HORÓSCOPO

El Deber - Chic - - PASATIEMPOS Y SERVICIOS -

CAPRICORNIO

Un amor so­fis­ti­ca­do y li­ge­ro pue­de ha­cer­le creer que desea cier­tas co­sas que en reali­dad le in­co­mo­dan. Se­rá ejem­plo pa­ra mu­chos en ma­te­ria de ex­pan­sión y desa­rro­llo emo­cio­nal, aun­que su co­ra­zón ne­ce­si­ta­rá un des­can­so

LEO

La in­fluen­cia de Cán­cer se­rá po­si­ti­va en to­do lo que ha­ga en es­te día, aun­que no de­be­rá ig­no­rar la ten­den­cia de sus ins­tin­tos más bá­si­cos. En el amor, ten­drá cla­ro lo que desea man­te­ner y de lo que de­be des­ha­cer­se. Há­ga­lo en­ton­ces.

CÁN­CER

Un cam­po de ex­tre­mis­mos au­men­ta­rá a su al­re­de­dor a cau­sa de un enfrentamiento en­tre dos per­so­nas que con­si­de­ra­ba ami­gas. La leal­tad y el res­pe­to pe­sa­rán mu­cho más en el amor, que la fi­de­li­dad fí­si­ca. Su mo­ral se­rá in­que­bran­ta­ble.

ARIES

Ma­los tiem­pos pa­ra la pa­cien­cia, pues la au­sen­cia de re­sul­ta­dos ha­rá que sus mo­vi­mien­tos pier­dan vi­gor an­te los ojos de los de­más. La agi­ta­ción as­tral ge­ne­ra­rá la crea­ción de nue­vos aires de ins­pi­ra­ción pa­ra us­ted. Su nú­me­ro se­rá el 13.

LI­BRA

Un pa­so ade­lan­te se­rá su­fi­cien­te se­ñal pa­ra caer en los brazos de al­guien que le cui­da y no pien­sa en el ma­ña­na. Su ob­se­sión por el con­trol des­apa­re­ce­rá en cuan­to des­cu­bra que pue­de ser fe­liz más allá de su ru­ti­na. Su ele­men­to se­rá el fue­go.

PISCIS

El amor lo in­vi­ta­rá a ele­gir en­tre la pa­sión o la ter­nu­ra y no se­rá ca­paz de re­nun­ciar a nin­gu­na de las dos. Un pe­rio­do de li­de­raz­go e ilu­mi­na­ción lo ha­rá dis­fru­tar co­mo ha­cía años que no ha­cía. El hu­mor de Es­cor­pio le abri­rá el ca­mino a la iro­nía y la aci­dez.

TAURO

Sus ma­nos no se­rán ca­pa­ces de cons­truir to­do lo que su co­ra­zón an­he­la, pe­ro su don de pa­la­bra atrae­rá a va­rias per­so­nas dis­pues­tas a ayu­dar­lo a con­se­guir sus sue­ños. Aga­che la ca­be­za an­te el amor y no vea ne­ga­ción don­de so­lo hay con­for­mis­mo.

ES­COR­PIO

La se­rie­dad en su ros­tro pro­yec­ta­rá más tris­te­za que res­pon­sa­bi­li­dad, lo que man­ten­drá fue­ra de su al­can­ce cier­tas po­si­bi­li­da­des de desa­rro­llar­se so­cial­men­te. En el amor, se­rán días de pre­sio­nes ex­ter­nas e in­se­gu­ri­da­des.

SAGITARIO

Se de­ba­ti­rá en­tre lo di­vino y lo hu­mano, pe­ro el amor lo em­pu­ja­rá a in­cli­nar­se ha­cia lo car­nal. Apro­ve­che pa­ra ser quien es y de­jar­se lle­var por el mis­te­rio. Su la­do más es­pi­ri­tual le abri­rá la puer­ta de los ne­go­cios. Su nú­me­ro se­rá el 7.

VIRGO

Su co­ne­xión con los sen­ti­mien­tos se­rá en­tre­cor­ta­da y al­go tí­mi­da al ter­mi­nar el día, pues le da­rá ver­güen­za de­mos­trar que vi­ve en­gan­cha­do a cier­tas sen­sa­cio­nes. El amor pu­ro se­rá una asig­na­tu­ra pen­dien­te, pues le fal­ta­rá ga­llar­día y ho­nes­ti­dad.

GÉMINIS

Un pun­to y apar­te. Eso es lo que sé es­cri­bi­rá en es­tos días en su ca­rre­ra pro­fe­sio­nal, pues las ne­ce­si­da­des se­rán tan­tas que ne­ce­si­ta­rá ce­rrar un ci­clo pa­ra dar­le una opor­tu­ni­dad de bri­llar a lo nue­vo. Su vida noc­tur­na se­rá un es­pec­tácu­lo.

ACUARIO

Las amis­ta­des de ha­ce tiem­po for­ta­le­ce­rán cier­tos as­pec­tos de su per­so­na­li­dad que con­si­de­ra­ba in­ne­ce­sa­rios. Abra pa­so a su par­te más fan­tás­ti­ca, pues un mun­do ima­gi­na­rio le da­rá la opor­tu­ni­dad de ser quien desea ser, pe­ro no se atre­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.