Paul Dou­gall va tras los pa­sos del hé­roe Ig­na­cio War­nes

El Deber - Brújula - - News - ADHEMAR MANJÓN

En 2016 se cum­plie­ron 200 años de la Ba­ta­lla de El Pa­ri, un en­fren­ta­mien­to de­ter­mi­nan­te pa­ra la his­to­ria de San­ta Cruz, ya que mar­ca­ba una eta­pa cru­cial pa­ra la pron­ta li­be­ra­ción del yu­go es­pa­ñol.

Es­ta ba­ta­lla fue en­ca­be­za­da por uno de los hé­roes de la in­de­pen­den­cia, el co­ro­nel Ig­na­cio War­nes, que lle­va­ba tres años en tie­rras orien­ta­les, en­via­do por uno de los li­ber­ta­do­res de lo que es hoy Ar­gen­ti­na, Ma­nuel Bel­grano.

Pa­ra co­no­cer más acer­ca de la per­so­na­li­dad de War­nes, el his­to­ria­dor ar­gen­tino Paul Dou­gall es­tá es­cri­bien­do una bio­gra­fía so­bre él, que mu­rió en aque­lla lu­cha épi­ca del 21 de no­viem­bre de 1816.

In­te­rés

Mu­cho se ha es­cri­to so­bre la fi­gu­ra de War­nes con El Pa­ri co­mo fon­do, apun­ta Dou­gall. Él lo que quie­re es cen­trar­se en la vi­da que lle­va­ba an­tes de ve­nir a San­ta Cruz, don­de fue go­ber­na­dor. “Se lo co­no­ce en Bo­li­via es­pe­cial­men­te por el pe­rio­do que son los tres úl­ti­mos años de su vi­da. El mue­re con 46 años, así que hay 42 años de los que se sa­be muy po­co”.

Dou­gall es­tá ca­sa­do con Ana War­nes, nie­ta en quin­to gra­do de Martín War­nes, quien fue her­mano de Ig­na­cio. Es así co­mo el his­to­ria­dor se va in­tere­san­do en la vi­da del co­ro­nel ar­gen­tino.

“La ver­dad es que es un per­so­na­je enig­má­ti­co, por­que no era un hom­bre de le­tras, era un hom­bre de ac- ción, de pla­nea­mien­to y de or­ga­ni­za­ción”, co­men­ta Dou­gall so­bre lo que ha po­di­do ana­li­zar de Ig­na­cio War­nes en los do­cu­men­tos que ha en­con­tra­do.

“Siem­pre es­tu­vo al la­do de Ma­nuel Bel­grano, quien sí fue pri­me­ro un hom­bre de le­tras y des­pués un mi­li­tar. Yo creo que fue la mano de­re­cha de Bel­grano”, agre­ga.

Dou­gall acla­ra que sí hay in­for­ma­ción de lo que War­nes hi­zo an­tes de ve­nir a San­ta Cruz, pe­ro es en te­rri­to­rio cru­ce­ño don­de em­pie­za a es­cri­bir, hay una co­rres­pon­den­cia, por eso es más fá­cil co­no­cer es­ta eta­pa su­ya. “De su vi­da an­tes de ve­nir a San­ta Cruz tam­bién hay do­cu­men­tos, pe­ro son más di­fí­ci­les de en­con­trar”, se­ña­la Dou­gall.

La lu­cha

War­nes, por lo que ha des­cu­bier­to Dou­gall, fue un hom­bre que fue cre­cien­do y ha­cién­do­se po­co a po­co due­ño de su des­tino. “Tu­vo un pa­dre de una enor­me per­so­na­li­dad, ca­si se di­ría atro­pe­lla­do­ra, por­que era el al­cal­de del Ca­bil­do de Bue­nos Ai­res, era ca­pi­tán de ca­ba­lle­ría de la mi­li­cia, era un hom­bre muy com­pro­me­ti­do con la igle­sia ca­tó­li­ca; yo creo que su pa­dre in­fluen­ció mu­cho en la vi­da de él y de sus her­ma­nos”, su­gie­re Dou­gall. “Cuan­do su pa­pá mue­re a fi­na­les del si­glo XVIII, po­cos años des­pués War­nes rom­pe con el ejér­ci­to del rey y es uno de los pri­me­ros en su­mar­se a la cau­sa re­vo­lu­cio­na­ria. Pe­ro creo que es cuan­do lle­ga a San­ta Cruz de la Sie­rra, a fi­na­les de 1813, don­de sa­le el ver­da­de­ro War­nes”

Pa­ra Dou­gall, a War­nes nun­ca se le cru­zó por la ca­be­za fra­ca­sar en El Pa­ri. “Creo que en su in­ti­mi­dad qui­zás lo po­día ima­gi­nar, por­que la ver­dad es que se es­ta­ba que­dan­do más y más ais­la­do, no so­lo, por­que es­ta­ba acom­pa­ña­do por cru­ce­ños de gran va­lor, co­mo lo fue­ron Jo­sé Ma­nuel Mer­ca­do y Jo­sé Ma­nuel Ba­ca ‘Ca­ño­to’; pe­ro él sa­bía que los rea­lis­tas ha­bían cor­ta­do su co­ne­xión con el res­to de las pro­vin­cias del Río de la Pla­ta, que el ejér­ci­to es­pa­ñol lo es­ta­ba bus­can­do y que era una gue­rra sin pri­sio­ne­ros, era has­ta la muer­te. Y yo creo que él sa­bía eso, pe­ro nun­ca de­no­ta, en nin­guno de sus es­cri­tos y pro­cla­mas la po­si­bi­li­dad del fra­ca­so”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.