Bolsa de Va­lo­res mi­ni­mi­za im­pac­to en Bo­li­via por caí­da del Dow Jo­nes

El re­pun­te de la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se per­mi­tió un cre­ci­mien­to del 25% en Wall Street, con la caí­da de la úl­ti­ma semana se ha­bla de co­rrec­cio­nes. Eco­no­mis­tas su­gie­ren es­tar aten­tos a las ta­sas de in­te­rés

El Deber - Cuerpo B - - Portada - Car­la Paz Vargas car­la.paz@el­de­ber.com.bo

Wall Street vi­vió un te­rre­mo­to la semana pa­sa­da, pe­ro las ré­pli­cas no agi­tan la eco­no­mía bo­li­via­na. El Dow Jo­nes, el ín­di­ce de la bolsa de Nue­va York que mi­de el pre­cio de las ac­cio­nes de las em­pre­sas in­dus­tria­les más im­por­tan­tes, ce­rró el vier­nes con el re­tro­ce­so se­ma­nal más pro­nun­cia­do des­de ha­ce dos años.

El Dow Jo­nes aca­bó el vier­nes con un avan­ce del 1,38%, has­ta los 24.190 pun­tos y un des­cen­so se­ma­nal del 5,2%. ¿Cuá­les son las cau­sas de la ma­yor caí­da des­de 2011? Los ex­per­tos se apre­su­ran a in­di­car que se tra­ta de una ‘co­rrec­ción’ por­que ha­bía al­can­za­do su ci­fra má­xi­ma el 26 de enero con 26.600 pun­tos y de ahí em­pe­zó el des­cen­so brus­co.

Ja­vier Anei­va, ge­ren­te de la Bolsa Bo­li­via­na de Va­lo­res, di­jo que la eco­no­mía ha re­gis­tra­do un buen com­por­ta­mien­to, lo que hi­zo que el mer­ca­do bursátil crez­ca un 25% en el úl­ti­mo año, pe­ro na­da pue­de su­bir pa­ra siem­pre. “No sa­be­mos si es caí­da o tro­pie­zo, to­da­vía es tem­prano. La des­con­fian­za ha­ce que la gen­te em­pie­ce a ven­der las ac­cio­nes y cuan­do hay so­bre­ofer­ta caen los pre­cios”, ex­pli­có el ex­per­to.

A su vez, el ase­sor fi­nan­cie­ro Ar­man­do Álvarez di­jo que la semana pa­sa­da se co­no­ció que en EEUU los salarios subie­ron en enero un 2,9%. Ese in­cre­men­to pre­go­na que la in­fla­ción po­dría ace­le­rar­se y, en con­se­cuen­cia, que la FED po­dría apre­su­rar el in­cre­men­to de la ta­sa de re­fe­ren­cia en Es­ta­dos Uni­dos.

Ma­yo­res salarios y ta­sas de in­te­rés in­cre­men­tan los cos­tos de las em­pre­sas y re­du­cen sus uti­li­da­des fu­tu­ras, lo que in­ci­de so­bre el pre­cio de sus ac­cio­nes.

De­pen­de de la ten­den­cia

El im­pac­to de la caí­da del Dow Jo­nes en Bo­li­via no es me­di­ble, ni di­rec­to, ex­cep­to cla­ro en los in­ver­so­res in­di­vi­dua­les. “Si es­to es un tro­pe­zón no se­ría más que un sus­to, pe­ro si la ten­den­cia fue­ra una co­rrec­ción de los pre­cios sí ha­bría un im­pac­to por­que hay em­pre­sas que in­vier­ten en Bo­li­via. El flu­jo de in­ver­sión ex­tran­je­ra y el co­mer­cio se ve­rían afec­ta­dos”, ad­vier­te Anei­va.

Agre­gó que si exis­ten in­ver­sio­nes en Wall Street son in­di­vi­dua­les por­que es po­si­ble ha­cer­lo a tra­vés de in­ter­net.

Mien­tras que Álvarez sos­tu­vo que la caí­da de los mer­ca­dos bur­sá­ti­les no tie­ne efec­tos so­bre la eco­no­mía bo­li­via­na, pe­ro co­mo los mer­ca­dos es­pe­ran, si las ta­sas de in­te­rés en EEUU su­ben, ello sí ten­dría efec­tos so­bre to­das las eco­no­mías don­de las ta­sas de in­te­rés es­tán ba­jas por­que mu­chos in­ver­sio­nis­tas pue­den re­ti­rar su di­ne­ro de esas eco­no­mías e in­ver­tir­lo en EEUU don­de ob­ten­drían un mejor re­torno con un ries­go me­nor, lo que for­ta­le­ce­ría el dó­lar.

Pa­ra el eco­no­mis­ta Waldo Ló­pez, Bo­li­via no está in­te­gra­da en su to­ta­li­dad al mer­ca­do de ca­pi­ta­les, por lo que no ha­brá efec­tos di­rec­tos en la eco­no­mía na­cio­nal por la caí­da del Dow Jo­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.