La la­bor de la Es­cue­la Na­cio­nal de Teatro

El Deber - Brújula - - Portada - MAR­CE­LO SUÁ­REZ R. EL DE­BER

Una ins­ti­tu­ción que se ha con­ver­ti­do en fun­da­men­tal en el desa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad cul­tu­ral es la Es­cue­la Na­cio­nal de Teatro (ENT). Es­te cen­tro de en­se­ñan­za ha sem­bra­do una se­mi­lla cu­ya plan­ta ha da­do fru­tos va­lio­sos, esos que so­lo el ar­te es ca­paz de dar y que se pue­den vis­lum­brar en la ca­li­dad del ma­te­rial hu­mano que de allí ha sa­li­do.

Aun­que son 12 años de la­bor inin­te­rrum­pi­da, la es­cue­la se ha vis­to ame­na­za­da de ce­rrar sus puer­tas re­cien­te­men­te de­bi­do a la fal­ta de re­cur­sos, que vie­ne li­ga­do al cre­ci­mien­to de la de­man­da de gen­te que quie­re re­ci­bir for­ma­ción en la úni­ca es­cue­la del país que brin­da el tí­tu­lo de li­cen­cia­do en Ar­tes Dra­má­ti­cas.

Una car­ta abier­ta, es­cri­ta en 2014 por el di­rec­tor Marcos Malavia y di­ri­gi­da al al­cal­de Percy Fer­nán­dez, da­ba cuen­ta de unos re­cur­sos que el mu­ni­ci­pio se com­pro­me­tió a en­tre­gar, pe­ro que, más de dos años des­pués, se­guían sien­do una pro­me­sa.

Una no­ta pu­bli­ca­da en di­ciem­bre del año pa­sa­do vol­vió a en­cen­der las alar­mas an­te la que­ja de Malavia, que reite­ró acer­ca de la de­li­ca­da si­tua­ción de la es­cue­la. Gen­te de di­ver­sos sec­to­res se ma­ni­fes­tó am­plia­men­te en re­des so­cia­les y la Al­cal­día fi­nal­men­te hi­zo en­tre­ga de Bs 1 mi­llón a la ENT, que co­rres­pon­dían a un pro­gra­ma de apo­yo a la ac­ti­vi­dad.

Una ins­ti­tu­ción co­mo la Es­cue­la Na­cio­nal de Teatro, no ne­ce­si­ta de­mos­trar más lo­gros; con los que tie­ne de­be­ría ser su­fi­cien­te, no so­lo pa­ra re­co­no­cer su apor­te al desa­rro­llo de un ar­te tan va­lio­so, co­mo el teatro, sino tam­bién pa­ra re­cor­dar a las au­to­ri­da­des que de­ben ser las pri­me­ras en ex­ten­der­les la mano

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.