Cuan­do el au­to es­tá guar­da­do

El Deber - Autos - - Autos -

Ele­men­tos que se ave­rían. Pen­sar que por no usar cier­tos com­po­nen­tes del co­che es­tás alar­gan­do su vi­da útil, es erró­neo. Hay ele­men­tos que de­ben ser re­vi­sa­dos y ac­ti­va­dos ca­da cier­to tiem­po pa­ra que no se es­tro­peen y, en el peor de los ca­sos, se ave­ríen. To­má en cuenta:

En­cen­dé el mo­tor. Sin es­te la mo­vi­li­dad no sir­ve de na­da. De­be­mos en­cen­der­lo una vez al mes co­mo mí­ni­mo, so­bre to­do si ‘duer­me’ en la ca­lle y man­te­ner­lo arran­ca­do un ra­to. Si no lo ha­ce­mos, los pis­to­nes pue­den oxi­dar­se, par­tir­se o pe­gar­se y pro­du­cir­se fu­gas.

Re­vi­sá los fre­nos. La hu­me­dad del am­bien­te no es un alia­do de los fre­nos, ya que con­tri­bu­ye a la oxi­da­ción de los dis­cos u otras pie­zas. Sus­ti­tuí el lí­qui­do de fre­nos ca­da dos años.

Mo­vé las rue­das. Si el au­to se man­tie­ne pa­ra­do du­ran­te mu­cho tiem­po, las rue­das se pue­den de­for­mar de­bi­do al pe­so y las llan­tas pue­den re­sul­tar da­ña­das. ¿La so­lu­ción? Mo­ve­lo, po­ne­le ta­cos

o au­men­tá la pre­sión.

Des­co­nec­tá la ba­te­ría. Si el co­che va a es­tar pa­ra­do mu­cho tiem­po, es me­jor des­co­nec­tar­la, ya que es el ele­men­to más sus­cep­ti­ble a da­ñar­se. Así la pro­te­ge­rás de una des­car­ga pro­fun­da que pue­de ser irre­cu­pe­ra­ble. Si es­tá des­car­ga­da, con­vie­ne que se­pás có­mo arran­car el co­che con pin­zas.

Ca­ja de cam­bios y di­fe­ren­cia­les. Al igual que la di­rec­ción, ne­ce­si­tan lu­bri­ca­ción pa­ra man­te­ner la es­tan­quei­dad y evi­tar que se oxi­den los pi­ño­nes, los sin­cro­ni­za­do­res y las hor­qui­llas.

Lu­bri­cá la di­rec­ción. Es­te ele­men­to pre­ci­sa la cir­cu­la­ción de acei­te cons­tan­te­men­te, por lo que ne­ce­si­ta es­tar lu­bri­ca­da pa­ra man­te­ner en buen es­ta­do la cre­ma­lle­ra y la bom­ba.

No te ol­vi­dés de los fa­ros. Tras mu­cho tiem­po sin uti­li­zar­se, los fu­si­bles po­drían fun­dir­se y el mo­tor eléc­tri­co ne­ce­si­ta­ría de una fuer­za eléc­tri­ca en su en­cen­di­do que fun­die­se los fa­ros.

La­vá tu au­to. La pin­tu­ra, es­tá ex­pues­ta a la in­tem­pe­rie; pa­ra cui­dar­la la­vá tu mo­vi­li­dad de vez en cuan­do.

(fuen­te: no­ti­cias.co­ches.com)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.