­pec­to a la iden­ti­dad de las ta­ra­ri­ras de la Ar­gen­ti­na. Par­ti­cu­lar­men­te las es­pe­cies co­lec­ta­das en al­gu­nos ríos de Mi­sio­nes y For­mo­sa te­nían no­to­rias di­fe­ren­cias anató­mi­cas en­tre sí y con otras ya co­no­ci­das. Ahí con­fron­ta­mos es­to con las Ho­plias Ma­la­ba­ri­cus, cla­si­fi­ca­ción que le dio a nues­tras ta­ra­ri­ras el mé­di­co ale­mán Bloch, allá por 1794. A la evi­den­cia ta­xo­nó­mi­ca ob­ser­va­ble a sim­ple vis­ta, le su­ma­mos evi­den­cia ge­né­ti­ca, que nos dio so­por­te pa­ra ase­ve­rar que se tra­ta­ba de ta­ra­ri­ras di­fe­ren­tes”, di­jo Ros­so.

Ese fue el sustento pa­ra es­tu­dia r to­das las es­pe­cies de ta­ra­ri­ras de la Ar­gen­ti­na, en un es­tu­dio abar­ca­ti­vo don­de se in­ter­re­la­cio­na­ron va­rias uni­ver­si­da­des y gru­pos de in­ves­ti­ga­ción. En el trans­cur­so del mues­treo pa­ra ese es­tu­dio, un gru­po de cien­tí­fi­cos pla­ten­ses des­cri­be en 2015 la Ho­plias mbi­gua. A los po­cos años el gru­po al que per­te­ne­ce Ros­so su­mó a ese ha­llaz­go la des­crip­ción de la Ta­ra­ri­ra mi­sio­ne­ra ( Ho­plias mi­sio­ne­ra) y la Ho­plias ar­gen­ti­nen­sis o Ta­ra­ri­ra Ar­gen­ti­na, que es la más di­fun­di­da en nues­tro te­rri­to­rio y muy pro­ba­ble­men­te tam­bién en bue­na par­te del Uru­guay.

Las di­fe­ren­cias

Por ta­ra­ri­ras se co­no­ce ge­né­ri­ca­men­te a un gru­po de pe­ces car­ní­vo­ros, se­den­ta­rios, te­rri­to­ria­les y con cui­da­do de sus crías que vi­ven en Amé­ri­ca del Sur y Cen­tral, y per­te­ne­cen a una fa­mi­lia de pe­ces que se lla­ma Eryth­ri­ni­dae. Exis­te un to­tal de 19 es­pe­cies de ta­ra­ri­ras, de las cua­les sie­te ha­bi­tan en la Ar­gen­ti­na. Las di­fe­ren­tes es­pe­cies de ta­ra­ri­ras tra­di­cio­nal­men­te se cla­si­fi­can den­tro de tres gru­pos: las ta­ra­ri­ras ña­tas, las del gru­po Ho­plias la­cer­dae y las del gru­po Ho­plias ma­la­ba­ri­cus. To­das es­tas es­pe­cies se pue­den di­fe­ren­ciar bien por va­rias ca­rac­te­rís- ti­cas anató­mi­cas que aquí pre­sen­ta­re­mos. Las ta­ra­ri­ras ña­tas que ha­bi­tan en aguas ar­gen­ti­nas son la Er ythr in - us er yth­ri­nus y la Ho­pleryth­ri­nus uni­tae­nia­tus. Es­tas dos es­pe­cies son muy po­co fre­cuen­tes en las ca­ñas de pes­car pues tie­nen un ta­ma­ño fi­nal mu­cho me­nor (ra­ra­men­te so­bre­pa­san los 20 cm) que las del gé­ne­ro Ho­plias, son me­nos agre­si­vas y ade­más tie­nen una dis­tri­bu­ción muy res­trin­gi­da. Se re­co­no­cen por un ho­ci­co cor­to y bien re­don­dea­do ( por eso lo de ña­tas) y siem­pre tie­nen me-

nos de 35 es­ca­mas a lo lar­go del eje lon­gi­tu­di­nal de su cuer­po (son pe­ces de as­pec­to más cor­to). La Ho­pleryth­ri­nus uni­tae­nia­tus po­see, ade­más, un lu­nar y va­rias fran­jas de co­lor negro en su ca­be­za.

