El 57,3% de los tra­ba­ja­do­res pa­ga deu­das con su aguinaldo

La prio­ri­dad es amor­ti­zar obli­ga­cio­nes, se­gún un son­deo web. Ex­per­tos des­ta­can la res­pon­sa­bi­li­dad de los usua­rios. Una exau­to­ri­dad ve ra­len­ti­za­ción eco­nó­mi­ca

El Deber - Cuerpo B - - Portada - Er­nes­to Es­tre­ma­doi­ro Flo­res er­nes­to.es­tre­ma­doi­ro@eldeber.com.bo

De acuer­do a es­ti­ma­cio­nes del sec­tor em­pre­sa­rial y del Vi­ce­mi­nis­te­rio del Pre­su­pues­to, es­te año por el pa­go del aguinaldo se in­yec­ta­rán cer­ca de Bs 4.200 mi­llo­nes en la eco­no­mía na­cio­nal.

Pe­ro ¿cuál es el uso que las per­so­nas ha­rán del be­ne­fi­cio?, fue la in­te­rro­gan­te que plan­teó EL DE­BER, me­dian­te sus pla­ta­for­mas di­gi­ta­les a sus lec­to­res.

De un to­tal de 1.758 per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron en es­ta ini­cia­ti­va, un 57,3% ase­gu­ró que usa­rá el be­ne­fi­cio pa­ra el pa­go de sus deu­das; un 23,6% de los que par­ti­ci­pa­ron in­di­ca­ron que aho­rra­rán es­te di­ne­ro ex­tra, y un 19% se­ña­la que lo gastará.

Es una bue­na se­ñal

Con es­tos por­cen­ta­jes en la mano, EL DE­BER con­sul­tó a ex­per­tos en fi­nan­zas so­bre lo que se pue­de de­du­cir de es­tas ci­fras. Una de las pos­tu­ras fue que los nú­me­ros re­fle­jan que los bo­li­via­nos son pru­den­tes en sus gas­tos y apro­ve­chan el in­gre­so pa­ra ade­lan­tar sus pa­gos.

El eco­no­mis­ta Jai­me Dunn ma­ni­fes­tó que el son­deo he­cho por es­te me­dio re­fle­ja la ló­gi­ca fi­nan­cie­ra, la mis­ma es­ta­ble­ce que lo pri­me­ro que ha­cen las per­so­nas con sus ingresos es pa­gar sus deu­das. Lue­go las per­so­nas aho­rran. Por úl­ti­mo, gas­tan o invier­ten, si sus ingresos lo per­mi­ten.

“Los da­tos mues­tran que los bo­li­via­nos so­mos res­pon­sa­bles con nues­tras obli­ga­cio­nes”, ase­gu­ró el es­pe­cia­lis­ta.

Pa­gar los com­pro­mi­sos por es­tas épo­cas es ca­da vez más co­mún, reite­ró Dunn.

Agre­gó que ge­ne­ral­men­te las per­so­nas que con­tra­je­ron cré­di­tos apro­ve­chan es­tos re­cur­sos pa­ra amor­ti­zar sus obli­ga­cio­nes y se aho­rran el pa­go de in­tere­ses.

“La per­so­na que pa­ga una deu­da in­vier­te en sí mis­mo”, ma­ti­zó.

Es­te ti­po de amor­ti­za­cio­nes ca­da vez son más co­mu­nes en los cré­di­tos des­ti­na­dos a la vi­vien­da y la com­pra de vehícu­los.

Re­cor­dó que es­tas ope­ra­cio­nes an­tes es­ta­ban prohi­bi­das y has­ta su­je­tas a mul­tas.

El pre­si­den­te del Co­le­gio de Eco­no­mis­tas de San­ta Cruz, Jor­ge Aka­mi­ne, coin­ci­dió con Dunn, y aña­dió que exis­te una pro­li­fe­ra­ción de ne­go­cios que ven­den a cré­di­to, lo que lle­va a las per­so­nas a en­deu­dar­se y aho­ra prio­ri­zar es­tos pa­gos con sus ingresos.

“La gen­te es­tá ade­lan­tan­do sus pa­gos con el aguinaldo”, di­jo.

El eco­no­mis­ta tam­bién ana­li­zó el per­fil del 19% de los con­sul­ta­dos que di­je­ron que gas­ta­rán es­te bono, y del 23,6% que lo aho­rra­rá. So­bre los pri­me­ros se­ña­ló que, en ge­ne­ral, son pro­fe­sio­na­les jó­ve­nes con po­cas res­pon­sa­bi­li­da­des. Es­tos pre­fie­ren la com­pra de más bie­nes.

“Ge­ne­ral­men­te, son los que lla­ma­mos mi­llen­nials”, agre­gó.

So­bre el otro seg­men­to des­ta­có que son per­so­nas res­pon­sa­bles con sus gas­tos.

Con es­te in­gre­so ex­tra pla­ni­fi­can gas­tos fu­tu­ros, co­mo la com­pra de úti­les es­co­la­res pa­ra sus hi­jos y has­ta las ma­trí­cu­las de co­le­gio y uni­ver­si­da­des.

“Hay mu­cha pru­den­cia en los gas­tos por la co­yun­tu­ra”, ma­ti­zó.

Ba­jo es­ta mis­ma vi­sión el in­ves­ti­ga­dor de la Fun­da­ción Mi­le­nio, Ger­mán Mo­li­na, afir­mó que el uso del aguinaldo pa­ra el pa­go de deu­das es im­pul­sa­do por el in­cre­men­to de las ven­tas me­dian­te pla­ta­for­mas elec­tró­ni­cas.

Por ejem­plo, di­jo que mu­chos con­su­mi­do­res pre­fie­ren pa­gar el cos­to de sus tar­je­tas de cré­di­to.

Hay ra­len­ti­za­ción

Por su par­te, el ex­pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral de Bo­li­via (BCB) Ar­man­do Mén­dez se­ña­ló­que la es­ta­dís­ti­ca re­fle­ja una ra­len­ti­za­ción de la eco­no­mía y que las per­so­nas es­tán gas­tan­do más de lo que per­ci­ben.

Sin em­bar­go, des­car­tó que es­to sig­ni­fi­que una cri­sis eco­nó­mi­ca en el país.

In­yec­ción Por el aguinaldo se mo­vi­li­za en la eco­no­mía del país cer­ca de Bs 4.200 mi­llo­nes

EL DE­BER

EFEC­TO MUL­TI­PLI­CA­DOR EL PA­GO DEL BE­NE­FI­CIO DI­NA­MI­ZA LA AC­TI­VI­DAD CO­MER­CIAL EN EL PAÍS El pa­go del aguinaldo es uno de los prin­ci­pa­les de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res bo­li­via­nos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.