FRÍO

La épo­ca fría su­po­ne un ma­yor es­fuer­zo de dis­tin­tas par­tes de los mo­to­ri­za­dos

El Deber - Autos - - Portada -

PON­GA A PUN­TO EL AL­TER­NA­DOR Y LA BA­TE­RÍA EN EL IN­VIERNO

Las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras de la épo­ca de in­vierno afec­tan al­gu­nas par­tes del au­to­mó­vil, pues­to que exi­gen un ma­yor es­fuer­zo de es­tas pa­ra su co­rrec­to fun­cio­na­mien­to. Al­gu­nas de las que más su­fren son el al­ter­na­dor y la ba­te­ría, ya que con el frío el mo­to­ri­za­do re­quie­re más ener­gía pa­ra ha­cer fun­cio­nar los ac­ce­so­rios eléc­tri­cos y arran­car el mo­tor.

Joa­quín Rau, ge­ren­te téc­ni­co del ta­ller au­to­mo­triz Rau Mo­tors, ex­pli­có que a me­di­da que el cli­ma se tor­na más frío el vehícu­lo con­su­me más co­rrien­te, por lo que es ne­ce­sa­rio que un pro­fe­sio­nal ve­ri­fi­que que el al­ter­na­dor se en­cuen­tre en per­fec­to es­ta­do. Se re­co­mien­da es­tar aten­to pa­ra de­tec­tar al­gu­na fa­lla en es­ta im­por­tan­te pie­za, co­mo por ejem­plo que las lu­ces de­lan­te­ras se tor­nen opa­cas al en­cen­der los lim­pia­pa­ra­bri­sas o la ra­dio.

Tam­bién se de­be re­vi­sar la ba­te­ría, cui­dan­do el co­rrec­to ni­vel de los elec­tro­li­tos. Asi­mis­mo, hay que man­te­ner los bor­nes lim­pios, pues­to que son el pun­to de co­ne­xión en­tre los po­los de la ba­te­ría y los sis­te­mas eléc­tri­cos que ne­ce­si­tan ali­men­tar­se.

Ca­len­tar el mo­tor

An­tes de po­ner en mar­cha el vehícu­lo, es acon­se­ja­ble ca­len­tar el mo­tor unos cin­co mi­nu­tos, o has­ta que la agu­ja de la tem­pe­ra­tu­ra lle­gue a la mi­tad. “Ca­len­tan­do el mo­tor se con­si­gue que los flui­dos em­pie­cen a cir­cu­lar y lu­bri­quen co­rrec­ta­men­te sus par­tes, así se evi­ta­rá el des­gas­te de las pie­zas por la fric­ción”, ex­pli­có Rau.

De igual ma­ne­ra, por un as­pec­to de se­gu­ri­dad, se de­be re­vi­sar la pre­sión de ai­re de los neu­má­ti­cos, ya que las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras ha­cen que es­ta pre­sión dis­mi­nu­ya. Pa­ra com­pen­sar es­te efec­to, se ten­drá que aña­dir más pre­sión que la acos­tum­bra­da en tem­po­ra­da cá­li­da.

Fi­nal­men­te, se de­be cui­dar el buen es­ta­do de los fre­nos, pues el in­vierno lle­ga con llu­vias y hu­me­dad, lo que im­pli­ca pa­vi­men­tos mo­ja­dos y res­ba­la­di­zos, así co­mo ma­yor ener­gía y es­fuer­zo pa­ra de­te­ner el vehícu­lo. Hay que es­tar aten­to a rui­dos ra­ros, ja­lo­nes a la de­re­cha o la iz­quier­da, vi­bra­cio­nes al fre­nar, o si el pe­dal es­tá flo­jo o du­ro, pues son in­di­ca­do­res de que al­go no an­da bien. En cual­quier ca­so, lle­ve el vehícu­lo con un pro­fe­sio­nal pa­ra su re­vi­sión.

Tam­bién hay que re­vi­sar los fre­nos, la pre­sión de los neu­má­ti­cos y los

flui­dos del mo­tor

Chequeo. An­tes de que lle­gue la tem­po­ra­da de frío es re­co­men­da­ble me­dir la car­ga de la ba­te­ría y, así, evi­tar pro­ble­mas eléc­tri­cos

Fre­nos. Las pas­ti­llas, las ba­la­tas y el ni­vel del lí­qui­do de­ben re­vi­sar­se

Llan­tas. Acon­se­jan au­men­tar la pre­sión de ai­re du­ran­te el in­vierno

Ra­len­tí. Hay que ca­len­tar el mo­tor unos mi­nu­tos an­tes de par­tir

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.