Las ta­ra­ri­ras más co­no­ci­das por los pes­ca­do­res son las que per­te­ne­cen al gé­ne­ro Ho­plias. Den­tro de es­te gru­po en­con­tra­mos cin­co es­pe­cies en la Ar­gen­ti­na: dos per­te­ne­cien­tes al gru­po Ho­plias la­cer­dae y tres al Ho­plias ma­la­ba­ri­cus. Pa­ra di­fe­ren­ciar­las, pri­me­ro se de­be ob­ser­var la for­ma de las man­dí­bu­las des­de una vis­ta in­fe­rior. Las ta­ra­ri­ras del gru­po Ho­plias la­cer­dae pre­sen­tan ra­mas de las man­dí­bu­las ca­si pa­ra­le­las (for­man­do un “U” in­ver­ti­da), mien- tras que en las del gru­po Ho­plias ma­la­ba­ri­cus las ra­mas tien­den a jun­tar­se ha­cia la bo­ca for­man­do un “V” o una “Y” in­ver­ti­da.

En nues­tro país el gru­po Ho­plias la­cer­dae es­tá con­for­ma­do por la ta­ra­ri­ra azul gi­gan­te ( Ho­plias la­cer­dae) y la ta­ra­ri­ra aus­tral ( Ho­plias aus­tra­lis). La azul gi­gan­te sue­le al­can­zar el me­tro de lon­gi­tud y es muy fre­cuen­te en la cuen­ca del río Uru­guay. Su pre­sen­cia en la ba­ja cuen­ca del Pa­ra­ná es­tá sos­te­ni­da so­lo por un úni­co re­gis­tro fo­to­grá­fi­co.

Con­tra­ria­men­te, la ta­ra­ri­ra aus­tral es­tá con­fi­na­da al tra­mo su­pe­rior del río Uru­guay, en Mi­sio­nes. Pa­ra di­fe­ren­ciar­las se pue­de ob­ser­var la for­ma del ho­ci­co (re­don­dea­do en la ta­ra­ri­ra aus­tral y en pun­ta en la azul). O, con un po­co más de pa­cien­cia y de­ta­lle, se pue­den con­tar las es­ca­mas a lo lar­go de la lí­nea me­dia del flan­co: en­tre 44 y 48 pa­ra la azul y no más de 43 la aus­tral.

El ha­llaz­go

De las tres es­pe­cies del gru­po Ho­plias ma­la­ba­ri­cus pre­sen­tes en la Ar­gen­ti­na, pa­ra­dó­ji­ca­men­te nin­gu­na es en reali­dad Ho­plias ma­la­ba­ri­cus. Es­to se pu­do com­pro­bar re­cien­te­men­te con evi­den­cia cien­tí­fi­ca ba­sa­da en es­tu­dios ge­né­ti­cos y de ta­xo­no­mía y, en con­se­cuen­cia, po­de­mos decir que Ho­plias ma­la­ba­ri­cus no es­tá pre­sen­te en aguas ar­gen­ti­nas. En su lu­gar, las ta­ra­ri­ras que has­ta ha­ce muy po­co se re­gis­tra­ban co­mo Ho­plias ma­la­ba­ri­cus pa­ra nues­tro país, han mos­tra­do ser tres es­pe­cies bien d i fer ent es que re­ci­ben el nom­bre de Ho­plias mbi­gua, Ho­plias mi­sio­ne­ra y Ho­plias ar­gen­ti­nen­sis.

