“El fe­mi­nis­mo pue­de ayu­dar­nos a ima­gi­nar una so­cie­dad me­jor”

Mar­tín Boulocq. El co­cha­bam­bino re­gre­sa con Eu­ge­nia, fil­me que le to­mó dos años ro­dar, que se en­fo­ca en el rol de la mu­jer y que se ve­rá en el fes­ti­val de Mar del Pla­ta. En el país se es­tre­na en 2018

El Deber - Chic - - ESCENAS - MARCELO SUÁREZ R.

La úl­ti­ma pe­lí­cu­la del rea­li­za­dor co­cha­bam­bino for­ma­rá par­te del úni­co fes­ti­val la­ti­noa­me­ri­cano ca­te­go­ría A de ci­ne, el de Mar del Pla­ta. El fil­me se es­tre­na en Bo­li­via el 26 de abril de 2018 y ya tu­vo su pre­mier mun­dial en el mar­co de la Mos­tra In­ter­na­cio­nal de Ci­ne­ma de San Pa­blo.

Eu­ge­nia re­fle­xio­na so­bre el rol de la mu­jer en Bo­li­via, ¿con­si­de­ras ne­ce­sa­ria una mi­ra­da fe­mi­nis­ta ac­tual en el ci­ne?

Sí, de­fi­ni­ti­va­men­te. En el te­rreno del pen­sa­mien­to y ac­ti­vis­mo te­ne­mos a dos gran­des co­mo Silvia Ri­ve­ra y Ma­ría Galindo, a quie­nes ad­mi­ro. En el ci­ne, me pa­re­ce que es un te­ma pen­dien­te, aun­que sí es cier­to que ya ha co­men­za­do. Des­de mi lu­gar, pre­fie­ro ha­blar de des­mas­cu­li­ni­za­ción de la mi­ra­da. Si en­ten­de­mos al ci­ne co­mo re­fle­jo y a la vez -y so­bre to­do- cons­truc­tor de ima­gi­na­rios, pien­so que ne­ce­si­ta­mos nu­trir al ci­ne bo­li­viano con más pen­sa­mien­to fe­mi­nis­ta. La pa­la­bra fe­mi­nis­mo ate­rra a mu­chos, in­clu­so a mu­je­res, y lo cier­to es que hay un le­ga­do de pen­sa­mien­to ri­co por ese la­do que pue­de ayu­dar­nos a ima­gi­nar una so­cie­dad me­jor.

¿Por qué de­ci­dis­te que la pe­lí­cu­la sea en blan­co y ne­gro?

En mi con­cep­ción del ci­ne, el uso del co­lor en una pe­lí­cu­la tie­ne que te­ner un sen­ti­do. De­be ser un ele­men­to na­rra­ti­vo o poé­ti­co y te­ner su fun­ción. El ar­gu­men­to de que “el co­lor de­be­ría ser la nor­ma por­que la reali­dad es a co­lo­res”, no me con­ven­ce. La reali­dad no es a co­lo­res. La pre­gun­ta de­bie­ra ser al re­vés, cuan­do hay co­lor ¿por qué de­ci­dis­te usar el co­lor? Si no hay co­lor, no hay pre­gun­ta so­bre el co­lor. En es­ta pe­lí­cu­la sim­ple­men­te no ne­ce­si­ta­ba el co­lor co­mo ele­men­to. En to­do ca­so, so­bre el uso de las to­na­li­da­des y el con­tras­te, en Eu­ge­nia usé ba­jo con­tras­te y am­plia ga­ma de gri­ses por­que hay una in­ten­ción es­té­ti­ca de cier­to rea­lis­mo, don­de lo fic­cio­nal y lo do­cu­men­tal se con­fun­den.

¿Có­mo ca­li­fi­cas el tra­ba­jo de An­drea Cam­po­no­vo?

Ex­tra­or­di­na­rio. Tú ves la pe­lí­cu­la y no en­tien­des có­mo ha po­di­do man­te­ner esa cur­va aními­ca del per­so­na­je sien­do que la pe­lí­cu­la se fil­mó a lo lar­go de dos años, con ro­da­jes es­po­rá­di­cos. No so­lo lo­gra una cre­di­bi­li­dad ab­so­lu­ta sino que ade­más, tie­ne el mé­ri­to de ha­ber si­do par­te de la cons­truc­ción del per­so­na­je de Eu­ge­nia y ha­ber­me per­mi­ti­do ver el mun­do a tra­vés de sus ojos. En Lo más bo­ni­to y mis me- jo­res años y Los vie­jos, tus dos an­te­rio­res lar­go­me­tra­jes, la bús­que­da de un sen­ti­do a las co­sas, del re­torno y de un re­en­cuen­tro con el pa­sa­do son al­gu­nas de las ca­rac­te­rís­ti­cas. ¿Hay al­go en co­mún en Eu­ge­nia con es­tos te­mas? Pien­so que sí. Hay algunos te­mas que per­ma­ne­cen, aun­que des­de otras pers­pec­ti­vas. Hay al­go de “bús­que­da de sen­ti­do”, exis­ten­cial, si quie­res, pe­ro atra­ve­sa­do con el te­ma de gé­ne­ro. El te­ma del pa­sa­do, por ejem­plo, en es­te ca­so es­tá un po­co más pro­ble­ma­ti­za­do. Hay un in­ten­to de fu­ga del pa­sa­do más que de re­torno.

¿Qué im­pli­ca ha­cer ci­ne en Bo­li­via cuan­do la idea es ha­cer ci­ne di­fe­ren­te?

Hay que en­ten­der que to­das las ci­ne­ma­to­gra­fías del mun­do tie­nen fon­dos es­ta­ta­les, sub­ven­cio­nes. In­clui­do Holly­wood (da­to pa­ra los ci­neas­tas más li­be­ra­les). Así fun­cio­na la in­dus­tria del ci­ne. Te gus­te o no, es otro te­ma. Aquí hu­bo un mo­men­to de vo­lun­tad po­lí­ti­ca, no ha­ce mu­cho, co­mo nun­ca des­de un Go­bierno, de ha­cer una ley del ci­ne y los mis­mos ci­neas­tas y dis­tri­bui­do­res la boi­co­tea­mos. Des­de ahí me em­pe­cé a pre­gun­tar. ¿Por qué co­mo so­cie­dad -que in­clu­ye so­cie­dad ci­vil y cual­quier go­bierno de turno- nun­ca he­mos po­di­do con­cre­tar po­lí­ti­cas real­men­te im­por­tan­tes -no ha­blo de mi­ga­jas, ni de fa­vo­res, que siem­pre han ha­bi­do­con res­pec­to a las ar­tes y el ci­ne? ¿Se­rá que se­gui­mos vi­vien­do en una so­cie­dad mar­ca­da­men­te co­lo­nial, de es­truc­tu­ras rí­gi­das, don­de el arte y la cul­tu­ra más bien es­tor­ban e in­co­mo­dan?¿O es que una aper­tu­ra (de­mo­cra­ti­za­ción) de los re­cur­sos y la ins­ti­tu­cio­na­li­dad des­ban­ca­ría de su si­tial pri­vi­le­gia­do a una éli­te bien pen­san­te de las ar­tes y el ci­ne?

EU­GE­NIA FILM

Di­rec­tor. Boulocq es­pe­ra que la pe­lí­cu­la abra de­ba­te. Se tra­ta del ter­cer largometraje del rea­li­za­dor.

Pro­ta­go­nis­ta. La ta­ri­je­ña An­drea Cam­po­no­vo in­ter­pre­ta a Eu­ge­nia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.