“La in­ver­sión en ho­te­les de mar­cas in­ter­na­cio­na­les be­ne­fi­cia al sec­tor”

Pa­ra Cal­vi­mon­tes, el re­cam­bio de nue­vas zo­nas tu­rís­ti­cas del país no se es­tá dan­do y so­lo se man­tie­nen los des­ti­nos clá­si­cos. Con­si­de­ra po­bre el apo­yo del Go­bierno

El Deber - Cuerpo B - - Economía - Juan Car­los Sa­li­nas Cor­tez juan­car­los.sa­li­nas@el­de­ber.com.bo

Por las ve­nas le re­co­rre to­do lo re­la­cio­na­do con el tu­ris­mo. Des­de ha­ce años, Raúl Cal­vi­mon­tes es­tá li­ga­do a es­ta ac­ti­vi­dad, a la que con­si­de­ra cla­ve pa­ra el desa­rro­llo del país. La­men­ta que no se abra Bo­li­via al mun­do y que se ten­ga una vi­sión li­mi­ta­da so­bre el po­ten­cial tu­rís­ti­co de Bo­li­via.

¿Có­mo eva­lúa el desem­pe­ño de la ac­ti­vi­dad tu­rís­ti­ca du­ran­te es­te año?

Es­ta ges­tión pue­de ser ca­li­fi­ca­da co­mo re­gu­lar, de­bi­do a los di­ver­sos pro­ble­mas so­cia­les, co­mo blo­queos y mar­chas, que han afec­ta­do la ima­gen del país. Se de­be ha­cer no­tar que el tu­ris­mo es sus­cep­ti­ble a es­te ti­po de irre­gu­la­ri­da­des, bas­ta que cual­quier re­pre­sen­ta­ción di­plo­má­ti­ca en­cien­da la alar­ma y ha­ble mal de Bo­li­via, la no­ti­cia se ex­tien­de con ra­pi­dez, lo que ge­ne­ra que se bus­quen otros des­ti­nos.

¿Qué nue­vos des­ti­nos se pu­die­ron po­ten­ciar du­ran­te es­ta ges­tión?

En lo que res­pec­ta al tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal, los des­ti­nos que ofre­ce el país son los mis­mos. Lo que sí se ha no­ta­do es un im­por­tan­te cre­ci­mien­to, por la re­cep­ción de tu­ris­tas, del sa­lar de Uyu­ni. Des­ti­nos nue­vos no se han crea­do, sino que se man­tie­ne la pre­fe­ren­cia por las Mi­sio­nes Je­suí­ti­cas y el la­go Ti­tica­ca. Hay al­gu­nos em­pren­di­mien­tos pri­va­dos que bus­can pro­mo­cio­nar otros des­ti­nos cons­tru­yen­do pe­que­ños ho­te­les y al­ber­gues, es­tos tie­nen bue­na re­cep­ción, pues la gen­te siem­pre bus­ca al­go di­fe­ren­te.

¿Qué apor­te con­cre­to hu­bo por par­te del Es­ta­do pa­ra fo­men­tar el tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal?

La ayu­da es­ta­tal ha si­do ne­ga­ti­va, por­que si bien el año pa­sa­do se acor­dó un pro­gra­ma pa­ra acu­dir a fe­rias de tu­ris­mo in­ter­na­cio­na­les, a lo lar­go de es­te año so­lo se pu­do ir a dos, y eso con el es­fuer­zo pri­va­do, sin el apo­yo es­ta­tal co­mo se ha­bía con­ve­ni­do; eso es muy preo­cu­pan­te.

¿La cons­truc­ción de dis­tin­tos ae­ro­puer­tos en ciu­da­des pe­que­ñas tu­vo al­gún be­ne­fi­cio pa­ra el tu­ris­mo?

Sí, pa­ra el tu­ris­mo in­terno. El sa­lar de Uyu­ni es el que más se be­ne­fi­ció y al­gu­nas zo­nas del tró­pi­co co­cha­bam­bino, pe­ro no tu­vo un im­pac­to en el tu­ris­mo re­cep­ti­vo, que es el que ge­ne­ra ma­yo­res in­gre­sos.

¿La cons­truc­ción de ho­te­les de mar­ca in­ter­na­cio­nal có­mo be­ne­fi­ció al tu­ris­mo bo­li­viano?

La in­ver­sión en ho­te­les de mar­cas in­ter­na­cio­na­les be­ne­fi­cia al sec­tor. Con­tar en nues­tro país con ca­de­nas ho­te­le­ras in­ter­na­cio­na­les es una ma­ra­vi­lla, pues los tu­ris­tas del ex­te­rior so­lo se hos­pe­dan en es­te ti­po de ho­te­les, no bus­can otros. Por ejem­plo, los tu­ris­tas asiá­ti­cos so­lo bus­can ho­te­les cin­co es­tre­llas y no se fi­jan en los cos­tos, bus­can ca­li­dad y ex­ce­len­tes ser­vi­cios.

Aho­ra es­tos ho­te­les no so­lo son pa­ra los tu­ris­tas, sino que tam­bién es­tán pen­sa­dos pa­ra ser cen­tros de con­ven­cio­nes que tie­ne otro pú­bli­co, otras ne­ce­si­da­des, eso ge­ne­ra nue­vos pues­tos de tra­ba­jo.

¿La nue­va mar­ca país tu­vo al­gún im­pac­to po­si­ti­vo en el sec­tor?

La nue­va pro­pues­ta del Go­bierno bus­ca que en el ex­te­rior con una sim­ple lec­tu­ra de esa mar­ca se la aso­cie con Bo­li­via; has­ta el mo­men­to, su im­pac­to no ha re­per­cu­ti­do en el sec­tor, se de­be es­pe­rar su desa­rro­llo.

¿Cuá­les son los pun­tos ur­gen­tes que se de­ben me­jo­rar pa­ra po­ten­ciar al sec­tor?

El pun­to más im­por­tan­te que con­si­de­ra­mos y que no se lo es­tá tomando en cuen­ta es el de te­ner una po­lí­ti­ca de cie­los abier­tos. Si ha­ce­mos un con­teo, no son más de 10 las lí­neas aé­reas que lle­gan al país, cuan­do el po­ten­cial es enor­me. Es­ta si­tua­ción li­mi­ta la lle­ga­da de tu­ris­tas al país. La si­tua­ción se­ría más gra­ve si no ten­dría­mos a Pe­rú co­mo ve­cino, pues par­te de los tu­ris­tas que visitan ese país op­tan por co­no­cer el nues­tro.

Si tu­vié­ra­mos más ofer­tas aé­reas, la can­ti­dad de tu­ris­tas au­men­ta­ría; por ejem­plo, Ecua­dor ce­rró un acuer­do con una lí­nea aé­rea pa­ra tras­la­dar di­rec­ta­men­te de Bei­jing (Chi­na) a cien­tos de tu­ris­tas con un gran po­der ad­qui­si­ti­vo.

Si tu­vié­ra­mos más ofer­tas aé­reas ha­bría una ma­yor can­ti­dad de tu­ris­tas en el país

El apo­yo del Es­ta­do en es­ta ges­tión no ha si­do el que se es­pe­ra­ba. Hay mu­cho por ha­cer

Has­ta el mo­men­to la nue­va mar­ca país no re­per­cu­tió en el país. Se de­be es­pe­rar

Cal­vi­mon­tes des­ta­ca el desa­rro­llo de las fe­rias de tu­ris­mo del ex­te­rior

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.