La ta­ra­ri­ra mbi­gua ( Ho­plias mbi­gua) se ca­rac­te­ri­za fá­cil­men­te por la co­lo­ra­ción de sus man­dí­bu­las y por pre­sen­tar un per­fil dor­sal de la ca­be­za ma rcad a ment e cón­ca­vo. En la ta­ra­ri­ra mi­sio­ne­ra ( Ho plia s mi sio - ne­ra) y la ta­ra­ri­ra ar­gen­ti­na ( Ho­plias ar­gen­ti­nen­sis), las ma nd í bu las no tie­nen esas ban­das ma­rro­nes tan ní­ti­das y, ade­más,

pre­sen­tan un per­fil dor­sal de la ca­be­za bien rec­to. Fi­nal­men­te, pa­ra di­fe­ren­ciar la ta­ra­ri­ra mi­sio­ne­ra de la ar­gen­ti­na hay que ob­ser­var la úl­ti­ma fi­la de es­ca­mas ver­ti­ca­les so­bre la ale­ta cau­dal. En la mi­sio­ne­ra, es­ta fi­la de es­ca­mas for­ma una cur­va muy no­to­ria mien­tras que en la ar­gen­ti­na (tam­bién en la ta­ra­ri­ra mbi­gua) las es­ca­mas so­bre la ale­ta cau­dal for­man una lí­nea rec­ta.

El es­ce­na­rio de ta­ra­ri­ras de nues­tro país has­ta hoy es es­te. Sin em­bar­go, hay da­tos re­cien­tes que su­gie­ren que no es de­fi­ni­ti­vo. “En ese rum­bo se­gui­mos tra­ba­jan­do va­rios in­ves­ti­ga­do­res en di­fe­ren­tes uni­ver­si­da­des e ins­ti­tu­tos del país, ha­cien­do los es­tu­dios ne­ce­sa­rios pa­ra po­der co­no­cer es­te re­cur­so na­tu­ral tan va­lio­so. Es­te pri­mer pa­so de po­ner­le el nom­bre que co­rres­pon­de a ca­da es­pe­cie y sa­ber dón­de se en­cuen­tra dis­tri­bui­da es la cla­ve pa­ra lue­go pro­po­ner me­di­das de ma­ne­jo y con­ser­va­ción que ase­gu­ren un uso sus­ten­ta­ble del re­cur­so ta­ra­ri­ra en el país. El mis­mo re­cur­so que has­ta ha­ce unos po­cos años se creía era sos­te­ni­do por ape­nas tres es­pe­cies pe­ro las in­ves­ti­ga­cio­nes de los úl­ti­mos años con­fir­ma­ron que es­tá con­for­ma­do por al me­nos sie­te dia­me­tral­men­te di­fe­ren­tes. Y pue­den ser más, por­que to­da­vía nos que­dan al­gu­nos pe­ces con ca­rac­te­res ra­ros por es­tu­diar”, se en­tu­sias­ma Ros­so.

Un da­to in­tere­san­te es que el pes­ca­dor de­por­ti­vo po­dría lle­gar a ser in­clui­do en los apor­tes a la cien­cia: “Son los ob­ser­va­do­res pri­ma­rios del re­cur­so. Quie­ro im­ple­men­tar un Pro­yec­to de Cien­cia Ciu­da­da­na pa­ra que nos ha­gan lle­gar fotos de to­do el país que de­ben ser to­ma­das de acuer­do a pau­tas que les da­re­mos y que se­rán un ma­te­rial va­lio­so de zo­nas re­mo­tas, que sin du­das apor­ta­rán a fu­tu­ros es­tu­dios ”, con­clu­ye Juan Jo­sé Ros­so.

Gru­po de ta­ra­ri­ras ña­tas, di­fí­cil­men­te cap­tu­ra­das por los pes­ca­do­res de­bi­do a su re­du­ci­do ta­ma­ño: es ra­ro que pa­sen los 20 cm de lon­gi­tud.

Vis­ta in­fe­rior de las ca­be­zas de (arri­ba ha­cia aba­jo) Ho­plias aus­tra­lis y la­cer­dae con ra­mas en for­ma de “U”; ar­gen­ti­nen­sis, mi­sio­ne­ra y mbi­gua (con man­dí­bu­las en “V” o “Y”).

De­ta­lles de las es­ca­mas so­bre la ale­ta cau­dal. En la fo­to dearri­ba ( Ho­plias mbi­gua y Ho­plias ar­gen­ti­nen­sis), la úl­ti­ma fi­la for­ma un bor­de rec­to, mien­tras que en la de aba­jo ( Ho­plias mi­sio­ne­ra), el bor­de es cur­vo.

Izq.: las dos es­pe­cies de ta­ra­ri­ras que con­for­man el gru­po Ho­plias la­cer­dae.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.