¿Que­rés ayu­dar a bus­car a Dory en el fon­do del mar?

Pi­xar y Dis­ney traen Bus­can­do aDory, la se­cue­la de Bus­can­doa Ne­mo. Aca­ba de con­ver­tir­se en el me­jor gran es­treno ani­ma­do

El Deber - Al Fin Viernes - - Cine - C. Massud/es.ign.com EL DE­BER

Que Pi­xar pue­de per­mi­tir­se rea­li­zar al­gu­nas se­cue­las sol­ven­tes de sus gran­des cin­tas lo de­mues­tran las con­ti­nua­cio­nes, glo­rio­sas, que tu­vo Toy Story 2 y Toy Story 3, crean­do una tri­lo­gía inol­vi­da­ble.

El ca­so es que Bus­can­do a Dory lle­ga 13 años des­pués de Bus­can­do a Ne­mo y se le pa­re­ce en mu­chos de sus apar­ta­dos (el vi­sual, el téc­ni­co, el ar­tís­ti­co... aun­que hay co­sas me­jo­ra­das por or­de­na­dor que se apre­cian gra­cias a im­por­tan­tes avan­ces di­gi­ta­les). Has­ta en cas­te­llano se man­tie­nen las inol­vi­da­bles vo­ces de Ana­bel Alon­so y Jo­sé Luis Gil (Ellen De­Ge­ne­res y Al­bert Brooks en la ver­sión es­ta­dou­ni­den­se) pa­ra man­te­ner ese es­pí­ri­tu que con­te­nía la cin­ta an­te­rior. Ne­mo era mu­cho Ne­mo pe­ro Dory no se que­da atrás pa­ra na­da co­mo pe­lí­cu­la.

Ade­más es­tá di­ri­gi­da de nue­vo por An­drew Stan­ton, que des­pués de triun­far con Wall E y Bus­can­do a Ne­mo se pe­gó un ba­ta­ca­zo co­mer­cial y crí­ti­co con la muy irre­gu­lar e in­fla­da John Car­ter (que per­te­ne­ce a Dis­ney, pe­ro es­tá fue­ra de Pi­xar). Es­ta nue­va cin­ta al me­nos vuel­ve a ele­var su ca­rre­ra.

Es cu­rio­so que par­tien­do de un guion tan sen­ci­llo, Bus­can­do a Dory, es­té tan bien hi­la­da y man­ten­ga to­das sus fa­ses: arran­que, desa­rro­llo y desen­la­ce. La historia se ba­sa en el in­ten­to de Dory por ha­llar a sus pa­dres, a los que ape­nas re­cuer­da y de los que no tie­ne pis­tas fia­bles pa­ra sa­ber dón­de pue­den es­tar. En es­ta aven­tu­ra que em­pren­de ten­drá a Ne­mo y Mar­lin de­trás de ella, in­ten­tan- do ayu­dar­la a su mo­do sin que co­me­tan de­ma­sia­dos desas­tres en su em­pe­ño.

MUY, PE­RO MUY OL­VI­DA­DI­ZA

Dory apa­re­ce en ca­si to­da la pe­lí­cu­la y se ve acom­pa­ña­da de nue­vos y bien lo­gra­dos per­so­na­jes, co­mo el pul­po de sie­te ten­tácu­los al que lla­man Hank, la be­lu­ga co­no­ci­da co­mo Bai­ley, el ti­bu­rón ba­lle­na Des­tiny ( f ), los leo­nes ma­ri­nos o el ave al­go lo­co y ex­cén­tri­co, Becky.

To­dos ellos ayu­dan a su mo­do a Dory y a Ne­mo, y Mar­lin en mo­men­tos pun­tua­les pa­ra que el via­je y la aven­tu­ra ter­mi­nen bien o al me­nos lo me­jor po­si­ble. Eso era lo es­pe-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.