Una al­ter­na­ti­va en es­pa­cios cul­tu­ra­les

El Deber - Brújula - - News - MAR­CE­LO SUÁ­REZ R.

No es no­ve­dad de­cir que San­ta Cruz de la Sie­rra ha cre­ci­do a un rit­mo ver­ti­gi­no­so en las úl­ti­mas dé­ca­das. Ha­ce po­cos días, el cru­ce­ño 1 mi­llón cum­plió 18 años, tiem­po en el que la po­bla­ción se ha du­pli­ca­do a la par del cre­ci­mien­to de la ur­be, que se si­gue ex­ten­dien­do y abrien­do en di­ver­sos ám­bi­tos.

El cul­tu­ral no ha si­do la ex­cep­ción. No obs­tan­te la fal­ta de po­lí­ti­cas reales de apo­yo al desa­rro­llo del sec­tor por par­te de los tres ni­ve­les de Go­bierno, di­ver­sas ini­cia­ti­vas pri­va­das nos di­cen que apos­tar por la cul­tu­ra es una de­ci­sión que va­le la pe­na to­mar­la.

Una de ellas es Ca­sa Melchor Pin­to, el fla- man­te es­pa­cio cul­tu­ral que na­ció del en­tu­sias­mo de los he­re­de­ros del pa­tri­cio cru­ce­ño, ar­tí­fi­ce de la ob­ten­ción de las re­ga­lías del 11%. La vie­ja ca­so­na es una nue­va al­ter­na­ti­va pa­ra los que apre­cian el ar­te y pa­ra los que bus­can un lu­gar don­de po­der desa­rro­llar sus ta­len­tos, am­pliar­los y nu­trir­los de co­no­ci­mien­to.

“Les pi­do al pue­blo, a las au­to­ri­da­des y ami­gos que nos acom­pa­ñen en es­te pro­yec­to, su apo­yo es fun­da­men­tal”, ex­pre­só Fer­nan­do Ro­me­ro, que dio im­pul­so a es­ta idea jun­to a sus her­ma­nos An­drés y Car­men, apo­ya­dos por di­ver­sos y re­co­no­ci­dos ges­to­res cul­tu­ra­les.

A ellos van los aplau­sos, las fe­li­ci­ta­cio­nes y los bue­nos au­gu­rios pa­ra que es­te cén­tri­co es­pa­cio se con­so­li­de en el cir­cui­to cul­tu­ral de la ciu­dad. Al pú­bli­co, la in­vi­ta­ción pa­ra que en­tre con con­fian­za; dos enor­mes puer­tas en la ca­lle Su­cre # 50 lo es­pe­ra­rán abier­tas de par en par. Una vez aden­tro, el aro­ma del ca­fé y el am­bien­te fa­mi­liar lo in­vi­ta­rá a co­no­cer el me­nú ar­tís­ti­co que pro­po­ne Ca­sa Melchor Pin­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.