VÁ­MO­NOS DE TA­PAS

El Deber - Al Fin Viernes - - Gourmet - Ra­món Freixa -www.ra­mon­frei­xa.com

Es­toy en Barcelona, ciu­dad que con la ava­lan­cha de tu­ris­mo se ha con­ver­ti­do en la ca­pi­tal de la ta­pa, un gran in­ven­to del si­glo de oro.

La his­to­ria de es­te bo­ca­di­llo em­pe­zó cuan­do al ir a be­ber vino a las tas­cas de la ca­pi­tal de Reino las mos­cas se acer­ca­ban a las co­pas y se caían aden­tro, así que un in­ge­nio­so ta­ber­ne­ro sir­vió los va­sos con un pla­to en­ci­ma pa­ra que no se co­la­sen las mos­cas y allí agre­gó un pin­cho con ja­món y pan o cual­quier otro ali­men­to; dan­do lu­gar al nom­bre de ta­pa y pin­cho.

En San­ta Cruz de la Sie­rra no he en­con­tra­do un res­tau- ran­te de pin­chos y ta­pas au­tén­ti­cos, pe­ro sí más de 50 que pre­pa­ran sus­hi.

Sin em­bar­go, exis­ten al­gu­nos lo­ca­les que es­tán tra­ba­jan­do den­tro de es­te con­cep­to; ellos son Za­ne­lla (av. Mon­se­ñor Ri­ve­ro, ca­lle Cas­tel­nau # 1), La Bodega Es­pa­ño­la de Ma­no­li­to (ca­lle Mol­des, es­qui­na Oru­ro) y La Ca­sa de la Pae­lla (ca­nal Isu­to, ca­lle Tu­cu­mán # 29), aun­que to­da­vía no dan el pa­so de­fi­ni­ti­vo ha­cia el au­tén­ti­co pin­cho y ta­pa en ba­rra.

Creo que aho­ra, cuan­do los vien­tos de in­de­pen­den­cia sue­nan en Ca­ta­lu­ña y los pin­chos y ta­pas pe­li­gran por ser de­ma­sia­do es­pa­ño­les, es momento de que en­tren en nuestra que­ri­da San­ta Cruz, siem­pre acom­pa­ña­dos de unas ca­ñas de cer­ve­za y buen vino.

HO­TEL AS­TU­RIAS. El uru­cú es el in­gre­dien­te ideal pa­ra dar­le ese co­lor al arroz ba­ti­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.