To­mar en cuenta

El Deber - Autos - - Autos -

He­rra­mien­tas de diag­nós­ti­co. Con la mo­der­ni­dad van cam­bian­do las con­di­cio­nes. En el ta­ller se re­quie­re de una compu­tado­ra con pro­gra­mas ade­cua­dos pa­ra el diag­nós­ti­co vehi­cu­lar.

Apli­car la ló­gi­ca. No es ne­ce­sa­rio ser me­cá­ni­co pa­ra de­du­cir o in­tuir que la guía de un me­cá­ni­co de­be ser lo más ho­nes­ta. Si ve que da vuel­tas en los con­se­jos acu­da a otro lu­gar.

Ba­ra­to o ca­ro. Cuan­do de­ci­da ir a un ta­ller me­cá­ni­co no se de­je lle­var por lo ba­ra­to por­que pue­de ser al­go erra­do. Lo úni­co que pue­de ser ba­ra­to es la mano de obra.

Los fa­mo­sos es­ca­ner. Los ge­né­ri­cos no son tan pre­ci­sos co­mo los de mar­ca, por­que es­tos son ac­tua­li­za­dos cons­tan­te­men­te pa­ra te­ner diag­nós­ti­cos exac­tos en los vehícu­los elec­tró­ni­cos.

Los “to­do­lo­gos”. Son los me­cá­ni­cos que re­ci­ben to­do ti­po de vehícu­los; sin em­bar­go, hay que ser cui­da­do­sos en es­te sen­ti­do por­que pue­den ha­cer un tra­ba­jo no ga­ran­ti­za­do. Hay man­te­ni­mien­tos que pa­re­cen fá­ci­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.